sábado, 4 de abril de 2015

Reseña: Una buena mentira (película).


Título: Una Buena Mentira.
Título original: The Good Lie.
Director: Philippe Falardeau.
Año: 2014.
Reparto: Reese Witherspoon, Arnold Oceng, Ger Duany, Emmanuel Jal, Kuoth Wiel.Duración:  110 min.
 
Sinopsis: Basada en una historia real la película cuenta como una buena mentira dio vida a una historia de supervivencia.
Una mujer (Reese Witherspoon) ayuda a cuatros jovenes refugiados huerfanos de la guerra civil de Sudán que viajan alrededor de 1600 kilómetros para buscar un lugar seguro.


Digamos que venía pensando en si hacer o no reseñas de películas... y luego de ver Una Buena Mentira, me decidí de lleno. No necesariamente voy a reseñar estrenos -como tampoco reseño todas las nvoedades literarias-. Lo haré siempre que encuentre películas que lo merezcan. ¿Empezamos? 

Esta película llegó al público en diciembre de 2014 y la descubrí hace muy poco, navegando por Netflix.
Narra la historia de un grupo de niños huérfanos de Sudán del Sur que deben aprender a sobrevivir por sí mismos y llegar a lugar seguro luego de que la guerra les quitara todo: familia, amigos, hogar.
Theo, Mamere y Abital emprenden camino a través de paisajes inhóspitos con dos hermanos más pequeños, con plan de llegar a Kenia, donde esperan conseguir refugio. En el camino, sufrirán la pérdida de los niños más jóvenes y harán amistad con Jeremiah y Paul, otros chicos también huérfanos.
Las dolencias y angustias del viaje harán un alto al alcanzar el campo de refugiados, pero eso sólo será el comienzo. De ahí a su incorporación en la sociedad norteamericana habrá un gran trecho.

Podemos decir que la película se compone de dos relatos: el cómo sobreviven los chicos en su travesía por la sabana y el cómo se hacen luego una nueva vida en EE.UU.
Sobre la primera parte, ¿qué decir? una muestra desgarradora y realista de la vida que llevan a diario miles de niños refugiados por las guerras en cualquier parte del mundo. La angustia de no poder salvar a los más débiles, el dolor de saber muertos a toda tu familai y no tener dónde ir, la fuerza de moverse en grpo y sentirse hermano sin necesidad de comaprtir sangre. Y el sacrificio... la entrega de uno para salvar a todos los demás.
En la segunda parte, nos encontramos con nuestros protagonistas ya crecidos, igual de unidos y hechos adultos a fuerza de haber superado la niñez que se les fue de las manos demasiado rápido. Han esperado más de una década para conseguir escapar del campo de refugiados y llegar a mejor lugar y la suerte dirá que tendrán una oportunidad: Mamere, Jeremiah y Paul irán a Kansas y Abital a Boston. Ahì vendrà lo nuevo, el choque de culturas y la aventura de aprender a vivir en una sociedad totalmente diferente.

Creo que lloré casi toda la película. No es tan lacrimógena, aviso! Pienso que entre mi nuevo papel de mamá y las hormonas que todavía me dominan, ver las pericias de los protagonistas durante su infancia me desgarró un poquito el alma y más sabiendo que ese hecho es real para miles de niños.
Y en la etapa de adultos... la inocencia de los "chicos pérdidos" como les llaman, es única. Que guarden los saberes de sus ancestros y los defiendan, que anhelen estar juntos como familia en todo momento y muestren las cicatrices que la guerra dejó en ellos... de verdad, emociona y mucho. El final, sobre todo. En cierto momento se hace previsible, pero así y todo, lo viví a flor de piel.

Un drama para ponerse en el lugar del otro, para entender otra mirada. Va narrado en voz de Mamere, que nos cuenta su vida y se gana un lugarcito en el corazón de quien se deje tocar por la historia.


-----------------------------
Ya vieron la peli? qué les pareció?
Espero sus comentarios!

2 comentarios :

Bilingord dijo...

mm iba a decir que no es recomendable si sos mama/papa recientemente esta clase de películas. A mi vieja le paso con "El bebe de Rosmary" :P

Si me prometes que no es un mar de lagrimas la voy a ver. Saludos!

Cheshire Cat. dijo...

Suena muy interesante, voy a ver si la consigo!