miércoles, 21 de enero de 2015

Reseña: Bailando con el diablo, de S. Kenyon


Título: Bailando con el diablo

Autor: Sherrilyn Kenyon
Número de páginas: 368
Editorial: DeBols!llo



Sinopsis: Exiliado en Alaska durante siglos, despreciado por la diosa que le creó y temido por los de su misma clase, Zarek ha sido condenado a muerte por Artemisa por un incidente ocurrido en su última misión. Su única oportunidad de indulto llega de la mano del líder de los Cazadores Oscuros, Aquerón, y de la ninfa de la justicia, Astrid. Pero es una oportunidad muy endeble. Astrid nunca ha juzgado a un «no culpable», y el único hombre que se acercó lo suficiente para obtener la absolución, la traicionó y rompió su corazón. Pero en una cabaña aislada por la nieve, la juez y el acusado descubren que el amor siempre ofrece otra oportunidad. ¿Pero cómo puede un ex-esclavo cuya alma está en poder de una diosa griega soñar con tocar y poseer a una ardiente estrella?

Voy a comenzar mi reseña diciendo la razón más sencilla para amar a Zarek: es un hombre atormentado que ha vivido muchos maltratos y angustias, pero bajo toneladas de desconfianza y frialdad, es un tierno completo. Basta con mencionar que le encanta El Principito y suele mencionar fragmentos del libro.

Ahora, sobre la historia… tenemos a Zarek, personaje que hace su primer aparición en El abrazo de la noche, la historia de Talon y Sunshine, donde su participación es muy significativa, solo que ahora podremos conocer sobre su vida humana y entender el motivo por el cual vive alejado de todo el mundo, en un algún punto perdido de Alaska.
Por otro lado está Astrid, ninfa a quien se le encarga la tarea de juzgar a Zarek y determinar si merece o no la pena de muerte. Para lograr su tarea, Astrid adquiere la forma humana y pierde la vista, de manera que ese sentido no la desviará bajo ningún aspecto a la hora de tomar la decisión respecto a la vida o muerte del acusado.

Zarek desconoce la verdadera naturaleza de Astrid, pero se sorprende al comprobar que ella le muestra bondad y amabilidad como nunca nadie antes lo hizo. Este Cazador Oscuro es un hombre herido en muchos sentidos y ni en su vida humana ha tenido muestras de afecto por parte de la gente que lo rodeaba.
Que luego de cientos de años alguien quiera ser bueno con Zarek, es en verdad algo totalmente nuevo para él, nuevo y para nada confiable.

Aquerón intenta cuidar y proteger al guerrero, pero lo hace a su manera y sabiendo que Zarek desconfía de todos y todo, así que procura trabajar desde el secretismo, ayudando en la medida de lo posible.

En este libro comprobaremos de lo que son capaces los miembros del panteón griego, viviremos la traición de Zarek como propia y aprenderemos que todos merecen una segunda oportunidad, aunque no siempre parezca lo adecuado.
Zarek me angustió, me hizo llorar, enternecer y suspirar. 
Por un protagonista así, vale la pena emocionarse a flor de piel y seguir leyendo los libros de la saga, a la espera de encontrarlo en alguna otra historia.


-----------------------------------------------------------
Ya han leído este libro? Espero sus comentarios!
Nos leemos pronto!

2 comentarios :

Kate PB dijo...

Yo amo a Zarek, es demasiado hermoso,Yo amo la serie y me he leido y releido montones de veces este libro y siempre se me estremece el corazón en la escena donde él le ruega a Ash que lo deje entrar en una reunión con los demas Dark-hunter...
Y como buena fan obligue a mi amiga a leerlo y le gustó ¿a quien no?.

Verónica F. dijo...

este libro es precioso y genial. Lo he leído unas cuantas veces ^^
un beso!! :)