domingo, 31 de agosto de 2014

Reseña: La sombra del samurai. 47 Ronin, Raúl de la Rosa


Título: La sombra del samurai.
Autor: Raúl de la Rosa.
Número de páginas: 288.
Editorial: Ediciones B.

Sinopsis: La sombra del samurái es la historia de David, un joven abogado de éxito a quien el destino impone en su vida un cambio tan dramático como absoluto. El sufrimiento y el dolor de la pérdida de su familia le llevan a emprender un viaje hacia lo más profundo de Japón para instruirse en la tradición de los samuráis y suicidarse dignamente.
Sin embargo, se encuentra inmerso en un inesperado y audaz compromiso consigo mismo y con la vida, en la lucha contra la indignidad y el mal encarnado por Kira, el malvado maestro de ceremonias del gobierno del sogún, el verdadero gobernante del antiguo Japón.
La novela narra al mismo tiempo, en capítulos alternos, la antigua epopeya japonesa – un ejemplo heroico de honor, lealtad, entrega, perseverancia, valor y amor–, y una historia contemporánea, y paralela, de lucha interior y superación personal. Ambas se van fundiendo poco a poco hasta el extraordinario desenlace final.

Este libro me resultó bastante especial de leer. Primero, porque nos habla sobre la época de Sogún y los Samurais, algo que sinceramente me fascina. Segundo, porque narra dos hilos argumentales desde diferentes momentos históricos, al principio pareciendo suceder de manera aislada. Luego, descubrimos que ambas historias están relacionadas y entrelazadas de manera fantástica.
 En el presente, tenemos a David. Él es abogado, exitoso y lo tiene todo. Hasta que un accidente le roba las vidas de padres, mujer e hija y a David -de pronto- el mundo se le cae a pedazos.
Sintiendo que ya no tiene motivos para vivir, David decide suicidarse, algo que intentará varias veces, sin lograrlo.
Al final, un extraño sueño y la ayuda de una mujer, lo empujarán a iniciar un viaje por Japón para conocer la cultura de los honorables samuráis y descubrir que la vida es mucho más de lo que cree.
 En el pasado, en cambio, nos enfrentamos a una historia algo más compleja. Para quienes no saben nada del tema, las explicaciones se muestran a cada paso, haciendo que la dificultad de nombres y conceptos se supere rápido.
En la época del sogún, cuando los samurais ven decaer su papel primordial como fuerzas armadas de Japón, Asano ataca a Kira. El problema radica en que Asano es un daimio, una suerte de Señor Feudal, con tierras, campesinos y samuráis a su cuidado y mando. Kira es un maestro de ceremonias muy retorcido y un manipulador nato. Y el ataque transcurre en el palacio, lo que significa transgredir las leyes.
Así, Asano es obligado a suicidarse mediante el seppuku (el famoso harakiri que hemos visto en tantas películas), de forma denigrante y poco honrosa: en el lugar dedicado a los delincuentes y sin un juicio justo.
La historia nos hablará de los 47 samuráis que pierden a Asano, su líder, y se convierten así en ronin. Estos hombres buscarán vengar la muerte de su Señor y devolverle la dignidad que merece, siguiendo siempre el camino del bushido (normas sobre la vida que todo samurái debía respetar por sobre todo).
 He de reconocer que los primeros capítulos de la vida de David se me antojaron algo rápido y dejaron muchas dudas. No voy a explicar el porqué, ya que odio dar spoilers. Sólo voy a decir que, como la historia de los ronin me atraía tanto, los capítulos de David volaban delante de mis ojos, hasta llegar a un punto donde ambas historias me atraparon por igual y las disfruté y valoré de manera similar.
 Desde muy chica, las diversas culturas mundiales y sus leyendas o mitos me han atraído mucho. En el caso de Japón, la época del sogún y los samuráis me parecen muy interesantes.
Este libro me mostró una hermosa versión de la leyenda de los ronin, al tiempo que me contaba la historia de un hombre que se siente al borde del abismo al perder lo que más ama y descubre que el honor de la vida y de su existencia guardan un valor y un significado mucho más profundo de lo que muchos piensan.
Me gustó y mucho revivir algunos conceptos que ya conocía de la cultura samurái, al tiempo que me perdía entre las páginas de su leyenda más importante. Saber del amor que le guardaban los guerreros a su líder, ver que fueron capaces de esperar y lograr tanto con tal de limpiar su honor, aún sabiendo del final que vivirían una vez que alcanzaran su objetivo, fue una experiencia muy motivadora. El bushido y sus muchas enseñanzas sobre cómo vivir la buena vida de guerrero siempre me han maravillado. En este libro, se ha mostrado de manera impecable y eso me ha dejado muy buen sabor en la boca.
Una novela a dos partes, que nos habla además de la superación, del saber aceptar las pérdidas y comprender nuestro verdadero papel en la vida. La cuestión de tomar una decisión y seguirla hasta el final, aceptando las consecuencias y superando obstáculos, se nos muestra desde diferentes perspectivas. La idea de saber descubrir la importancia de nuestra existencia y hacer valer la misma, narrada desde la simple existencia de David y la sublime de los ronin.

Más que recomendado. Un libro para leer, pensar y disfrutar.

----------------------------- 
Ustedes, ya conocen el libro? Darían una oportunidad?
Espero sus comentarios! Nos leemos pronto!

2 comentarios :

Toni Grimal dijo...

Una reseña muy buena y francamente complete. Saludos, nos leemos...

Dany nphenix dijo...

Ya quiero leerlo! La verdad es que me encanta la cultura japonesa y los samurais, es realmente apasionante, así que me lo anoto para leer.
Una simple corrección: en vez de "sogún" es "shogun" la transliteración correcta.
Besos.