lunes, 16 de junio de 2014

Él regresaría pronto

Se acomodó en el sofá y cerró los ojos.
—¿Encontraste algún rastro? –la voz llegaba desde la cocina.
Cuando se enderezó, descubrió a Lex cargado de comida y con un deje de ansiedad en la mirada.
—No. Nada aún. Cada vez que doy con una nueva pista, llego demasiado tarde.
—No te preocupes, Mir, ya lo lograrás. Sabes que yo te ayudaría, si pudiera.
La muchacha asintió y le regaló una sonrisa a su amigo, antes de replicar:
—Tú debes recuperarte y pensar sólo en eso. Tus poderes no volverán hasta que no sanes por completo y por eso estás aquí, descansando, mientras yo patrullo a toda hora.
Lex dejó la comida en la mesita ratona frente a Mir.
—Vamos, come algo. Ya preparé todo para que luego te des un buen baño y descanses. Mañana podremos enfocarnos de nuevo en la búsqueda. Él es fuerte y sabe que no lo dejaremos a la deriva. Encontraremos a Fedro, lo prometo.
Mir se obligó a cenar. Sus pensamientos iban hacia el joven que buscaba desde hacía meses. Habían dado con él, se lo habían llevado a la fuerza y quién sabe qué vida estaba llevando mientras sus amigos procuraban rescatarlo.
Una vez que Lex sanara por completo, estarían con todas las fuerzas avocadas al único objetivo. 
Fedro regresaría pronto a casa. Mir se encargaría de eso…



-----------------------------
Nos leemos pronto!

No hay comentarios :