miércoles, 12 de marzo de 2014

Princesa de hielo

Deslizó la mirada, contemplando el paisaje que la rodeaba.
Distintos tonos de blanco colmaban las montañas, que parecían dormir un letargo inexplicable.
Estaba demasiado lejos como para querer volver.
Había consumido toda su vida en aquel viaje de ida y sin regresos.
No podía flaquear. No en aquel momento. El reino dependía de su travesía.
El mundo colgaba de sus manos.
Mientras, en algún punto lejano, un corazón moría destrozado por el sacrificio de la princesa de hielo.



Inspirado en el cover de Let It Go de Alex Boye.
Nos leemos pronto!

No hay comentarios :