jueves, 6 de febrero de 2014

Reseña: Hamacando Flores, de Marta Chanquet


Título: Hamacando Flores.
Autora: Marta Chanquet.
Número de páginas: 106
Editorial: De las tres lagunas.

Sinopsis: ¿Qué es un libro de relatos sino una conjura secreta, una organización azarosa de la vida ficcionada, la condensación de un universo narrativo?



Esta reseña se perdió, ya que debía salir publicada a finales del 2013 y blogger la hizo desaparecer con sus jueguitos de idas y vueltas.
Decidí dejarla para hoy, 6 de febrero, porque es mi cumpleaños y este libro me trae un dulce sabor de nostalgia y recuerdos lindos.

Leer "Hamacando Flores" es zambullirse en historias propias de nuestra infancia, es recordar esos relatos que nuestros abuelos nos narraban a la siesta o antes de irnos a dormir. 

De lectura rápida, las diferentes historias nos presentan personajes reales, sentidos y coloridos, con vidas marcadas por la pérdida, el amor, las distancias y las cuestiones cotidianas que todos conocemos, pero muchas veces pasamos por alto.

Un viaje de visita a un familiar que vive en la gran ciudad, el recorrido de una ex-docente para entregar un cuaderno de un antiguo alumno, las vecinas del barrio, un grupo de lectura, una abuela viviendo un cumpleaños nada especial, la vida de un joven que debe enfrentar la soledad del campo, entre otras historias más.
Son relatos con protagonistas que hacen recordar las anécdotas de mi familia y amigos, que te generan un nudo en la garganta a medida que los personajes se muestran tan cercanos y emotivos. 

Cada texto nos presenta diversas formas de dolor y sufrimiento, expuestos no desde la agonía misma, sino desde la superación, la continuación de la vida y la esperanza siempre dispuesta a hacernos soñar algo mejor. 
Con giros de trama muy bien armados, con frases simple y directas y esa emoción que se palpita y te hace volver a ser niño otra vez. Así viví la lectura de "Hamacando flores" y así me siento cada vez que lo releo.

Una sonrisa que se dibuja en mi rostro a medida que saboreo la pluma de la autora. Una lágrima que se me escapa por cada personaje que desgarra su angustias y encuentra la manera de seguir camino. Un libro de esos que agradezco haber recibido, no solo por ser un regalo, sino también por la magia que contiene.
"Sé que el dolor me arrancó del mundo, que lo conocido se desprendió de su sentido, aquel desgarro me acorraló. Hoy regresé a los sentidos, hoy regresé al otro".

----------------------------- 
Nos leemos pronto!

1 comentario :

Athena Rodríguez dijo...

Ya lo dije por face, pero vuelvo a hacerlo (cómo no) por este medio: ¡FELIZ CUMPLEAÑOS, ERZE!
Que cumplas muchos más y que todos tus proyectos lleguen a buen puerto.

...

Sobre la reseña, qué decir... ha quedado estupenda: libro de relatos corto, con temáticas nostálgicas, ¡puede gustarme mucho!

Gracias por compartir tu lectura, una vez más.

Besos y abrazos ^_^