sábado, 4 de enero de 2014

Una charla particular...

El amanecer lo encontró observando el océano.
El agua lo llamaba, como siempre. Llevaba varios días fuera de su dominio y la espalda le escocía allí donde el tatuaje crecía paulatinamente.
Había caminado hasta la costa y la noche había sido testigo de sus dudas y preocupaciones. No podía correr en busca de Hades siempre que se veía en un callejón sin salida. Zeus tampoco era una opción. El agua era una compañera paciente. Escuchaba sus lamentos, reaccionaba a sus emociones y no le recriminaba los errores que pudiera cometer.

—Extraño a mi reina —dijo dolorido—. Sé que nunca volverá y lo acepto. Las Moiras lo quisieron así, pero igual la extraño.
La marea subió y las olas alcanzaron los pies de Poseidón. Aquel contacto frío y suave lo hizo estremecerse. Quería huir, regresar a su castillo y olvidar lo ocurrido en tierra firme.
El Dios cerró los ojos y respiró profundo.
—Sé cuáles son mis responsabilidades. Entiendo perfectamente que no puedo regresar a casa sin el Talismán. Solo eso me retiene aquí… —susurró al tiempo que miraba cómo el agua se acercaba y alejaba, acariciándolo en  un momento y abandonándolo al otro.

Sabía que no estaba siendo sincero. Ni con las aguas ni consigo mismo. ¿Cómo explicar que Lara lo hacía sentir acompañado en la soledad de la angustia que guardaba por su difunta familia? ¿Cómo mencionar que Kate lo sorprendía al saber la verdad de su naturaleza divina y tratarlo sin diferencias?
Debía alejarse de aquellas mujeres. Ya se imaginaba a las Moiras cobrándose la falta que cometía al interactuar con mortales. Ya se veía peleando para salvar a las humanas de una pena que no merecían.
El agua cobró fuerza y rugió, reflejando su estado de ánimo.

—Por favor… compórtate —dijo el Dios contemplando al océano—. Espera mi regreso y no hagas tonterías. No quiero lidiar con muertes inocentes.

Sin esperar respuesta, dio media vuelta y regresó a la casa de Kate. La muchacha todavía dormía cuando Poseidón se tumbó en el sofá del living para descansar un poco.




-----------------------------
Nos leemos pronto!

No hay comentarios :