sábado, 11 de enero de 2014

Reseña Animé: Free!


Título: Free! Iwatobi Swim Club.
Autor/es: Kōji Ōji - Futoshi Nishiya.
Estreno: julio 2013.
Temporadas: Una, completa.

Argumento: La historia gira en torno a Haruka Nanase, un muchacho al que siempre le ha gustado sumergirse en el agua y nadar. Antes de graduarse de la escuela primaria, participó en un torneo de natación junto a sus compañeros del club: Rin Matsuoka, Makoto Tachibana y Nagisa Hazuki. Tras conseguir la victoria cada uno de los chicos siguió su propio camino. El tiempo ha pasado y tras llevar años sin verse, su amigo Rin, que se marchó al extranjero y ahora ha regresado, reta a Haruka a una competencia de natación para demostrarle lo mucho que ha mejorado con los años. Haruka no tiene intención de que eso acabe ahí, así que reúne a Makoto y Nagisa, sus viejos compañeros del club de natación de primaria al que también pertenecía Rin y a un nuevo miembro llamado Rei Ryugazaki para formar el club de natación del instituto Iwatobi para poder vencer a Rin y a su nuevo equipo de un instituto rival.
Ya que estamos en pleno verano, qué mejor que hablar de un animé propio de estas épocas: Free!, que narra la historia de un grupo de amigos que aman nadar y se ven envueltos en varias aventuras, justamente, por su fascinación por el agua.

Aquí veremos chicos la mar de lindos, de cuerpos bien trabajados y que más de una vez protagonizarán escenas que insinúan –sí, solo insinúan- algo más que simple amistad entre ellos.
No todo pasa por el deleite visual del público, sino que también se trabajan valores importantes, como la amistad y el trabajo en equipo.
Todo gira en torno a Haruya, un nadador prodigioso que siente que está llegando a un punto del cual no hay retorno. Pareciera que perdió las ganas de nadar, o más bien, las razones suficientes. Para él, el agua es su forma de vida y desde el primer capítulo él y los demás reflexionarán al respecto.
Haruya es capaz pasar horas completas sumergido en la bañera o cualquier otro recipiente que pueda contenerlo a él y a una cantidad interesante de agua, pero por suerte siempre llega su amigo Makoto, (¡Ah! ¡Makoto!), que busca todas las maneras posibles de hacerlo interactuar con el mundo y asistir a la escuela como corresponde.

Haruya y Makoto están en 2° año de secundaria en el Instituto Iwatobi, y es ahí donde se encuentran con Nagisa, un compañero con el que formaron equipo en su antiguo club de natación. El trío fundará el club de natación de la escuela, a base de lograr que otra alumna -Gou- y una docente, les den su apoyo.
Salta a la vista la relación estrecha que hay entre los protagonistas.
Haruya y Makoto son amigos desde la infancia y siempre que Haruya hace algo extraño, Makoto lo defiende. No necesitan palabras, saben entenderse en silencio.
Nagisa parece el hermano menor de Haruya y Makoto, es quien tiene las ideas más delirantes y quien logra convencer a sus amigos de que lo acompañen y se comprometan en las mismas aventuras que él emprende. Es por Nagisa que logran formar el equipo de natación para presentarse a competir representando a la escuela, ya que logra convencer a Rei, un muchacho que aprecia los deportes por su belleza, para que se convierta en el cuarto nadador que se precisa. 

La profesora Miho será quien defienda al grupo dentro del Instituto, una mujer joven que tiene un pasado que intenta ocultar (fue modelo de trajes de baño) en tanto el entrenador Sasabe -antiguo profesor de natación de los chicos- hará las veces de preparador del equipo de natación junto a Gou.

Pero no todo es color rosa en esta historia. Sí, hay amigos. Sí, viven muchas aventuras. Sí, disfrutan pasando el rato junto. Sí, todos tienen unos cuerpos que te cortan la respiración. Pero falta el malo… y aquí, el malo de la historia no es lo que uno imaginaría.

Rin no solo es el antagonista de Haruya, sino que muestra un enojo inexplicable hacia el grupo de natación del instituto Iwatobi. Este muchacho es el hermano mayor de Gou y en su niñez formó equipo de nado con Haruya, Makoto y Nagisa. Pero cuando debía iniciar la secundaria, se trasladó al exterior para estudiar en una escuela especializada en natación. 
Rin regresa, más no intenta hacer contacto con sus antiguos amigos. Muy por el contrario, cada vez que se cruzan, se muestra reacio a todo tipo de buen trato con ellos y se la pasa provocando a Haruya para competir contra él. 
Tal es el sentido de contrariedad que muestra Rin con Haruya, que se inscribe en otra escuela y le propone encontrarse en los campeonatos, para medir quién es el mejor nadando.
Es fácil ver cómo las personalidades de Haruya, Makoto, Nagisa y Rin confluían formando una buena amistad. Haruya y Makoto son tranquilos, uno porque ama nadar por el simple hecho de andar en el agua, el otro porque siempre está buscando anular todo pleito o posibilidad de pelea. Nagisa y Rin tienen más chispa, el primero porque es más chico y el infantilismo lo sigue incluso en la secundaria, el segundo porque ama competir y ganar. 
Esas diferencias en las personalidades hace que cada uno ayude al otro y se complementen sin problema.

En la actualidad, el puesto de Rin es ocupado en el grupo por Rei, que parece cerrado y algo terco, pero aprecia a sus amigos y tiene un fuerte sentido de equipo, al punto de saber hacer sacrificios por el bien de sus compañeros.

Tendremos que ver los 12 capítulos que conforman la historia (hay promesa de una segunda temporada), para entender las razones que llevan a Rin a actuar de esa manera. Es un chico que tiene muchos problemas, pero se guarda las frustraciones y sufre en silencio. No es alguien malvado, aunque cumpla el papel de malo en el animé, y se gana fácilmente el aprecio del público.
Una historia donde capítulo a capítulo vemos cómo se refuerzan los lazos de amistad entre los diferentes personajes, a la par que nos divertiremos por las muchas escenas graciosas y nos emocionaremos con este grupo de chicos que solo quieren divertirse haciendo lo que más les gusta: nadando. Porque es en el agua donde ellos han aprendido a sentirse libres y gracias a ese amor por el nado, su amistad se ha forjado desde los inicios.

Para mirar, suspirar y sentirse identificado con este grupo de amigos que más allá del tiempo y la distancia, saben confiar el uno en el otro. Este animé me gustó tanto que he sido capaz de reverlo varias veces y espero ansiosa la continuación. 

"El agua tiene vida. Cuando te sumerges en ella, de inmediato te ataca mostrando sus colmillos. Pero no hay por qué temer.
No hay que resistirse al agua".
-----------------------------
Nos leemos pronto!

5 comentarios :

Mari dijo...

Le tengo muchas ganas a este anime, es que los chicos son tan guapos.

Mrs Brightside dijo...

Yo también lo vi más de una vez. Siendo objetiva no me parece un anime espectacular, pero a mí me encantó. Los personajes son fácilmente queribles, y me gusta que a pesar de que trate de natación no sea un anime deportivo que se centre en eso especialmente.

Rin <3

Besotes ^^

Ivannova dijo...

Me encanta Haruka *-* ♥.♥!!!
Desde el primer episodio quedé enganchada al anime :3 sin duda uno de mis favoritos!!

Besos

Melu Zam dijo...

Meeeee encantóoooooooo!!!!!!!!!!! Lo ví de un solo tirón :3 Es geniallll!!!!! Y todos están muuuyy buenooossssss!!!!!!! Gracias por recomendármelo corazón!!! Un besoteee!!!!! Aishiteru!!!!

Sakura Hikari dijo...

Mi hermana lo vio y me se media historia por ello, como ella sabe de lo que yo leo. Un día de estos lo veré también ^^