lunes, 30 de diciembre de 2013

Reseña: Saga Cuentos de Sirena, de R. Takahashi


Saga: Cuentos de Sirenas.
Autor: Rumiko Takahashi.
Editorial: Larp Editores.

Sinopsis: Yuta, un joven pescador, come la carne de una sirena. Cuenta la leyenda que quien coma una sirena obtendrá la inmortalidad, pero la eternidad le pesa sobre su ser. Luego de 500 años, Yuta desea recuperar su condición humana. Para lograrlo, debe encontrar otra sirena...
      
   Mi opinión:
He de reconocer que descubrí esta saga recién este año, luego de haber visto y leído otras historias de la autora. Por si no les suena el nombre de Rumiko, ella es la creadora de Ramna 1/2 e Inuyasha, entre otros.
Cuentos de Sirenas, posee personajes que se parecen física y emocionalmente a los otros de Rumiko -basta decir que hubo gente que nada más ver la portada de los libros, pensó que tenía en mis manos mangas de Ranma- pero la historia dista mucho de las ya conocidas.

Si bien el primer relato de la saga da a conocer cómo Yuta se volvió inmortal, lo central de esa breve historia es la presencia de Mana, una muchacha que también es inmortal por haber comido carne de sirena, aunque su caso es bastante diferente al del pescador.

Las sirenas estarán presente a lo largo de los nueve relatos que componen la trilogía de mangas, bajo todas las formas posible: su carne, sangre, cenizas o incluso especímenes vivos, afectarán la vida de las personas que Yuta va conociendo a medida que recorre Japón para encontrar una cura a su inmortalidad.
Cabe destacar que Yuta tiene manera de morir, basta con que lo decapiten para que pierda la vida. Sin embargo, lo que él anhela es envejecer y morir como un  humano normal.
Podemos ver cómo el muchacho se hace de amistades, posee diferentes empleos y fallece varias veces, para revivir luego con total facilidad.

En estos relatos, se destaca el terror y el drama de manera directa y abrumadora. Las formas en que los personajes se agreden e incluso mueren, son mucho más sangrientas en el manga que en el animé -que vi luego de leer la trilogía y es una adaptación bastante fiel- y más lúgubres las maneras de narrar los diferentes capítulos-relatos.

Cada breve historia parece desconectada de los demás, teniendo como único punto de conexión a Yuta, que ya temporalmente hablando, algunos relatos pertenecen al pasado lejano del muchacho y otros a épocas más recientes, sin seguir una línea temporal simple.

Si bien las sirenas aquí se muestran como seres malévolos y parecen más una maldición que una bendición, leer la saga me hizo pensar en muchas cuestiones. Los personajes que se van dando a conocer resultan ser en muchos sentidos más bestias y maléficos que las propias sirenas.

La venganza, el rencor, el deseo de recuperar lo perdido y la necesidad de aferrarse al pasado son puntos que se tratan y retratan muy bien. Cada relato se caracteriza por tener un final agridulce, algo muy realista para la historia general.

Sobre el deseo de Yuta de volver a ser mortal, ya desde el primer tomo podemos adivinar qué ocurrirá, aunque la presencia de Mana ayuda a apaciguar las aguas.
En cada breve relato, el amor está presente en diversas formas: fraternal, maternal, de pareja. 
Así y todo, me asombra que no hubiera un romance claro entre Yuta y Mana -conoceremos otras parejas de Yuta, pero él intenta alejarse siempre por su condición de inmortal- aunque es evidente que han encontrado el uno en el otro la compañía que precisaban.
Es obvio que la autora no pretendía hacer de esta historia algo romántico y rosa, sino mostrarnos otros lados de la vida, modificada en cuestión fantástica, pero realista en los aspectos que menciona sobre la condición humana y sus deseos y delirios.

Una trilogía que merece ser leída, sin necesidad de respetar el orden de los libros y con la seguridad de que, leas el relato que leas, no quedarás indiferente.


-------------------------------
Ustedes, ya conocían la Saga?
Espero sus comentarios!
Nos leemos pronto!

1 comentario :

Kyoko dijo...

Pretty, amo el trabajo de Rumiko Takahashi, pero acá es tannn difícil encontrar manga, por eso no he pasado de Maison Ikkoku :S
Tendré en cuenta tu recomendación, lo bueno es que se pueden leer por separado :D