miércoles, 31 de julio de 2013

Adictos a la Escritura. Proyecto Julio: Letras en color

Rojo carmesí

Respiró suave y abrió los ojos.
El sol caía y dibujaba a su paso líneas en el horizonte.
Rojo carmesí. Como el atardecer. Como la sangre.

Caminó por la casa, buscando algo que -bien sabía- ya no podría encontrar.
Suspiró, intentando guardarse las lágrimas para la noche.
Rojo carmesí. Como las paredes de su cuarto. Como la sangre.

Su rostro se contrajo presa del dolor.
Mil heridas laceraban su alma y se resistían a cicatrizar.
Rojo carmesí. Como la angustia. Como la sangre.

Se preguntó, como cada día a esas horas, por qué ella. Porqué él.
Escondió el rostro entre las manos.
Rojo carmesí. Como la tristeza. Como la sangre.

Recordó, con lujo de detalles, la última vez que lo vio.
No supo explicar, jamás podría, la razón de aquella idea tonta.
Rojo carmesí. Como la desesperación. Como la sangre.

Nunca sería capaz de entender aquel suicidio sin sentido.
Se le figuraba infinita y eterna la distancia entre ambos.
Rojo carmesí. Como la vida. Como la muerte. Todo teñido de sangre.




-----------------------------
Nos leemos pronto!

5 comentarios :

jldurán dijo...

Me has dejado un cuerpo nervioso, eso del suicidio me ha llegado. Me gusta como lo has enfocado y los versos muy bonitos. Un abrazo.

La Novia dijo...

Me recordó a una persona que conocí, que se cortaba sin llegar nunca a la herida definitiva...
Me gustó mucho!!!

Beso

Abi dijo...

Ay Erzengel, me gustó tanto tu poema, deja un impacto emocional muy fuerte pero bueno :)

Inna Franco dijo...

Triste, aunque hermoso... te felicito, gran creación :)

Dora Ku dijo...

Erzengel: Bello y bastante oscuro.
Cariñosamente: Doña Ku