viernes, 10 de mayo de 2013

El mismo error

Se suponía que a esta altura de la vida ya te habría conocido, estaríamos juntos contemplando el horizonte al caer la tarde y tendríamos un final feliz, como sucede en todo buen relato.
Pero voy caminando solo, en plena calle, sin nadie que me acompañe o brinde algo de apoyo. El corazón me pesa y debo cargarlo por mis propios medios; de tenerte a mi lado, muy distinta sería la escena.

Te perdí en alguna vuelta inexplicable de la vida, en un lugar y momento de mi existencia que escondía el instante mágico, ese que no supe cuidar y se desvaneció antes de saberlo siquiera.
Soy responsable de este revés, yo cometí el error y puedo gritarlo hasta que mi voz se apague: daría todo por encontrarte, por verte darme una razón para salvarme, para salvar nuestro posible futuro.

No pido una oportunidad, no quiero que me des a elegir nuevamente. Caería en la misma equivocación, estoy seguro. Giraría una cuadra antes de nuestro potencial primer cruce o seguiría de largo, sin verte siquiera. Pero si estuvieras ahí, conociendo mi camino; si me esperaras y sonrieras al verme pasar, regalándome un motivo para olvidar mi locura e idiotez innatas, sé que me quedaría a tu lado.

Todavía me pregunto cómo fue, por qué vine a equivocarme, cuándo caí en tan terrible falta y fui tan necio como para no resolverlo a tiempo.
Solo sé que, envuelto en la calidez de mis sábanas, una noche la iluminación llamó a mi puerta y dio aviso de lo que sucedía, me señaló en silencio, dando espacio para comprender lo ocurrido y se marchó sin más, abandonándome a mi suerte.

He intentado buscar en las estrellas alguna señal de tu cercanía. Aún no tengo suerte, por eso doy este aviso. Ya he gritado, ya me he quedado sin voz... Necesito que te presentes, que me des una excusa para cambiar el rumbo de mi vida.
He sido mi único enemigo y dañé no solo mi senda, sino también la tuya. Estoy yendo por la calle, caminando sin rumbo fijo, a la espera de tu llamado. Bríndame un pretexto y enamórame con una mirada. Necesito que me salves de cometer una vez más el mismo error.  
   

~*~*~

Relato inspirado en la canción Same Mistake, de James Blunt
Qué les pareció? espero sus comentarios!

Nos leemos pronto!


6 comentarios :

Catapzia dijo...

¡¡Me gustó mucho!!
Y la canción le queda perfecto!

Sabes me ha pasado lo mismo, escucho una canción y comienzan a aparecer palabras en mi cabeza.
Parece que este ejercicio va a necesitar de una segunda parte jejeje.
Espero con ansias leer tu relato de este mes para adictos ;)

Cariños!
Catapzia

Athena Rodríguez dijo...

¡Ay, el destino! Qué hubiera pasado si... Qué hubiera sido de nosotros si... Muchas incógnitas que, incluso, llegan a enturbiar el pensamiento, pero que son realidades para el presente y fantasmas para el futuro.

Eres genial para escribir con música, lo he experimentado de primera mano. Me gusta cuando caminas entre las emociones y nos las muestras en una especie de HD, jajaja (una pésima alusión, lo sé u__u).

Gracias por compartir tus letras.

¡Seguimos en contacto!

Gisel T. dijo...

Que hermoso lo que has escrito Erzengel *-*. Me encanto!
Gracias por compartirlo :)
Cuídate!

Dany nphenix dijo...

Me gustó mucho!! Siempre me transmitís mucho, Erzengel.
Besos.

Tania Yesivell dijo...

Como de costumbre, haces que se me impregne la emoción de esa pobre alma... Pero no termino de estar de acuerdo con el cierre. Es cierto que nadie es autosuficiente, pero si toda posibilidad de evitar un error recae en otra persona, estamos poniendo demasiado peso sobre ella, para evadirlo nosotros.
Sip, yo experta en regañar personajes jajajaja.

Nikto dijo...

Hermoso relato, con el mismo espíritu y esencia de esta bella canción :D. Me encantó, Erze! Muy bueno!