miércoles, 13 de febrero de 2013

Al final del muelle...

     "La tormenta cobró fuerza y vida a medida que Poseidón gritaba y liberaba angustias y dolores. Si la Rebelión Sirénida no hubiese ocurrido jamás, él tendría a su familia consigo, podría estar disfrutando de su vida tranquila en el mar y dejar tierra firme a sus hermanos. Pero debía aceptarlo, por algún motivo las Moiras habían marcado su destino y solo luego de muchos milenios era capaz de comprender los errores que había llegado a cometer creyéndose todopoderoso y perfecto. De haber sido omnipotente, habría tenido el poder para salvar la vida de sus seres queridos o reparar los daños que supo hacer cuando la agonía se convirtió en sed de venganza.

      Extenuado, se descubrió al final del muelle, con el océano enfurecido esperando sus órdenes y el cuerpo dolorido por la angustia misma del momento. Observó fijamente a la luna y  suspiró, ya sin fuerzas para seguir enojado con nadie ni nada. Un gesto de su mano derecha obligó a las aguas a calmarse, eliminando el ciclón en pocos segundos. Tenía que tomar una decisión. Que el cielo lo ayudara antes de que el mar reclamara su regreso…"




Nos leemos pronto!

1 comentario :

Melu Zam dijo...

O.O ... así, sólo eso??? Vamossss Erze Poseidón quiere unas líneas más el pobrecillo ...
Me dio penita pobre, y bue... que venga yo le doy consuelo antes de que no hunda a todos bajo el mar XD
Besitos!