viernes, 9 de noviembre de 2012

El resto de la vida...

-Deja de mirarme así -gruñó Camille, incómoda y nerviosa.
-¿Así cómo? -Joaquín hizo una mueca. Eso de que lo acusaran sin razón nunca le había gustado.
-Como me miras ahora. Como si lamentaras todo lo que vivimos y quisieras volver el tiempo atrás y resarcirte de tus errores.
-Pero...
-¡Pero nada! -Camille parecía fuera de control. Había dado rienda suelta a su enojo contenido una vez más- Sigues siendo el mismo inmaduro de siempre.
Sin decir otra palabra, dio media vuelta y se fue.
-Pero no quiero volver el tiempo atrás -murmuró Joaquín-. Sólo quiero pasar el resto de mi vida contigo.
Camille nunca sabría aquello. Ella no tenía oídos para los sentimientos de Joaquín. Ya no.


Nos leemos pronto!

1 comentario :

Athena Rodríguez dijo...

¡Auuuu, mi vida! Mi parte trágica y dramática te aclama en serio Erze. Estas son las historias que más me gustan. Me encantan los personajes atormentados por sus propios actos; dentro de la condición humana es algo muy interesante de profundizar.

Saludos ^^