martes, 1 de noviembre de 2011

Capítulo 38: Tatuado el Deber

Brucia y los gemelos se limitan a observarse en silencio. Han pasado los primeros instantes abrazos entre sí, sin más sonido que el sollozo de felicidad de la Cazadora.
Sebastián mira fijo a su madre y descubre en su rostro rasgos similares a los suyos propios y de su hermano.
Jonathan sólo piensa en las muchas veces que anheló este momento y lo doloroso que resulta el ambiente en que sucede.
Narim carraspea sutilmente, llamando la atención de los gemelos.
-Debemos seguir camino… -Uriel mira el cielo, apoyando la intención del Príncipe Demonio.

Macu, Irene y Ade han logrado recuperar su estado de salud gracias a DK y sus hechizos.
Mientras Karol y Mariola dialogan sobre la mejor manera de escalar el tramo final de la montaña, Aylen observa a Narim con verdadero asombro.
A diferencia de Uriel, que ya se muestra como un verdadero Demonio aunque claramente está ocultando su poder manipulándolo a su parecer, el Príncipe Demonio mantiene su imagen sin cambio alguno. Aylen nunca ha visto a Narim con su poder al máximo, sólo con rasgos mínimos expuestos, como las garras filosas ocupando el lugar de sus uñas. La Cazadora se cuestiona con curiosidad cómo lucirá el Demonio al dejar salir su naturaleza oscura.
Narim percibe con claridad las preguntas de Aylen y gruñe por lo bajo.
De sólo imaginarse la expresión en el rostro de la joven muchacha al verlo tal y como es en realidad, el caído Ángel se estremece sin que nadie lo note.

El grupo retoma el ascenso por diferentes caminos en la montaña.
Uriel va junto a Macu, liderando la marcha con velocidad asombrosa. En ningún momento la Cazadora de violáceos cabellos ha mostrado molestia o incomodidad ante la apariencia del Demonio. Sólo piensa en dar muerte a Sharem y cobrarse así la vida de su hermano. Uriel es una cuestión que prevalece en su mente aunque no se permite atender a las ideas referidas al hombre de músculos trabajos y piel ardiente que ahora va a su lado mirando al frente con seriedad abrumadora.
Poco más atrás, Karol, Irene y Brucia forman otra línea de combate. Tres mujeres afectadas por Sharem. Tres Cazadoras que perdieron a seres importantes y muy queridos en manos del Príncipe Demonio que desea declararse líder indiscutible. Ellas no precisan hablar, se sienten unidas por las tragedias que sus vidas debieron soportar y saben que estarán una junto a la otra, suceda lo que suceda.
En el centro los gemelos Sebastián y Jonathan murmuran entre sí mientras corren para no perder el ritmo de los demás. Ya han decidido que lucharán con todas fuerzas y cuidarán de que su madre no se vea afectada por la contienda. No comprenden aún que Brucia está ciega de dolor y la sed de venganza en ella clama demasiado fuerte como para poder controlarla. Macu, Irene y Aylen sufren igual. Karol, en cambio, siente que su alma se partirá en dos en el momento en que Sharem caiga sin vida.
Narim y Aylen corren unos metros más atrás, el Príncipe Demonio dedica furtivas miradas a la Cazadora, mientras se debate por hablarle o guardar silencio hasta el final.
La guardia especial la cierran DK, Adela y Mariola. Las gemelas sienten sus cuerpos vibrar ante la adrenalina que las manipula casi con locura. Quieren luchar, quieren eliminar Demonios, quieren ganar a toda costa.
El Neutro va en silencio, volando cerca de las gemelas, pensando en otras alternativas a las que deberán enfrentarse según las posibles reacciones de Sharem. Que de un momento a otro se abra una puerta hacia el otro plano y se hagan presentes miles de Demonios furiosos y hambrientos, es uno de los tantos derroteros que puede tomar la batalla que comenzó con tan sólo un puñado de Cazadores y Ángeles en el bando de los buenos.

Abdiel observa a Ian sin creer todavía las palabras que el humano ha pronunciado hace unos instantes.
-Vamos, de verdad, sólo pido que hagan algo simple… ya les dije dónde buscar a Narim, cumplan con lo que deseo -reclama el muchacho con tono suplicante.
-Es una locura. Caeremos todos sentenciados -el Demonio duda ante la decisión que debe tomar.
-Piénsalo de esta manera: así ganarás un poder superior, tú y tus compañeros lograrán alcanzar un nivel energético que de otra manera resultaría imposible.
Abdiel no puede quitar su mirada de Ian. Intenta pensar qué opinión daría al respecto Narim, pero se encuentra sin ideas al respecto.
-No lo sé… deberíamos esperar a que el Jefe actúe.
-Si esperan, será demasiado tarde. Ganará Sharem, ¿eso es lo que desean? ¿No preferirían mostrarse ante los demás como los vencedores indiscutidos? Narim se pondría muy contento al descubrir que sus generales y guardias máximos ayudaron a derribar al bando enemigo haciendo gala de sus fuerzas absolutas.
-Hay demasiados Cazadores de por medio. Seríamos carnada fácil y comenzaríamos otra guerra sin haber terminado la primera… -Abdiel se muestra claramente confundido.
-No. Pueden cerrar toda la batalla con un solo movimiento de ataque. Háganme caso, sé bien de lo que les hablo… -el humano sonríe entusiasmado. El plan ya ha cerrado en sus pensamientos. Sólo debe convencer a Abdiel para lograr plasmar sus ideas.
Los demás Demonios comienzan a murmurar por lo bajo. Abdiel sabe que todos apoyarán cualquier idea para servir de apoyo a Narim... no encuentra más alternativa que aceptar la propuesta de Ian, a regañadientes, pero aceptarla al fin.


Create your own banner at mybannermaker.com!

4 comentarios :

~D@nL!n~ dijo...

Que pretende hacer Ian? No me iras a decir que guarda cierto sentimiento... malvado verdad?

A ver como me lo explicas.

Y por cierto, sabias que la pareja que mas me llama la atencion es Aylen y Narim? jeje.

Good job.

Danlin, TKM!

MAP!!!

Irene Comendador dijo...

Y yo que pensaba que la tensión en la lucha sería mas llevadera, por favor que estress que me va ha dar algo mujer, no me dejes así.
por cierto, a Dk viene bien tenerle como analgesico, se de un buen resfriado del que se podría hacer cargo, jajajaja
Y esas vueltas de tuerca que das a los capitulos, uuuffff, me tienes de los nervios nerviosos (lo sé, siempre te lo digo) pero es que es verdad aaaaaaaaa

Besos mi vida entera, esperando más, siempre esperando más :DDD

El Guardián de la Mazmorra dijo...

Yo también necesitaba de esoso poderes curativos que menudo trancazo estoy pillando ¬¬

Este Ian me tiene un poco mosqueado...

INFECTADA X dijo...

Mi madre, menos mal que contamos con DK, es como tener al 112 cerca. Qué bueno se está poniendo esto. Y qué penita saber que el final está sólo a un toque de mi ordenador. Voy a leerlo YA!!