jueves, 11 de agosto de 2011

La Emoción a flor de Piel (2)



Cierras los ojos.
Ya el avión está listo, preparado para partir rumbo a un lejano destino.
Has hecho todo cuanto podías, despidiéndote de amigos y familiares, saludando por última vez los lugares que tanto amas y aquellos otros que, recién ahora, comprendes que valoras.
Sabes que, de mirar atrás, podrás ver a la nostalgia golpeando contra las paredes de cristal, gritando, suplicando, que no tomes ese vuelo.
Pero tomas valor, respiras profundo y tan sólo das un paso hacia adelante.
El destino te espera.

Comprendes ahora que en la vida, esa gente especial que tanto quieres no forma parte del ayer ni del mañana. Porque tal y como tu existencia recorre un sendero determinado, los demás marchan también, en caminos paralelos.
Sin importar la distancia, tu vida avanzará al igual que las de ellos. No los busques atrás, ahí no estarán.
No mires hacia adelante, tampoco lo encontrarás por allí...
Mira a tu lado. No te preocupes si al primer momento no los observas con nitidez. Cierra los ojos y presta atención. Ellos están aunque no los veas.

Piensa en las fechas especiales... ten en cuenta que, para Navidad o los queridos cumpleaños, al igual que tú, otros levantarán sus copas hacia el oscuro cielo nocturno y desearán encontrarse pronto y revivir buenos momentos. No estarás lejos en ese instante, porque la distancia no depende de cuestiones físicas, sino de emociones y pensamientos.
Si recuerdas, si anhelas, si quieres y amas, siempre estarás junto a esas personas que te importan y, de igual manera, ellos estarán a tu lado a todo momento.

Ahora, una nueva etapa comienza. Entre tus equipajes, el entusiasmo y la esperanza han hecho nido y te colmarán a toda hora, para que valores todo lo que vivirás en el próximo año de tu vida.
Sonríe, ha llegado tu hora.
La hora de que veas el mundo, o al menos, esa porción que elegiste lejana a tu hogar.
Aprende, descubre, maravillate.
Vive a pleno y recaba mil recuerdos.

No te olvides de escribir, de mantener el contacto. Así darás muestra a quienes permanecen aquí de que los recuerdas y extrañas.
No te dejes ganar por la nostalgia, ella te visitará de vez en cuando, porque no suele darse por vencida fácilmente. No te sientas mal, tan sólo, no le prestes atención por mucho rato.
Vamos, que el tiempo corre con la velocidad de la luz y antes de lo que piensas, ya estarás de regreso.

El camino brilla con el verdor de la nuevas experiencias...
Corre, trota, camina cuando lo creas preciso.
Y disfruta al máximo.
Los que quedamos aquí, del otro lado, estaremos recordando y sonriendo, pensándote a cada instante. Esperando saber de ti, queriendo verte sonreír a pleno.

El mejor de los deseos y que la suerte acompañe tu viaje. ;)
Piensa que, la vida es eso, un viaje constante. Aquí o en la otra punta del mundo... siempre un viaje.



~*~*~*~


Esta entrada va dedicada a Sol, Franco y Roy.
Tres chicos magníficos que han emprendido viaje de intercambio a distintos puntos del mundo.
Chicos, les deseo lo mejor.
Los voy a extrañar, porque en el poco tiempo que llevo conociéndolos, se ganaron un rinconcito de mi corazón.
Porque La Emoción a Flor de Piel me la han hecho vivir al permitirme conocerlos y cuando se despidieron, me tentaron a perder varias lágrimas, que reprimí con bastante esfuerzo.
Buen viaje, niños!!!! pasenlo genial!!!!



Create your own banner at mybannermaker.com!

3 comentarios :

Kyoko dijo...

Si ves como eres tu! le atinas a todo! ayer un amigo mio se fue a trabajar en un crucero y vuelve dentro de 8 meses... casi me muero mientras lo despediamos y tu esribes esto! Bu :(
Siempre me dejas con la emoción a flor de piel!
Besos y mucha suerte a tus amigos!

Gise dijo...

¡Hola Erzengel! ¿como estás? aww me encanto, y estoy de acuerdo con lo que has escrito "la vida es un viaje constante.
¡Gracias por compartir con nosotros tan bellas palabras! Éxitos en todo, y espero pronto vuelvas a ver a tus amigos :).
Te cuidas, y adiós.

Athena Rodríguez dijo...

Una excelente reflexión, procuramos cosas banales cuando hay cosas que son simples y valen muchísimo más la pena.

Y ¡Amiga! ¡oh! el nuevo diseño me ha robado el aliento :D es muy atractivo y ¿quién no quisiera dar uno o más pasos en el bosque?

Saluditos ^^