lunes, 11 de julio de 2011

Adictos a la Escritura: Proyecto de Julio.

Este mes Adictos a la Escritura cumple un año...
El proyecto, por ende, tiene como tema "Cumpleaños" y aquí tienen para leer mi producción:


11 de Julio


–Ya no queda mucho –murmuró el sacerdote mirando al moribundo que descansaba en su lecho.
–Lo sé… –replicó el hijo de ese hombre que en mejores tiempo había estado lleno de vida y energía y ahora daba sus últimos respiros.
El religioso hizo una reverencia y se retiró sin hacer ruido.

–Hijo… –la voz del paciente apenas si lograba tener el volumen suficiente como para que el muchacho pudiera entender lo que decía.
–Padre, aquí estoy.
–Hijo… necesito…
–Padre, descansa. Guarda tus fuerzas.
–¡No! –había poder en esa negativa, el mismo que había caracterizado al enfermo cuando estaba sano y la preocupación de la vejez era algo lejano– No pienso callar. Necesito que escuches lo que tengo para decir…

El hijo suspiró, preocupado ante la inminente muerte de su padre. Debería hacerse cargo de su papel como futuro Rey una vez que su padre falleciera y eso era un peso demasiado importante sobre su espalda. Su progenitor había sido un gobernante respetado por todos y temía no alcanzar las expectativas que el pueblo tenía sobre su liderazgo.
Antes de que su padre le llamara la atención de nuevo, el Príncipe tomó una silla y se acomodó junto a la cabecera de la cama, atento a lo que el anciano Rey tenía para comunicarle.

–Te preguntarás cómo logré que los súbditos confiaran en mí y aceptaran mis propuestas… –comenzó a decir el moribundo– Sencillo, hijo, nunca me pensé superior a ellos, siempre consideré que eran mis iguales… y entablé amistad con cada habitante del reino.
El Príncipe asintió con una leve sonrisa dibujada en el rostro.
–Nunca he tenido buena memoria, salvo de aquello que me ha ocurrido –continuó el Rey–. Así, nunca fui capaz de recordar el cumpleaños de nadie, a excepción del de tu madre y el tuyo, por obvias razones. Mi cumpleaños era algo que todos festejaban, por lo cual tampoco pude olvidarlo nunca, aunque lo quisiera.
La sonrisa creció en el rostro del muchacho, mientras recordaba momentos felices junto a su padre, memorias de un tiempo muy remoto.
–Imagina lo difícil que habría sido para mí memorizar los cumpleaños de los miles y miles de súbditos que componían el Reino… –el anciano hizo una mueca de dolor, mientras intentaba acomodarse en la cama– Sin embargo, yo tenía una costumbre. Festejaba con ellos el aniversario de nuestra amistad.
–¿Tú qué?
–Ya te dije, podía recordar fácilmente todo lo que me había sucedido, por lo que, recordar la fecha en que había llegado a mi vida tal o cual amigo era sencillo. Admito que, al ser tantos los habitantes de este lugar, al fin y al cabo, terminaba festejando todos los días del año, pero nunca me quejé de ello.
El Príncipe miraba atónito a su padre, incapaz de comprender la razón de tan extraño comportamiento.

–Hijo, en la vida descubrirás que las personas recuerdan muchas cosas: fechas de cumpleaños, fallecimientos, aniversarios de todo tipo… pero en el caso de las amistades, pocos recuerdan cuándo han conocido a sus amigos o cómo lo hicieron –el Rey respiraba con dificultad, su voz era un susurro muy leve–. Cuando heredé el trono era un joven inexperto que había perdido a su padre en el campo de batalla. Sin la ayuda de los miembros de la Corte o la paciencia de los súbditos, nunca hubiese llegado a ser quién soy. Ellos me enseñaron humildad, capacidad de escucha y valoración por los más simples detalles. Su amistad lo fue todo para mí, mi crecimiento como Soberano estuvo signado por el apoyo y confianza de cada persona que habitaba el Reino.
–Comprendo… –replicó el joven.
–Las reuniones con amigos, el pasar tiempo con ellos y compartir tus gustos, pensamientos, ideas sobre algo… eso te hace crecer, hijo mío. Y yo necesito que crezcas, que te conviertas en un Rey que el pueblo quiera y respete, como sucedió conmigo. Nunca te creas superior a nadie, nunca te pienses fundamental. Ellos lo son todo, por ellos y para ellos vives… sin súbditos, no hay Reino.
–Tienes razón –el Príncipe intentaba mantener su compostura.
El Rey respiró profundamente y agregó:
–Realmente espero que puedas encontrar tan buenos amigos como los que yo tuve. Sé que serás un Soberano prudente y responsable, serás mi orgullo aunque no esté aquí para decírtelo.
El joven heredero se acercó a su padre y lo abrazó con cuidado de no causarle más dolor del que ya sentía.
–Te quiero… –murmuraron ambos a coro y sendas sonrisas se dibujaron en sus rostros.
Antes de que el muchacho dijese nada más, el Rey dio un último respiro y la vida lo abandonó de manera pacífica.

Cuando la primera lágrima comenzó a descender por el rostro del nuevo Soberano, una mano afectuosa palmeó su espalda con cariño.
El Jefe de Guardias le sonreía tímidamente.
–Señor, estamos a sus órdenes –indicó señalando a un grupo de hombres armados que observaban todo desde la puerta de la habitación. Todos lloraban la muerte del antiguo Rey–. Siempre estaremos a su lado...
El nuevo Soberano sonrió, tragándose las lágrimas y procurando recuperar la compostura.

Ese día quedaría para siempre en la memoria del Monarca. Había perdido a su padre, pero había descubierto que tenía todo un grupo de personas que velaban por su bien.
“11 de julio”, pensó entonces el Rey sonriendo aún más, “Un día para festejar… dicen que la muerte es vida, debí perder a mi padre para ganar un batallón de amigos… o tal vez él me los obsequió como regalo de despedida…” 


~*~*~*~


Desde niña tengo la costumbre de festejar los aniversarios de amistad que tengo con mis amigos: 13 de noviembre, 7 de febrero, días en que conocí a mis mejores amigas. 11 de julio, día en que descubrí un grupo maravilloso de personas que comparten conmigo su amor por las letras...
Pensando en mis compañeros de letras, decidí escribir algo que fuera capaz de hacerlos sonreír más allá de todo. Algo que los hiciera pensar acerca de valor de este día... 


Felicidades, mis buenos compañeros y amigos de Adictos a la Escritura. ¡Feliz 1° cumpleaños! 


No puedo creer que hace ya un año desde que comenzó este magnífico grupo!!!


Create your own banner at mybannermaker.com!

24 comentarios :

PukitChan dijo...

TwT ¡Qué hermoso y maravilloso relato! Tanto que, sin mentirte, juro que se me escapó una lagrimilla en el camino.

Has escribo verdadera magia en este relato, las palabras y las hermosas cosas que dice el rey a su hijo, todas muys ciertas.

¡Te quedó espectacular!

Feliz aniversario ^w^

Déborah F. Muñoz dijo...

¡Qué bonito, me ha encantado!

Esther dijo...

Ojalá hubiese más personas que pensasen de esa manera. Nunca había oído eso de festejar el día que comenzaste tu amistad con alguien. Tu relato me ha dejado una gran enseñanza.
¡Cuídate!

ibso dijo...

Muy buena narración y mensaje. Que pena que "casi" ningún dirigente actual sea "amigo" de sus súbditos.
Un saludo
ibso

Dany nphenix dijo...

Me gustó mucho el relato.
Besos.

LA NOVIA dijo...

Un magnífico canto a la amistad!!!!!
Felicitaciones

Beso

KaRoL ScAnDiu dijo...

¡Hermoso mi Erze!

Todos deberíamos de conmemorar el día en que conocemos a nuestros amigos del alma... ¡precioso mi chica!

Kisses ^^

Patricia O. (Patokata) dijo...

Que bella historia, encierra muchos valores y enseñanazas!
Te felicito!!

saludos!!

Athena Rodríguez dijo...

Wow Erze, siempre me sorprendes, creo que nunca dejarás de hacerlo, tu relato tiene mucha razón, deberíamos hacer caso a ello. Me encantó el final, la ambientación de la trama ha quedado englobada en el lenguaje muy cuidado, me ha encantado de veras.

Por otra parte, te confieso que yo me olvidó de mi cumpleaños, en veces intencionalmente, otras no tanto, pero ¡ah! como me gusta festejar la felicidad de los otros.

Nyra dijo...

Que bella historia, muchas veces resulta cierto que olvidamos aquellos que comparten alegrias y trsitezas. Los amigos y las letras.

Feliz Aniversario.Te sigo.

PD: esta increible la portada de tu libro.

Mrs Brightside dijo...

Qué lindo relato, Erzengel. Me gustó mucho ^^

Besotes ^^

Maga de Lioncourt dijo...

¿Quién se ríe? Yo estoy llorando :'(

Me encantó tu texto, y me parece hermoso que festejes los días que conociste a tus amigos. Yo apenas recuerdo los cumpleaños...

Besos y muchas felicidades!

Greys dijo...

Hermoso!!! Buen mensaje el que nos muestras en este relato.

Feliz Aniversario!

Esther Van Castle dijo...

Erz, Hermoso relato!!! :D

Y que noble el rey, todos deberiamos ser así, ya que todos formamos un todo.

Saludos!

hada fitipaldi dijo...

Que texto tan entrañable y precioso. Me encanta la idea de festejar los aniversarios de amigos, es algo muy importante y desde luego que creo se debería de hacer. Espero que sigas siempre con esa costumbre. Un beso, me ha encantado

Brokenwings dijo...

Oh! Me has dejado sin palabras. En serio. Me gusta que tengas esa costumbre, es algo muy especial.

Saludos

Yess dijo...

Es un aniversario muy digno de celebración, gracias por compartir ese hábito, más aún en un relato tan bonito.

Rossiel Black dijo...

Una dulce historia *^*!!! me gustó mucho, felicidades a toda por cumplir ya un añito.

Saludos~

Magica Hilda dijo...

Un relato estupendamente narrado. Además resalta los valores de la amistad. Me gustó mucho, besos.

Edain dijo...

Me da pena cuando los padres se despiden así de los hijos, como que sufren mucho antes de abandonar su cuerpo ;w;

ALLOSAURUS dijo...

que relato tan conmovedor y triste para ganar hay que perder algo del mismo valor (es de un anime), pero al leer tu relato se me ha venido a la mente no se lo que es perder a un ser querido pero si se que es conocer alguien maravilloso

Karuna dijo...

Erzengel, muchas felicidades no sólo por tu primera novela.

Tu relato que resalta la historia de la última conversación entre un padre y un hijo, nos ha hecho pensar que hay familias que todavían conservan el honor y respeto que hay entre ellos.

Sin embargo, las fechas son huellas imborrables que más tarde se convierten en historia.

Sea cumpleaños, luto, un acontecimiento impactante, siempre acompañarán a nuestra memoria colectiva.

Saludos Karuna ^^

Laura S.B. dijo...

Un relato hermoso y un concepto genial :)

Neko dijo...

SI te soy sincera, no me agradan mucho las historiales en ambientes medievales, con reyes y cosas por el estilo, pero a medida que fui leyendo, vi que detrás del entramado se escondía el verdadero sentido del escrito. me gustó mucho la forma en que le diste vida a él aniversario. Es como decirlo, un lindo detalle, gracias por el texto.