sábado, 28 de mayo de 2011

Capítulo 28: Tatuado el Deber

Aylen y Narim se observan detenidamente.
El Príncipe Demonio se mantiene en su posición, repitiendo aún la oración que en ningún momento ha dejado de murmurar.
Uriel, a su lado, se mantiene con los ojos cerrados sin percatarse de nada.

“Vete de aquí…”, Aylen escucha el susurro de Narim aún cuando él no ha movido los labios más que para rezar.
“Vete, Cazadora”, repite el Demonio, con tono de molestia clara.
La joven sabe que tanto como él puede hablarle en pensamientos, como ahora está haciendo, bien puede escuchar las ideas de ella.
“No me iré”, le replica segura.
“Aylen, lo digo en serio. Debes irte, tengo mucho por hacer y me distraes”, la súplica es leve, pero la muchacha la capta fácilmente.
“No entiendes…”, intenta responder.
“Sí que entiendo. Estás preocupada porque de pronto, todos los tatuajes de tu piel se han borrado como por arte de magia. No tengo tiempo para pelear ni prestarte atención, en este preciso momento, intento centrar mis energías en Sharem y tú no estás ayudando mucho…”.
Aylen frunce el ceño, enojada con la actitud de Narim.
“De verdad, necesito que regreses al hotel”, el Príncipe Demonio está llegando a su límite, “También me suceden cosas a mí, no creas que no, pero en este momento, estoy enfocado en otra cosa, algo de vital importancia para todos. Aylen, por favor, atiende a lo que te pido, luego hablaremos”.
Un mínimo gesto de Narim causa pavor en la Cazadora. Por un instante, los labios del Demonio se contraen y quedan en evidencia sus colmillos en una mueca de peligro inminente.
Él quiere matarla, desea alimentarse de su carne y beber su sangre, Aylen lo recuerda bien, ya se lo ha dicho antes.
Muy en contra de su querer, la Cazadora toma impulso en la rama del árbol donde se encuentra y salta hacia el tejado de la iglesia.
Como una simple sombra, comienza a correr rumbo al hotel donde el resto del grupo está descansando.

-Vale…- Mariola mira a su hermana y hace una mueca- Somos las Gemelas Sokaly, es verdad.
-Bueno, entonces debemos ayudarlas. Sabemos poco en verdad, DK nos ha dicho lo mínimo y necesario, preocupado por si nos interceptaban en el camino- explica Jonathan.
-Son nuevos en esto- aventura Ade- No tienen ningún tatuaje a la vista.
Los gemelos se observan entre sí, algo incómodos.
-Tenemos un tatuaje cada uno, sólo eso. Hemos pasado toda nuestra vida entrenando y recién ahora podemos salir a Cazar- Sebastián habla con voz grave y algo en su tono le da a entender a las Cazadoras que es mejor no seguir hablando en plena calle, donde todos pueden escuchar.
-Bien, ya es hora de que Karol y Macu tomen la guardia…- indica Ade mirando al cielo.
-Ustedes pueden venir con nosotras al hotel donde nos estamos hospedando- Mariola, como siempre, sincronizada a su hermana, completa la frase.
-Sí. Estoy seguro que querrán saber todo al respecto, DK nos previno que ustedes no se contentarían con sólo escuchar nuestros nombres y lo entiendo- Jonathan sonríe a medias y las gemelas contienen el aliento ante la belleza de ese rostro angelicalmente peligroso.
Sebastián hace eco de la actitud de su hermano y sonriendo, también, asegura:
-Les diremos todo lo que quieran, responderemos todas sus preguntas y… aprovecharemos a pasar tiempo con ustedes.
-Sí- Jonathan concuerda con su gemelo- Esto de verlas y hablar con ustedes es interesante… DK nunca nos dijo que ustedes eran tan hermosas.
-Vale- Mariola mira a su hermana de forma cómplice, evitando sonreír- Regresemos al hotel.
Adela asiente. Las gemelas saben de sobra que, si quieren replicar las palabras de los Cazadores, lo mejor es hacer silencio y dejarlos dudando. Nada más atractivo ni eficaz…

Karol y Macu esperan en las puertas del hotel a que lleguen las gemelas. Saben que Irene aún está con Ian, hablando y confesándose secretos de sus respectivos pasados.
A lo lejos, ven cómo Aylen se acerca corriendo.
-¿Estabas fuera?- Macu se muestra confundida y preocupada por su sobrina.
-Sí… necesitaba tomar aire fresco.
-Ajá…- claramente, Macu no cree ni una palabra.
-No te preocupes, ella ya está de regreso y cuando lleguen Ade y Mariola podremos salir a nuestro turno de guardia- Karol intenta cambiar de tema, para cubrir a Aylen. Sabe la razón del extraño comportamiento de Aylen y procura ayudarle.
-Macu…- Aylen mira a Karol y suspira- Cuando vuelvas, quiero hablar contigo y con Irene. Está todo bien, no te hagas problema. Perdona por hacerte preocupar…
La Cazadora de cabellos violeta nada puede replicar, porque en ese preciso momento, arriban las gemelas junto a dos desconocidos.

-¡Chicas!- Mariola las saluda sonriendo, Ade estalla en risas. Los rostros de Aylen, Karol y Macu, cargados de sorpresa y curiosidad, causan gracia en las gemelas.
-Ellos son Sebastián y Jonathan, los envía DK para ayudar- explican a coro y sus compañeras aprovechan para recomponer la postura.
-Bueno, pasen y coman algo y descansen. Nosotras nos hacemos cargo ahora- Macu hace un amague de sonrisa- Aylen, muéstrales sus habitaciones y avisa a Irene que luego les toca a ustedes. Ya veremos de hablar más tarde…
Aylen asiente, mirando de soslayo a los nuevos Cazadores. Algo en sus rostros le resulta familiar, aunque no sabe qué es en realidad.
Mientras Karol y Macu parten a cuidar el pueblo, Aylen actúa como guía en el hotel.
Las gemelas van hablando y riendo junto a Aylen, los hombres, más precavidos ante el nuevo grupo de personas que están conociendo, se limitan a observar todo y escuchar atentos lo que hablan las mujeres.

Mientras, Ian escucha en silencio lo que Irene tiene para decirle…


Create your own banner at mybannermaker.com!

4 comentarios :

Marcos Dk dijo...

Novatos, pero bien entrenados; estoy seguro. Y bien, veremos lo que tiene que contar la rubia...

~D@nL!n~ dijo...

Mmm... la cosa se pone mucho mas interesanteeee!!!

Huelo fuego... que empiece ya la batalla!!!


Danlin a la vuelta!

tKM!!!

MAP!

AsUmA! dijo...

Hola que tal.
Mi nombre es Andrés, encontré tu blog de "casualidad" cuando puse en google "tatuajes".
Me parece excelente que estés an un blog escribiendo todas estas historias que ceas en en el mundo interior de tu mente.
ojalá yo me pueda hacer uno. Tengo como hobie el escribir historias, seria genial poder compartirlas como tu lo haces. un abrazo sigue asi mira que la historia está realmente buenisima...
un saludos desde "Valparaiso"...
Hasta pronto!!

Irene Comendador dijo...

Como se me habia pasado este capitulo?
De verdad que a veces vivo en el limbo, gracias por poner el enlace en mi muro en el facebook amor, si no me lo hubiese perdido
Y que decir?
pues que estos dos que manda DK van a dar mucho juego seguro, sobre todo con las hermanas, jajjajaj
Y me ha quedado la duda de ¿donde? es que tienen ese unico tatuaje, jajajaja Vale, a ver que es lo que Irene tiene que decir a Ian, estoy con el culito encojido por saber
Un beso amor y me voy a por el siguiente, aaaaa que guay, ser despistada hace que tenga hoy ración doblee!!!!!
Besazos mi Erzengel