viernes, 11 de marzo de 2011

Un ruego...


Juntos mis manos y ruego, por aquellos que viven lejos, por quienes han perdido amigos, familiares, compañeros de la vida...
Por aquellos que están heridos, en carne o espíritu, ante la situación que ha sacudido al mundo y lo ha dejado expectante, aguardando qué sucederá luego.
Ruego pensando en quienes no pueden defenderse ni ponerse de pie sin ayuda de otro, por aquellos que nunca conoceré, pero tienen hermanos, hermanas, padre y madre, abuelos, amigos y amores como yo... por esos que son tan humanos como mi persona, pero están viviendo una suerte terrible y desastrosa.
Junto mis manos y pido, anhelo que la solución llegue pronto y aprendamos a estar preparados para que esto no vuelva a suceder, o si sucede, podamos actuar más rápido.
Por los que viven en guerra, por los exiliados, por los sometidos a dictaduras temibles, por los abatidos por la naturaleza, por todos los que sufren de alguna u otra manera...
El mundo se está sacudiendo... hemos vivido a través de los medios de comunicación los avatares de los enfrentamientos civiles en pedido de libertad y democracia, en reclamo de igualdad y reconocimientos; la naturaleza también está en guerra con los humanos, nosotros hemos provocado esto, pero no entraré en debates, tan sólo ruego...
Si hace unas semanas Egipto y Libia nos hacían estremecer por las escenas que nos regalaban a cada momento, si el sismo en Haiti nos conmovió hace meses y las peripecias de Chile nos afectaron también, entonces el tsunami de Japón tampoco puede escaparse a nuestro entender...
Y tal como una vez rogué por los demás, ahora ruego por nuestros hermanos asiáticos, por todas esas familias que sumidas en el dolor esperan el milagro de un mañana mejor...
Junten las manos y rueguen... no importa qué religión acepten y defiendan, tan sólo rueguen... unidos, podemos obrar milagros.

Create your own banner at mybannermaker.com!

3 comentarios :

Dany nphenix dijo...

Es verdad, hay que rezar por todas las personas que están sufriendo. Yo creo en Dios y creo que las oraciones pueden ayudar. Así que oremos para que la fuerza y toda la ayuda llegue y puedan recuperarse.
Besos.

Mysoul dijo...

Estoy de acuerdo contigo!

Esperemos q estas trágicas, horribles y temibles escenas no dañen más a nuestros compatriotas del mundo.

Seamos solidarios y pidamos un milagro.

Yarit dijo...

Ahora de que somos conscientes de que la vida en esta tierra es muy frágil, veamos desde adentro lo que como humanos nos falta, amor, misericordia y justicia.