martes, 29 de marzo de 2011

Capítulo 16: Una nueva Canción

POV Danlin

Cuando salimos de la sala de urgencias, ya era de noche. No habia hecho los deberes y estaba muerta de cansacio. Habia pasado mucho miedo desde que llegue a casa.
El viaje de vuelta a casa estuve ensimismada todo el tiempo intentando entender por que Haydee habia colaborado en el ataque. Claramente ella habia estado reteniendome para que pudieran herir a mi tio. No entendia como podia hacer algo asi. Tratandose de Nilnad... aun, pero... ella? Sabia que ella no era una mala persona, y por eso no me explicaba ese semejante comportamiento de ella.
Ademas, el quid de la cuestion : Por que todo esto?!
No tenia sentido. Que les habria hecho un hombre que acababa de llegar a la ciudad para visitar a sus parientes? Nada.
No me lo explicaba.

Suspire de cansancio y estres cuando entre a mi habitacion. Me cambie a pijama y me puse a hacer los deberes mientras cenaba. Tenia la mente totalmente entumecida, no podia pensar. Pero aun asi segui leyendo el enunciado de ese problema.

Cuando termine, ya eran las 12 de la noche. Solte un bufido de queja y cerre el libro. Al menos habia intentado hacerlos. Pero claramente estaban mas que lejos de estar correctos. Suspire de nuevo y arregle la mochila para el dia siguiente.
Sali de mi cuarto para dejar el plato vacio de pechuga y patatas que habia sido de mi cena en la cocina y me dispuse a ir al cuarto de banio para asearme e ir a la cama directamente. Maniana tendria que hablar seriamente con Haydee, si es que se me ocurria algo que decirle porque aun no sabia como encararle.
Justo cuando pasaba por el pasillo hacia el cuarto de banio, mi tio salia de su habitacion, con el brazo derecho vendado.

-Que pasa?- le pregunte alarmada. Parecia un poco incomodo, molesto.-Te duele mucho?

-No es eso...- murmuro haciendo una mueca de dolor. Claramente mentia.

Me entristeci de verle sufriendo.

-Querias hacer algo?

-Si... un vaso de agua.- intento sonreir.

-Bien, entra, yo te lo llevare. Y no dudes en llamarme para cualquier cosa- le sonrei ofreciendo mi total ayuda.

-Gracias- me sonrio y entro de nuevo a su habitacion.

Fui a la cocina a por un vaso de agua fresca y llame a la puerta.

El me hizo entrar y eso hice. Estaba sentado en la cama, al lado de la ventana, mirando hacia fuera, a oscuras. Solo los rayos de la luna iluminaba la estancia.

Fui a abrir la luz pero el me detuvo:

-No la enciendas, la oscuridad me mantiene tranquilo.

No entendi muy bien por que lo decia, no se parecia al tio Matirus energico y simpatico de siempre. La herida le debia de doler mucho. Obedeci y le lleve el vaso. El trago con ansia y despues sonrio.

-Muchas gracias.

-Desde cuando eres tan educado?- objete ironicamente mientras depositaba el vaso en su mesita de noche.

No se veia muy bien a oscuras, asi que objete por sentarme en la silla que tenia al lado de la cama y le mire. El tenia la mirada perdida en la luna, cosa que nunca antes habia hecho. Estaba muy raro, claramente.

En un intento de sonsacarle algo mas de informacion a cerca de esa pelea ya que se habia mostrado reacio a contestar sobre el asunto cuando se lo pregunte, le dije:

-Estas raro, que te pasa?

-Nada, solo que me duele mucho.- admitio al fin. Pero mi tio Matirus nunca se mostraba debil ante mi, es mas, era mas fuerte que ningun hombre que yo hubiera conocido. Pero claro... Nilnad lo habia herido y el agresor habia salido sano y salvo...

-Por que no te defendiste?- pregunte curiosa.

-No se suponia que ese chico era tu amigo? Acaso te habria gustado que...?

-No es eso- interrumpi- ademas, tu no sabias que era mi amigo.Y la verdad, no tengo muy buena opinion de el ya de entrada. No me habria importado que te defendieras.- conteste sinceramente.

-Lo se... solo es que me pillo in fraganti. Me crei que eras tu y cuando me gire ya me habia hecho el corte. Unos segundos despues ya habias llegado. No me dejaste tiempo de lucirme- ironizo.

Yo enarque una ceja. Sabia que estaba omitiendo muchos detalles interesantes e importantes.

-Vamos Matirus! Cuentamelo!- grite enojada. Mi tio nunca me habia escondido nada. Y ahora notaba que teniamos un cierto distanciamiento. Y eso no me gustaba para nada.

-Shhh! Quieres despertar a tus padres y que te manden a la cama despues de echarme la bronca por estar despierta a estas horas teniendo clases maniana?- murmuro con una media sonrisa.

-Lo siento- intente tranquilizarme. Ya habia pasado todo, no era plan de ponerse histerica ahora- Solo es que te siento tan lejos de mi...- me levante de la silla y me sente a su lado, en la cama.- Matirus- le llame para que me mirara. Si fuese el Matirus de antes, ya me habria acunado en sus brazos- Dime que te pasa. Por que te muestras tan raro? Y no me vengas con lo de la herida. Se que no es verdad. - el me miro por fin y vi en sus ojos...un brillo desconocido. No parecia el de antes, no era el de antes.

-En realidad, me estaba preguntando por que tu amigo me ha atacado. Estoy preocupado, Danlin- admitio al fin. Lanzo un largo suspiro y me rodeo el hombro con el brazo herido. Intente no moverme demasiado.-Estoy preocupado por ti. El no me habria atacado si no fuera por ti.

-Por mi? por que?- pregunte extraniada.

-Porque no tiene sentido que me ataque sin conocerme siquiera. No le he hecho nada. Y el unico vinculo que nos une eres tu. No me lo explicaria de otra manera. El querra hacerte danio utilizandome.

-Por que iba a hacerlo?

-No tengo ni idea. Pero esa es la solucion mas valida que le veo...

-O sea que has estado tan callado por eso? Pensando en que yo podria estar en peligro?

Asintio admitiendo.

-Ay! tio! - suspire aliviada-No te preocupes , vale? Me inquiete mas verte tan triste que estar "posiblemente" en peligro. Te aseguro que no es nada demasiado preocupante. Maniana hablare con Haydee, la amiga de ese chico.Y veras que todo se solucionara. En el caso de que las cosas no vayan bien. Solo tengo que dejar de ser su amiga. O en el peor de los casos, cambiar de universidad. No te preocupes, acabo de llegar. Me da igual.- dije con indiferencia. Claro que no me daba igual. Pero verle sufrir por mi era peor.

-Segura? Sabes que yo solo...

-Descansa ya, vale?- le corte. Le bese en la mejilla como siempre habia hecho , le desee las buenas noches y sali de su habitacion en penumbras.

Entre en el cuarto de banio y me asee.

Me tire en la cama y me quede dormida en cuestion de segundos. Estaba tan cansada...


POV Danlin minorean

Alguien me llamaba, alguien me ordenaba, alguien queria que matara.
Yo debia obedecer, yo queria matar.
Abri los ojos cuando la intensidad de ese orden se fue haciendo mas nitido. Pero nadie estaba a mi lado. Esa voz me era sumamente familiar. Matirus. Era amo, mi creador, mi todo. Estaba en mi habitacion de la nueva casa, a oscuras. Era de noche , era luna llena. En mis pensamientos se volvio a escuchar su orden implacable:

"Matalo, matalo... Es un falso. Matalo..."

-Si , amo- murmure automaticamente.

Sentia energia en mi cuerpo, sentia fuerza, una fuerza descomunal. Me sentia poderosa. Podria acabar con el, lo sabia. Mi amo me habia dado la fuerza suficiente.

"Luego, ven a salvarme. Estoy en nuestro mundo. Te espero querida."

-En seguida- conteste de nuevo.

Impulsivamente, me levante de la cama y me dispuse a ir a por ese embustero.Le odiaba, por haber retenido a mi querido creador. Pero no hizo falta desplazarme. El me observaba desde la oscuridad, apoyado en la puerta.

-Cuando hace que estas aqui?- me alarme, no habia notado su presencia.

-Antes de que te despertaras. He notado que tu esencia cambiaba de forma. Asi que acudi. - contesto indiferente, seguia en su postura relajada. Eso queria decir que me estaba subestimando y yo me moria de ganas de darle una leccion, mejor dicho, matarle para probarme. Pero tampoco queria matar a mis padres, Danlin se sentiria muy desdichada.

-Salgamos al parque y terminemos de una vez. Sabes? tengo prisa.

-Estoy de acuerdo. - el desaparecio y yo hice mas de lo mismo.

Aparecimos a la vez en el parque, donde el habia empezado a realizar el papel de mi amo.No habia nadie, solo se escuchaba como soplaba el viento, el movimiento de las hojas y el agua que caia de la fuente.

Durante unos segundos permanecimos inmobiles, despues, hable:

-Algunas ultimas palabras?- bromee sarcasticamente. Hice aparecer un cuchillo afilado y me puse en postura ofensiva.

-Buscate uno de tu mismo tamanio- me lanzo una sonrisa picara.

Me lance hacia el , me habia provocado. Y yo queria matarlo.

Pero justo cuando el cuchillo iba a clavarse en su corazon, el desaparecio y reaparecio un segundo mas tarde detras de mi. Me cogio por el brazo libre y me lo doble hacia atras, inmovilizandome. Intente dar la vuelta a mi mano y clavarle el cuchillo desde atras. Pero el la detuvo a tiempo y me apreto con fuerza. El dolor empezo a hacerse notar. Pero no era nada, comparado con toda la fuerza que tenia en mi interior. Cuanto mas me oprimia, mas fuerza y energia sentia dentro de mi.

Sonrei victoriosa y me zafe de el en un abrir y cerrar de ojos. El retrocedi unos pasos y me miro con asombro:

-Debo admitir que Matirus ha hecho un buen trabajo contigo. Para ser principiantes en esto, lo haces extremadamente bien. Y pensar en lo mucho que te negabas a convertirte...- dijo evocando recuerdos que yo no compartia.

-Te hare retirar tus ultimas palabras- le indique, soberbia.

-Ya veremos...

Y empezamos a lidiar otra batalla, aun mas intensa.

No sabria decir exactamente cuanto tiempo paso, pero cuando nos detuvimos, al fin, ya estaba amaneciendo.

Me arrodille por el cansancio, estaba sudando, y jadeaba sin poder respirar normalmente. El corazon se me salia de la boca y los ojos no enfocaban bien mi objetivo. Sonrei ante mis logros. Habia logrado hacerle unos cortes considerables y sangraba por la nariz y la boca. El tambien se desplomo contra el suelo.

Pero yo tampoco estaba mucho mejor, tenia un par de heridas sangrantes y muchos moratones por todas partes. El pelo alborotado y un aspecto deprimente. Ambos estabamos hecha una miseria.

-Lo dejamos en empate?- propuse, sonriendome, cosa que le hizo hacer una mueca de dolor.

-Ni hablar, voy a matarte y despues rescatare a mi amo.

-Estas segura de que es tu amo?

-No voy a escucharte- le previne- nada de lo que me digas servira. Muere!- grite mientras me avanlazaba sobre el de nuevo.

Pero justo cuando le iba golpear, un brillo me deslumbro y cai inconsciente. La fuerza que me proporcionaba mi cuerpo habia desvanecido, me quede sin energia.



POV Danlin

El despertador sono a la hora de siempre. Me levante y me volvi a tumbar porque me senti mareada. Estaba sumamente cansada, como si no hubiera dormido en toda la noche. Y me dolia todo! No lo entendia. Que habria pasado anoche? Me mire en espejo y comprobe que no tenia nada. Pero el dolor era real.

Me levante con mucha dificultad, me asee y me cambie. Fui al comedor para desayunar y me tope con mi padre leyendo el periodico y mi madre planchando la ropa. El desayuno estaba en la mesa ya, como siempre. Busque con la mirada al tio Matirus y al no encontrarle me alarme. Anoche se habia mostrado muy raro...

-Y...?- empece a preguntar pero una voz detras de mi me interrumpio.

-Me buscabas?- pregunto mi tio.

Me gire y le vi, radiante de energia. Era mi tio, el de siempre. Como si nada de lo de ayer fuera real. Me alegre tanto que me lance hacia el, colgandome de su cuello.

-Tio!!! Buenos dias!!!

-Ay! Danlin, querida...- dijo intentando soltarme.

-Uy! lo siento! , te sigue doliendo mucho?- me di cuenta de que le habia dado en la herida. Y si, todo habia sido real. Que decepcionante.Por un momento pense que todo habia sido un suenio. Pero no. Hoy debia enfrentarme a muchos problemas.Y quiza roturas.

-No, si no vuelves a actuar tan impulsivamente. Eres peligrosa, lo sabias?- me rei con el ante la bromita, pero note que en su tono de voz habia algo serio.

-Danlin, a desayunar. Vas a llegar tarde!- me rinio mi padre, aun con la vista en el diario.

Yo obedeci y desayune con mi tio.

Cuando sali, el me acompanio hasta la puerta.

-Hoy me vienes a buscar?- pedi, sonrojandome un poco.

-Deseas que vaya?

-Si, claro! Aun no hemos podido hablar como yo quiero! Tengo muchas cosas que contarte!- le dije emocionada.

Iba a necesitar distraccion y animos despues de las clases,seguramente.

Llegue a la primera clase con cierto retraso y por eso no pude hablar con Haydee. Teniamos las mismas clases matutinas, pero ella no me dirigio la palabra, como sintiendose culpable, y bien que lo merecia!, y yo tampoco le hice caso. Por una parte, porque no me atrevia, y por otra, me daba miedo que todo fuera verdad y tuviera que romper una bonita amistad, o eso me habia parecido.

Pero no pude retrasarlo mas. A la hora de la comida, le llame:

-Podemos hablar?- le pregunte.

-Si, claro- y le guie hacia donde ella me habia presentado a Nilnad por primera vez. Todo empezo alli, asi que si tenia que terminar, tambien tenia que ser alli. Una rotura limpia seria menos dolorosa.

En cuanto llegamos, me gire sobre mis pies y me encare a ella:

-Has tenido algo que ver con la agresion de Nilnad contra mi tio?-fui directamente al grano.

-De que estas hablando?- se hizo la inocente.

-Te estoy hablando de lo que paso ayer. Tu estuviste raramente reacia a dejarme llegar a casa, como si estuvieras reteniendome. Y cuando volvi, me encontre a Nilnad atacando a mi tio. Y no me vengas con que querias tomar el maldito helado, porque no te creo.

-Eso hizo Nilnad? No me lo creo. Te habras...

-Ella tiene razon.- nos interrumpio una voz.

Nilnad caminaba hacia nosotras con aire despreocupado. Le fulmine con todo mi odio.


Create your own banner at mybannermaker.com!

2 comentarios :

Dany nphenix dijo...

Buen capítulo. Me da pena que haya perdido la memoria. Espero con ansias el siguiente capítulo para ver que pasa.
Besos.

vampiresa dijo...

ola me ha encantado el capi. pobrecito no se acuerda de nada pero poco ira recordando si le ayudan claro.

Escribes muy bien, tienes talento, no cambies nunca.

Saludis vampi