jueves, 31 de marzo de 2011

Adictos a la Escritura: Los juegos en invierno...

Hola!!!!
Acá les dejo el proyecto de marzo de Adictos a la Escritura.
A partir de una foto (que recibimos por sorteo y a mi me tocó la que envió Kike... mil gracias!!!), debíamos escribir...
Y esto fue lo que nació:

Los juegos en invierno


Los pasos se han apagado y con ellos la calidez se alejó sin previo aviso. Es hora ya de descansar...

Aquí y allá, huellas diminutas se perciben tenuemente debajo de la alfombra de blanca nieve y  ellos, los solitarios juegos infantiles, se descubren melancólicos ante la llegada de la oscuridad.
Mañana será nuevo día, saldrá el sol seguramente, los niños volverán.
Ahora, las lúdicas construcciones deben dormir envueltas en los brazos del invierno y recuperar energías. Es hora ya de descansar...

Ya no hay risas ni correteos, tampoco llantos ni súplicas por jugar un poco más. 
Tan sólo queda el viento susurrando una nana antigua para calmar la tristeza de los que ya no tienen con quién jugar. 
Como si acaso fuera posible alejar así la tristeza de una vez y por todas... que se vaya lejos, lejos, ¡y que no vuelva jamás!
El cielo blanco de tantas nubes, se apiada también de aquella nostalgia y comienza a llorar blancos y suaves copos de hielo liviano. Es hora ya de descansar...

Mañana regresarán las carcajadas y cánticos, las pelotas, los muñecos, los niños y su vitalidad.
Es invierno y los juegos extrañan. 
Es de noche y los juegos anhelan. 
La soledad gobierna y los juegos temerosos tiemblan.
El nuevo día pronto despertará...
Ahora la luna vigila y ruega por un sueño tranquilo. Es hora ya de descansar....



Es breve, pero creo que quedó lindo... 
Qué les parece?
Espero sus comentarios!!!
Nos leemos pronto!

12 comentarios :

Dre!k de'Lenfent dijo...

A mi me ah gustado mucho... lo sienco como con un dejo de tristeza, nostalgia a la infancia tal vez...
muy bello.

Dany nphenix dijo...

Me gustó mucho el relato. Creo que marca a la perfección lo que puede llegar a sentir un niño ante los juegos de las plazas.
Besos.

Maga de Lioncourt dijo...

A mí siempre me dieron miedo las plazas de juego por la noche, así que me descubrí en la plaza que describes, en la noche de invierno y también me estremecí.
Me gustó, como era de esperarse. Y me parece que la extensión es perfecta para lo que buscabas expresar.

Lo único que me pareció notar es cierta aliteración hacia el final, y eso me distrajo un poco.

Besos!!

Cristina :D dijo...

Qué bonito^^
Me recuerda a cuendo era pequeña jaja
Un beso!!

AmaRiE dijo...

Te quedó precioso y muy nostálgico.

Felicidades!!

Déborah F. Muñoz dijo...

me ha despertado la nostalgia, me gustó mucho!

Un corazón enamorado dijo...

Será que soy un poco rara pero a mi me parece un canto a la esperanza de un nuevo día, de un nuevo espacio, en el que renacerán nuevos juegos, nuevos cantos a la amistad compartida entre las risas de la infancia por el anhelo de jugar que siempre sueñan los chico/as. Muy bueno te quedó.

hada fitipaldi dijo...

Erzengel es precioso, de verdad. Tus palabras parecen música, tan bien construidas, tan bonitas. Me ha gustado mucho. Besos!

Kike dijo...

Eyy es mi foto!!! :) Estaba deseando ver a quién le había tocado para leer la historia... y nada, me ha gustado mucho, como a los demás. Es muy nostálgica, muy bonita.

Un saludo!!

Kyra Dark dijo...

Me encanta cuando escribís con tanta nostalgia de la infancia. Y además cuando lo hacéis tan bien.
Un beso

Dulce Cautiva dijo...

Hola!, t atreves?: http://elclubdelasescritoras.blogspot.com/2011/04/reto-te-atreves.html

X cierto, no te animas ha hacer la entrevista?, espero k sí, ya más de 22 socias lo hicieron!.

Saludos!!!

Magica Hilda dijo...

Pues la verdad es que te quedó muy bonito, con una mezcla entre tristeza, por la soledad de ese momento, y también con una incipiente esperanza, de que las risas, los juegos y el ajetreo diurno volverán. Mis felicitaciones.