sábado, 29 de enero de 2011

Capítulo 15: Tatuado el Deber

Holis!
Mañana domingo un gran amigo cumple años... por eso, hoy sábado colgaré dos caps de esta novela de Cazadores y Demonios...
Este es el primero, en unas horas vendrá en segundo...

Marcos, espero lo pases genial ;)
Besotes!!!!



Capítulo 15 


Es ya de madrugada cuando Uriel despierta al escuchar los gritos de Ian.
El Demonio corre hacia el cuarto de Aylen temiendo lo peor y se sorprende al observar la escena que se desarrolla ante sus ojos.
En el suelo, en posición fetal, Narim ruge y se estremece.
Aylen golpea la puerta de su cuarto, pidiendo salir, más una fuerza sobrenatural impide su escape.

-Él lo hizo... Él cerró sus ojos y la cerradura de la puerta crugió y Aylen despertó, intentó salir y no pudo...- explica Ian, pálido y casi en estado de shock- Luego cayó al suelo y ha estado convulsionando y gruñendo desde entonces.
Uriel suspira. Esto no es nada bueno. Narim está sufriendo a causa de su apetito y aunque claramente intenta controlarse, tarde o temprano estallará su verdadero ser...

Macu e Irene logran alcanzar la entrada del hogar del Imparcial luego de caminar varios kilómetros por un denso y oscuro bosque.
El portal de las gemelas Ade y Mariola las condujo a las afueras de esa zona colmada de árboles y han debido atravesar el lugar sin camino alguno que las guíe hacia DK. 
Despunta el alba cuando llaman a la puerta. No hay tiempo para esperar si acaso el Neutro duerme o no. La vida de Aylen peligra...

-Narim, hace tiempo que no te alimentas, ¿verdad?- pregunta Uriel, en cuclillas junto al Príncipe Demonio.
El aludido levanta la cabeza y sólo emite un gemido de dolor y hambre.
-No querías cazar con ella observando. No querías que viera la bestia que eres cuando te liberas- prosigue Uriel- Porque ella de verdad te importa. Por eso mismo la encerraste en su cuarto, intentando protegerla....
El Ángel Caído habla en murmullos, más para sí mismo que para el hambriento Demonio.
Narim gruñe furioso y sus manos, ya convertidas en asesinas garras, se clavan en el suelo. 
-¿Qué haremos?- pregunta asustado Ian. 
Uriel intenta pensar. Muchas alternativas no tienen. No sin lastimar a inocentes, algo que no pretende hacer en absoluto.

Macu está a punto de golpear nuevamente la enorme puerta de entrada cuando ésta se abre bruscamente.
Irene y ella observan una amplia sala de con gigantescos ventanales y en el extremo más distante, sentado en el suelo en posición flor de loto, un ser de belleza extraña y mística se muestra meditando.
Cuando las Cazadoras se acercan, él sonríe sin abrir aún los ojos. Sabe que ellas lo han estado buscando. Sabe quiénes son. Las conoce desde hace tiempo...

Narim sigue estremeciéndose y gimiendo. 
Ya sus ojos brillan negros por completo y en su rostro mil líneas rojas y azules se dibujan formando un extraño diseño. Sus colmillos son más evidentes que nunca.
Está luchando contra sí mismo al controlarse, al cuidarse de no atacar a Ian o Aylen. 
Siente que las fuerzas le están faltando y que su lado salvaje saldrá de un momento a otro.
Uriel ha instalado un sello en el suelo, en un intento por controlar a Narim.
Ian ha debido sentarse en el sofá más lejano de la sala por precaución. No quiere dejar sólo a Uriel pero tampoco puede exponerse al peligro directamente.

DK se muestra como un hermoso elfo salido de alguna historia fantástica de Tolkien. Sus cabellos rojo fuego combinan con sus alas del mismo color. 
Luce su torso desnudo y es evidente que hace ejercicio, sus abdominales marcados y sus fuertes brazos lo demuestran fácilmente.
Macu e Irene lo observan y se miran entre sí preguntándose si acaso no le faltara algún tornillo.
Un hombre tan endemoniadamente sexy y extraño es difícil de ver... 
El Neutro levanta una ceja en un gesto claro de molestia y sus alas se agitan correspondiendo a su mueca.
Abre los ojos y murmura:
-Sus pensamientos gritan a voces vivas... ¿Acaso nunca hacen silencio?- la pregunta nace con calma, casi sin enojo.
Macu bufa e Irene da otro paso adelante. Todo sea por Aylen...

Uriel trata de calmar a Narim aún sabiendo que sus palabras en nada pueden ayudar al Príncipe Demonio.
Alguien llama a la puerta entonces, Ian duda de atender, pero Uriel le hace un gesto para que abra la puerta sin miedo alguno.
El humano piensa la situación un minuto antes de hacer lo que Uriel le ha indicado. 
-Ya me estabas haciendo enojar- anuncia una voz dulce y melodiosa desde el pasillo.
Uriel sonríe. La ayuda llegó de quién menos esperaba...

-Disculpa nuestra llegada a estas horas. Yo soy Irene y ella es Macu. Necesitamos tu ayuda- anuncia la Cazadora blonda.
Macu se pasa sus manos por su cabellesa violeta esperando a que DK deje de analizarlas y se digne a aceptar colaborar con ellas.
-Debo hacerles la pregunta de rigor, aunque ya conozco la respuesta...- murmura el Imparcial- ¿Por qué debo ayudarlas? 
Macu suspira y comienza a hablar.

-¡Uriel, encanto! ¡No has cambiado en nada!- Ade habla entre risas, mientras recorre la sala junto a su hermana.
Ian las observa asombrado. Su memoria de humano le impide recordar a los Cazadores, pero le resulta fácil reconocer que esas humanas hermosas y simpáticas fueron Cazadoras hasta hace poco tiempo.
Mariola le devuelve la mirada y le saluda:
-Ha pasado mucho tiempo... Te pareces al Ángel que una vez fuiste.
Ian asiente más no responde. 
Narim ha comenzado a gruñir y gritar furioso. Su apetito no ha menguado y siente que la bestia en él escapará a su control pronto aunque él no lo quiera.



Create your own banner at mybannermaker.com!

3 comentarios :

Marcos DK dijo...

Así que levantó una ceja, eh? XDDD Es un gesto mio muy característico. En lo demás... fantasía pura jejejeje

Me paso al próximo que ya está ^^

lauriii!!! dijo...

pobre Narim!!!Besos!

~D@nL!n~ dijo...

El final de capi me confundio un poco. De pronto salen dos chicas?!!!

Bueno,seguire leyendo, igual me aclara las cosas. XD

Danlin, TKM!

MAP!