martes, 11 de enero de 2011

Capítulo 12: Una nueva Canción


Un capítulo extenso, lo advierto, pero magnífico y lleno de emoción... 
Mi linda Danlin lo escribió... espero les guste ;)


POV Danlin

No me podia creer que la barriga de Haydee se estuviera haciendo grande de un dia para otro. Pero era verdad. Yo habia pensado que tendriamos aun tiempo para investigar sobre la verdad que los chicos ocultaban mientras durara el embarazo. Pero me equivocaba. Tendriamos que esperar a que saliera el bebe primero.

Estaba que me moria de los nervios, se le veia a Haydee muy cansada y muy forzada, pero aun sonreia, mientras que yo estaba que explotaba de tension. Era como si fuera mi bebe quien fuera a nacer, cosa que lo consideraba asi.

-Respira, te estas poniendo morada- decia su suegra.
-Si , eso, respira profundamente- le dije, con los ojos abiertos, sin parpadear.
-Te te lo esta diciendo a ti, Danlin- sonrio Haydee. Me cogio de la mano- Te estas poniendo morada.

Yo me di cuenta de que estaba temblando. De que? De miedo? De los nervios? Quiza ambas cosas. Temia tanto que algo pudiera salir mal... Nunca habia visto un parto, y la primera vez que lo veria seria de un parto sobrenatural. Como no podia estar morada?!

-Es que ...- respire, me obligue a hacerlo- No puedo parar de pensar que esto pudiera salir mal...

La habitacion era luminosa, no era como un parto dentro de una cabania sin nada. Sino todo lo contrario, parecia una sala de operaciones aquella habitacion, teniendo a nuestro alcance cualquier herramienta o aparato que necesitaramos. Estabamos como en un hospital y con mucha gente experienciada en nuestra ayuda. Que podia fallar? No lo sabia, pero algo me decia que iria mal...

Quiza solo me estuvira comportando exageradamente, dado que ni Haydee ni nadie de la sala se mostraba minimamente nerviosa. Por que demonios no podia relajarme?

-Quiza necesites un poco de aire fresco... Las convulsiones no han empezado aun, faltara un par de horas para que sea el momento de parto... Si quieres, ves a fuera a tomar un poco el aire- Me sugirio mi amiga.


Yo me lo mire como si estuviera loca, como se atrevia a proponerme dejarla a estas alturas?


-No me voy a ir de tu lado- le dije apretando los dientes, aun seguia temblando.
-Solo tomate un poco de aire... unos minutos. No creo que te pierdas nada interesante- me sonrió.
-Pero...
-Venga, sino, me pondras nerviosa a mi tambien- eso fue un golpe bajo. Pero nada dije y sali de alli,porque no queria que se preocupara, lo que faltaria seria que encima se tuviera que preocupar por mi estado mientras ella sufria por el embarazo.

Me tenia que animar como sea, tenia que tranquilizarme. Parecia casi imposible dejar de pensar pesimistamente,que me pasaba? Acaso estaba teniendo una premonicion?

"No seas tonta, tu no eres ningun Minorean" me dije a mi misma y riendome.

-Como estas?- una voz familiar me saco de mi ensimismamiento.
-Eh... te conozco?- fue mi primera reaccion.

Esa voz familiar solo era... eso, voz familiar. A ese chico nunca le habia visto en mi vida, pero su voz se asemejaba tremendamente a la de Nilnad. Su aspecto... ya no tanto.El tenia ojos grises y cabello oscuro, mientras que Nilnad tenia ojos lilas. Me encantaban sus ojos , claro, era mi color favorito.

-Creo que no, pero yo a ti si- me sonrio, su sonrisa, por raro que sonara, se parecia a la de Nilnad.
-Y tu quien eres?- no quise sonar grosera, pero estaba demasiado nerviosa para pensar en la educación.
-Soy el hermano mayor de Nilnad y Agenor- me quede estupefacta- Acabo de volver de otro lugar. He ido de viaje, como hacen todos de los nuestros para encontrar pareja y bueno... Dado que no tuve buenos resultados, he decidido volver en oir la senial de alarma- mis facciones se tornaron serias. Sabia que aquello era lo que andaba buscando.
-Aja...- dije como si estuviera enterada del tema- Y en que ayudaras?- Si era una alarma, es que pedian ayuda no?
-Supongo que me uniré a la caza...- dijo pensativo.
-Claro, y crees que podrás encontrar algo?- tenia que sacárselo!
-Hombre...! Tratandose de Matirus...

Intente no aparentar perplejidad. O sea que aquello era lo que realmente estaba pasando... Matirus no habia muerto... y seguramente queria venganza...

El suenio!!! El suenio de Haydee!!! Ella si que era vidente y habia visto el futuro! Matirus se vengaria secuestrandose al bebe! Por eso Haydee habia dicho que alguien nos estaba observando... Matirus esta esperando al momento oportuno para...!
No, no lo iba a permitir, de ninguna manera!

Ahora que todo cuadraba, ya sabia por que los chicos se empeniaron en enganiarnos, no querian que supieramos que estabamos en peligro. Matirus vendria a por el bebe, seria su prioridad, pero si no lo conseguia... Nosotros seriamos las segundas en su lista de capturas.

En ese mismo instante, lo habia decidido. El bebe iba a estar sano y salvo, costase lo que costase.

-Danlin? Estas bien?- me pregunto el hermano de Nilnad, muy preocupado. Que cara tendria en esos momentos?Seguro que peor que morada.
-Si, gracias- respire profundamente, ahora que lo sabia todo, ya no estaba siquiera nerviosa. Tenia que protegerles, a mi manera.-Entonces supongo que te uniras con Nilnad y los demas...- el asintio, muy animado-Donde estan ahora
-Supongo que en la busqueda. Yo pasaba por aqui para saludar a Haydee...- yo alarme.
-No!- Haydee no debia saber nada. El me miro sorprendido, me tranquilice- Bueno, es que ahora esta teniendo fuertes dolores, y necesita concentrarse, no creo que seas muy bienvenido si te presentas ahora... Quiza despues del parto...
-Bien, como querais- y se fue hacia la direccion de la sala de reuniones. Pero por medio camino, se giro y me sonrio picaramente- Por cierto, ya estoy impaciente por vuestra boda! Yo tambien quiero ser tio eh?!- me sonroje, aunque estaba muy preocupada.

Cuando se hubo ido. Yo entre intentando aparentar normalidad.

-Que? Como estas ahora?- me intento sonreir mi amiga, tendida en la cama. Dije intento porque realmente no lo conseguia. No podia parar de gemir, por las convulsiones. Sabia que eso era normal, pero igualmente me alarmaba. Verla casi al borde del llanto...
-Perfectamente- le sonrei para tranquilizarla. En cierto modo, ahora que ya sabia lo que estaba ocurriendo, ya me era mas facil seguir adelante. Aunque eso no deducía el miedo, sino que lo aumentaba. Pero mejor que ser ignorante-Y tu? Te veo disfrutando de ello- comente irónicamente.
-Ya ves, estoy mejor... imposible- dijo mientras apretaba los dientes y cerraba fuerte los ojos.
-Ella debe descansar, no le hagas hablar mucho- me indico un pariente suyo.
-Bien- dije y me sente a su lado, dandole mi apoyo.
-Haziel esta llegando, quiere acompaniarme en el parto- me informo.
-Ah... prefieres que...?- empece a decir.
-No, quedate por favor- me suplico, yo asentí solamente.
-Y sabes donde esta Nilnad?
-No me dijo nada de el cuando se comunico por telepatia...- me miro preocupada.
-No te preocupes, estamos bien- en realidad, ahora ya le comprendia. Aunque hubiera prometido contarle lo que averiguara, aquello, claramente, era imposible de explicar, no cuando estaba a punto de dar luz.

"Lo siento, perdoname" le dije interiormente, sabiendo que no me estaria escuchando.Estaba demasiado ocupada con su asunto.

-Oh, dios! Creo que nunca volvere a pasar por esto!- grito cuando le vino repentinamente otra convulsion.
-Jaja , te dije que te seria muyyyy agradable- bromee, ahora, lo unico que podia hacer era tranquilizarla y apoyarla.
-Mmm... - dijo de repente.
-Que pasa?- me alarme.
-Nada, que me ha dado una patada- sonrió.
-Jaja, que jugueton! Creo que sera un chico- dije instintivamente. Algo me lo decía.
-Mmm..- dijo pensativa- Ya me lo estuve pensando desde hacia mucho tiempo...- yo le mire curiosa- Si nuestros hijos saliesen chicos, seran hermanos, si salen chicas, seran hermanas...
-Estas diciendo... que si salen chico y chica...- insinue, empezando a ruborizarme.
-Por supuesto que formaran pareja!- grito una voz familiar detras de mi.

Supe de quien se trataba cuando vi como brillaron los ojos de mi amiga.

-Como estas carinio?- le abrazo Haziel, con delicadeza.
-Muy bien, nuestro bebe es muy jugueton- dijo maternalmente, mientras acariciaba su barriga.
-Ya veo, se parece a mi pues- dijo sonriente, tambien pasando la mano por su vientre.
-Entonces, que me dices?- retomo el tema.
-No se... Ni siquiera estoy segura de que vaya a ...- dije, pensando de como se lo estaba pasando de "bien" mi amiga. De solo pensarlo, me provocaban nauseas.La idea de dar luz... era horrible.
-No digas tonterías, de aqui a un anio, seguro que...- dijo Haziel, totalmente convencido. Yo bufe en respuesta.
-Danlin...-me pidió suplicante Haydee, con su carita de ninia pequenia pidiendo un caramelo. Eso era jugar sucio- Por favor, complaceme...
-Yo... deberia de consultarlo con Nilnad...- dije saliendome por la tanjante.
-Yo estoy totalmente de acuerdo- dijo la voz de mi novio, detras de mi.
-Nilnad!- grite sorprendida. El me abrazo por detras y me beso en la mejilla. Solo eso fue suficiente que me pusiera como un tomate. No podia ni imaginarme lo que pudiera venir a continuacion... hasta poder tener un bebe. Que horror!
-Como estas ?- le pregunto a mi amiga, ella solo asintio, sus dolores aumentaban aunque sonriera forzadamente.
-Danlin, si no lo pactamos, no voy a poder ....
-Ah dios! Os odiare por esto!- dije derrotada finalmente.
Ella grito de emocion y me beso en la mejilla. Eso le hizo gritar de dolor.

-Tranquilizate quieres?- le dije enojada por semejante movimiento imprudente.
-Bien...- luego cerro los ojos con fuerza- Haziel... creo que esta viniendo...- respiraba entrecortadamente.
-Llamare a las senioras- dijo inmediatamente.
-Haydee... creo que seria mejor si saliesemos...-empece a decir.La habitacion se estaba llenando de gente. Nosotros solo estorbaríamos.
-No...- no pudo continuar, empezo a tener convulsiones a mayor grado.


Ella me tenia la mano tan fuertemente cojida que seria incapaz de moverme de mi sitio. Hasta me hacia danio, pero eso no era nada comparado con lo que ella estaba experimentando en ese momento.

-Vamos! aguanta! Tu puedes!- le grite, mientras ella empezaba a gritar. Lo presentiamos todos, estaba a punto de llegar.

Su suegra, su familia, todos los mayores entraron y empezaron a mover cosas y prepararse.

-Ahora debeis guardar silencio si quereis permanecer aqui. Haydee... estas preparada?- le dijo su suegra, poniendose entre sus piernas y mirando su estado.
-Si... - dijo dificultosamente.

Su marido le sostenia de la otra mano, en la otra parte de la cama y le susurraba palabras de amor mientras ella gritaba.

Yo estaba muerta de miedo, no por el nacimiento, que sabia que no iba a ocurrir nada malo, sino por el hecho de lo que tuvieramos que enfrentarnos despues... Yo seguia con mi desicion.

-Animo!- le gritaba mientras Nilnad , detras de mi, me apretaba los hombros para darme energia.
-Empuja! Empuja!- le decian todos , tipico de un parto. Alguna que otra vez lo habia visto en la tele.

Haydee no paraba de gritar y respirar profundamente para luego hacer fuerza. Lloraba del esfuerzo y su cara se habia vuelto roja.

En ese momento, pense que si yo tenia que sufrir aquello... Igual preferia quedarme monja para siempre.
Ella me apretaba la mano con tanta fuerza que ya no la sentia, pero daba igual.

-Estoy viendo la cabeza!- gritaba una .
-Sigue asi!- le animaba otra.

Y despues de unos minutos de tension y gritos, pude sentir un llanto infantil. Haydee solto el aire que habia estado aguantando todo el rato y se relajo. Su barriga estaba deshinchada.

-Felicidades, ha sido un varon- dijo la suegra. Yo sonrei, sabia que estaba en lo cierto.
-Has hecho un gran trabajo, eres una buena madre- le susurre mientras le pasaban su hijo.

Ella lloro de emocion mientras lo abrazaba, lo acunada entre sus brazos. El bebe seguia llorando y llorando, todos estabamos muy felices.

-Gracias, gracias...- no paraba de dar gracias a todos, por haberle ayudado tanto.
-Mi vida, eres la mejor- le susurro Haziel y beso a su esposa y su hijo.
-Ahora tendras que romperte la cabeza para pensar un buen nombre- le dije chistosa.
-Gracias-me susurro, aun le faltaba el aire.
-Ahora debes descansar, te llevaremos a tu habitacion, no te preocupes- le decia una sonriendole.
-Gracias- fue lo unico que dijo y se dormio, o desmayo. Solo necesitaba descanso.

Le llevaron en camilla hasta su habitacion de siempre, y la tumbaron en su cama. Ella seguia profundamente dormida.

El bebe lo llevaba Haziel y nosotros nos reunimos con el en la habitacion de su esposa.

-Me alegro tanto de que todo haya salido bien...- no pude contener una lagrima.
-Gracias por apoyarla, seras la madrina, bueno... quiza mas adelante la suegra- yo me sonroje de nuevo y le pregunte de sostener al bebe.

El me lo paso cuidadosamente y yo, cuando lo tuve en mis manos, algo muy extranio senti. Era como si fuera mi hijo, era como si estuvieramos unidos de alguna manera. Quiza no iban muy malencaminados cuando decian de que seria su pariente...

El ninio se durmio en mis brazos, quiza tambien sentia lo mismo.Me fije que tenia el cabello de su padre y las facciones de su madre, un total minorean, muy muy mono. De grande, seria tan guapo como todos sus parientes minorean. Nilnad , sentado a mi lado, me susurraba:

-Ojala tuvieramos una ninia asi...- yo le mire ruborizada.Pero me pude imaginar a una ninia tan linda, una ninia semiminorean!
-Ahora quieres una ninia no?- me rei- para que hagan pareja- enarque una ceja.
-Claro! Para que puedan seguir nuestro amor!- decia mi novio, muy emocionado.

Yo me quede mirando al bebe durante un buen rato. Ahora estaba mas que convencida de que no le iba a dejar pasar nada. Le protegeria con mi vida.


Deje el bebe en su cuna, al lado de su madre, los dos dormian profundamente.

Salimos de la habitacion y nos sentamos en el sofa del salon:

-Seguro que tambien has sufrido mucho, estas palida- observo Nilnad.
-No es nada, solo que era el primer parto que veia personalmente y... me conmovio- menti, sabiendo que a nadie se le ocurriria leer mi mente en esos momentos.
-Ya paso todo- me susuro antes de besarme en los labios, aprovechando que Haziel iba a por un poco de agua.

Fue un beso tan... cargado de amor, que no pude resistirme. Ademas, algo me decia que seria nuestro ultimo beso... Por que demonios pensaba en aquello? La pena me podia, una lagrima cayo de mi ojo.

-Pasa algo?- pregunto alarmado Nilnad.
-Nada, solo que estoy tan feliz de que todo haya pasado y estemos bien- eso era en parte verdad.
-Toma un poco de agua, te ira bien- me ofrecio Haziel sentandose de nuevo.

Mientras yo bebia, note como el calor del agua calentaba mi cuerpo y me hacia sentir comoda. Pero algo en los chicos me alarmo.

Repentinamente, Nilnad me solto y puso cara de serio. Luego paso a furia y enojo. Miro a Haziel y yo hice lo mismo, el tenia la misma cara. Que habia pasado?

-Esto... Necesitamos ausentarnos un rato, cuidaras de mis vidas?- me sonrio Haziel, ya abriendo la puerta.

Yo asenti, mas o menos capte lo que podria estar pasando.

-Danlin.. cuidate mucho, te vere en un par de horas- me decia Nilnad, mas para consolarse a si mismo que a mi.

Yo asenti y... como si ya supiera lo que fuera a pasar despues, me adelante a plantarle un beso en la boca. El reacciono sorprendido, pero luego tambien cerro los ojos y nos fundimos en un beso muy muy muy... triste.

-Te amo- me dijo, yo asenti y el se marcho.

Oi como sus pasos se alejaban, y me quede sola, en el salon.

El agua seguia evaporandose y los segundos pasaban lentamente. Era como si todo el mundo se hubiera detenido, para mi. El reloj sonaba pausadamente pero mi corazon latia veloz.

Podia adivinar lo que habia pasado. Los chicos habrian recibido de nuevo la senial, Matirus se habria puesto en movimiento... para atraerlos. Tan solo era una hipotesis mia, quiza me estaba comportando como una loca, pero algo me decia que debia quedarme alli.La vida de Haydee y su hijo dependia de la mia.Algo me lo decia.

Los chicos se habian ido a la caza, y yo debia quedarme para salvar la vida de mis seres queridos.

No habria pasado mas de unos minutos, cuando... un ruido se escucho en la habitacion de Haydee.Me gire bruscamente.

"Ya esta aqui" me dije.

Camine lentamente hacia su habitacion y puse la mano en el palmo de la puerta. Gire el palmo y este se abrio poco a poco, dando lugar a una escena que nunca quisiera recordar.

Yo entre sin hacer el menor ruido. Cerre la puerta y me encare al demonio:

-No te los llevaras, aunque me cueste la vida, los protegere. Hare lo que sea para mantenerlos a salvo, lo sabes bien.- le mire a los ojos , a ese monstruo-En cambio,si aceptas no hacerles danio, me ire contigo sin oponer resistencia.

Entonces, una sonrisa salio de sus labios, una sonrisa maligna. Lo ultimo que vi fueron sus ojos rojos de sangre.



POV Nilnad

Todo habia pasado, el bebe habia llegado a este mundo sano y salvo, ahora solo debiamos protegerlo con nuestras vidas.

Intente calmar a Danlin mientras estabamos en el salon. Parecia como ida, en su mundo. Estaba preocupado.

Pero no me dio tiempo de preguntar nada porque recibi de nuevo la senial. Agenor estaba pidiendo refuerzos, habian encontrado a Matirus a las afueras...

Mire instintivamente a Haziel, quien asintio levemente.

Salimos de alli con prisa, pero el beso de Danlin me desconcerto. Por que lo habia hecho? No le entendia. Pero ahora no tenia tiempo para pensar en eso, debia de acabar con Matirus.

Cuando llegamos al lugar, con mi recien incorporado hermano Victor, nos dimos cuenta de que era una farsa. En realidad , solo eran unos reclutos suyos, que habian muerto sin oponer casi resistencia. Eso nos dejaron muy descolocados. Por que Matirus habria querido hacer semejante tonteria?

Fue entonces cuando relacione el beso de Danlin con todo esto...

-Haziel! Tenemos que volver con Haydee y Danlin! Creo que Matirus esta alli!- el me miro con los ojos abiertos como platos, le pase mis pensamientos telepaticamente y el asintio.

Estuvimos alli en cuestion de minutos.

La casa estaba tranquila, pacifica, ni rastro de pelea. La luz del salon seguia encendido, incluso el agua seguia tibio. No nos habriamos ido mas de 20 minutos.

Haziel corrio hasta la habitacion de su amada, abrio la puerta y todo estaba a oscuras. La ventana estaba abierta, pero estaba seguro de que Haziel lo habia cerrado antes de irnos. La luz de la luna entraba por la ventana y daba al bebe, que dormia placidamente dentro de su cuna. Haydee tambien dormia dulcemente en su cama. Todo estaba en orden. Haziel suspiro de alivio al verlos sanos y salvos. Pero... donde demonios estaba Danlin?!!!

-Donde esta Danlin?- pense en voz alta.
-Quiza se haya ido a dar una vuelta... Se la veia muy tensa- sugirio Haziel mientras se sentaba al lado de su esposa sumida en un profundo suenio.

La brisa entraba por la ventana y me dio en la cara, no habia ni rastro de Matirus. El no habia estado aqui... Pero... tampoco habia olor de Danlin, cosa que era imposible, dado que tan solo hacia menos de media hora estabamos todos en esa casa.

Algo me decia que Danlin no estaba a salvo. Su beso desesperado... sus lagrimas...
Todo me decia que se habia ido. Y que no volveria a ser la misma.


Cuando Haydee desperto, una hora despues, ella confirmo que nada habia sentido. Estaba tan cansada que no podia ni moverse. Yo sali en busca de Danlin , junto a Haziel , Agenor y Victor. Nos empezamos a preocupar de veras cuando , al dia siguiente, aun seguia desaparecida.

"Donde demonios estas!!!" me maldecia a mi mismo, por no haberle prestado mas atencion. Algo me decia que la habia perdido.

Haydee empezo a llorar como una histerica cuando paso mas de una semana sin sus noticias. Yo estaba al borde de la locura. Habiamos recurrido a la ayuda de todo el pueblo entero, en su busca. Habiamos movido cielo y tierra, pero ni rastro de ella. Ni de Matirus. Eso solo quedaba una opcion:

-Se la ha llevado al mundo humano- dije, convencido de ello.Lo habia estado meditando durante toda esa semana de busqueda.
-Entonces, a que esperamos?-dijo Haydee , alarmada.
-Tu aun no te puedes mover, debes de recuperarte...- le decia Haziel, eso era cierto, ni podia caminar sin ayuda.
Y el bebe necesitaria unos dias mas de cuidado minorean.

-Yo me adelantare, tu quedate aqui cuidando de ellos.- le dije a Haziel.

El asintio, sabia que todos estabamos muy preocupados.Pero yo me volveria loco si no la encontraba.

-Nilnad, por favor, encuentrala! No puedo imaginarme que...
-Estara bien! No dejare que nada le pase, entendido?- le interrumpi, no queria ni escuchar lo que pudiera ocurrir...

Ella no podia estar... muerta. No.Simplemente, no tenia sentido. Matirus no se la habria llevado despues de tantas perdidas para simplemente matarla. Algo peor debia de ser, pero nada seria peor que saberla muerta.Nada.

Volvi al mundo humano en seguida, con unos pocos amigos que se ofrecieron en ayudarme, los otros seguian buscando en el otro mundo, liderado por Haziel.

Agenor y Victor vinieron a ayudarme. Estuvimos buscando por toda la ciudad, ni rastro. No descansaba, no dormia, no comia, no hacia nada mas que buscarla. Pero ni rastro.
Llevaba exactamente un mes asi cuando Haydee regreso, con su bebe y su marido. Ella se encargo de darle de baja, a Danlin, o por lo menos excluirla de las clases por un periodo de tiempo indefinido. Eso me asustaba... y si? No, no debia permitirme ni siquiera pensar en ello.

En cuanto ella pudo moverse con agilidad, dejo el ninio a cuidado de unas ninieras minorean y junto a su marido, se reunieron en la busqueda. Pero... ni rastro.

Los meses pasaban, nadie iba a la universidad, nadie hacia nada mas que buscarla. Todos estaban desesperados, algunos decian que ya no habia esperanzas que ella estaba... muerta. Pero ninguno de nosotros pensamos asi. Yo y Haydee, por al menos, estabamos segurisimos de que seguia viva en algun lugar. Me odiaba tanto por no haberla convertido en minorean cuando tuve la oportunidad, asi, podria estar conectado a ella y encontrarla este donde este.

A medida que el tiempo pasaba, el dolor aumentaba. Hasta que me sumi en un sufrimiento eterno. No tenia ganas de hacer nada, si salia, era para buscarla. Aun recordaba ese beso, despues de tanto tiempo...

Pasaron exactamente 6 meses cuando Haziel me golpeo en la mandibula:

-Despierta ya de una vez! No puedes seguir asi! Te moriras!- me gritaba. Ojala pudiera morirme.
-Haziel...- le decia Haydee, me miraba con ojos preocupantes.

Sabia que debia tener un aspecto miserable, pero que mas daba? Ya nada importaba.

-No Haydee, sabes que se esta comportando como un imbecil. Y no va a despertar de su pesadilla hasta que se lo haga sentir!- y me cogio por el cuello de la camisa.
-Haziel, amigo, dime: Que me queda por luchar? Si no la tengo?- rompi a llorar, cosa que no habia hecho desde que ella habia desaparecido.
-Nilnad, ella esta viva, tu mismo lo dijiste. Debes animarte y seguir buscandola. Sabes que la encontraras. Ella es tu oyente!- me grito, enojado, muy furioso.
-He intentado incluso cantar, cante por ella todos los dias y las noches, pero... ninguna respuesta. Es como si nunca hubiese existido...- mis lagrimas hacia que lo viero todo borroso.
-Pero sabemos que ella existe, y sigue existiendo. Todos lo sabemos.- Haydee intervino, tambien llorando. Le aparto Haziel de mi y yo me desplome, ella me abrazo sollozando tambien- Yo te entiendo, sufro lo mismo que tu, ella es mi hermana, y la voy a encontrar. No abandones aun, por favor, Nilnad... Si hasta tu la abandonas, entonces si que no tendra esperanzas...- me suplicaba.

-Pero que puedo hacer? Nada, ya hice todo lo que pude... Y ella no ha aparecido. Ya no se que hacer.- estaba muy desorientado, no sabia siquiera a quien buscar.
-No la olvides, por favor, nunca lo hagas- me suplico de nuevo.

Dentro, en la habitacion de Haziel y Haydee, el bebe empezo a llorar. Haziel fue a su cuidado.

-Haydee, see sincera. Crees que ella aun sigue viva?- le susurre, mirandola directamente a los ojos.
-Si- ni parpadeo, sabia que me decia la verdad. Confie en sus palabras.
-Entonces, la encontraremos. No importa donde ni cuando, la encontrare. Cueste lo que cueste.
-Asi me gusta- me sonrio y nos abrazamos de nuevo. Ambos habiamos perdido a un ser querido, pero la ibamos a reconseguir.

Paso otro mes de busqueda intensiva, yo habia recobrado mis fuerzas , mis motivaciones, mis esperanzas. No podia abandonar, ni que pasara cien anios.

En la universidad , empezo el segundo semestre del curso. Haydee retomo las clases porque decia que asi tendriamos otro lugar donde buscar. Pero lo cierto es que ya habia buscado por alli, por todos lados, a decir verdad.
La sorpresa nos vino cuando yo ya me disponia a marchar a otro pais, a ir de viaje, para buscarla.

-Nilnad, antes de irte, si quieres, ves a buscar las cosas de Danlin en su taquilla. No pense en recogerlos porque estaba segura de que volveria ... pero...- me dijo Haydee.
-Bien- fue lo unico que dije.

Esa maniana, Haziel estaba a cargo del ninio mientras yo y Haydee ibamos a la Universidad, yo para darme de baja definitivamente y recoger las cosas de Danlin y ella para reanudar sus clases.

-Te echare de menos- me dijo en el coche, cuando yo aparque en mi sitio de siempre.
-Y yo a ti- y nos abrazamos, como dos hermanos.

Salimos del coche y nos dispusimos a ir hacia la facultad.

Haydee se detuvo y yo me gire para mirarla:

-Pasa algo?
-No... solo que...- empezo a decir, senialando un coche negro, brillante, un Mercedes de primera categoria- es el coche que Danlin siempre habia querido tener...- y se torno triste, al recordarla.

Yo asenti, tambien lo sabia.

-Vamonos, vas a llegar tarde- le dije empujandola hacia la puerta.

De repente, oi una voz familiar, que hacia tantos meses que no habia escuchado.

-Mierda! me he dejado las llaves dentro!!!- decia una chica, la voz de Danlin me resono en los oidos.
-Haydee- dije, nos detuvimos a la vez. Nos miramos incredulos y giramos lentamente.
-No puede ser...!- exclamo mi amiga, mirando donde el Mercedes negro estaba aparcado, a unos 10 metros.

Una chica con rasgos asiaticos, el pelo negro, brillante, largo y suelto por la espalda, unos ojos rasgados y negros como el azabache. Unas facciones familiares. Era ella. No cabia duda.

-Es ella- le dije a su companiera.
-Si, pero... no esta un poco cambiada?- me fije en su ropa. No, llevaba lo mismo de antes, su caracter no habia cambiado, tan despistada como siempre. Dejandose las llaves en el coche!
-A que te refieres?- dije y sin poder contenerme mas, me acerque a ella a velocidad luz.
-Danlin!- le grite y le abrace por la espalda, justo despues de que cerrara el coche, despues de sacar las llaves.
-Que...?!- grito ella, se volvio y me miro con cara de estupefaccion. Yo esperaba que me besara o algo... Pero...

Recibi un punietazo en la mejilla, no dolio porque no tenia fuerza, aun era una humana, pero me miro con odio.

-Que haces, pervertido!- se separo de mi como si yo fuera un virus-Que seas un poco guapo no te permite ir de chulo y fanfarron!- me grito en la cara, despues se fue muy indignada.

Yo me quede alli plantado, sin saber lo que habia pasado. Senti que Haydee la seguia, toco el timbre y yo me di cuenta de que Danlin ya no era la misma. Tal y como habia pensado en un principio.Me habia olvidado.


POV Danlin

Cuando me desperte por el alarma de las 6, me di cuenta de que seria el primer dia de Universidad en ese lugar. Me acababa de mudar de otra ciudad con mis padres y ese seria mi primer dia de clases. En realidad estaba muy emocionada con la idea. Queria empezar de nuevo, no recordaba muy bien que habia pasado en el otro lugar, solo sabia que habia sufrido un accidente de coches y habia perdido un poco la memoria. Me costaba recordar el pasado.

Pero nada importaba, yo estaba con mi familia, estaba feliz e iba a empezar la universidad. Que mas podia pedir?!!! Ademas, me habian comprado un Mercedes!!!! El que yo siempre habia querido! Bueno, eso formaba una de las pocas cosas que recordaba de mi pasado.

-Levantate, llegaras tarde- me apresuro mi madre.
-Ya lo hago!- le grite y me empece a vestir.

Conduci mi cochazo hasta el parking, ya sabia un poco como eran los edificios porque me habia estudiado los planos previamente. Aparque y sali del coche toda emocionada. Era el primer dia de reanudacion de clases del segundo semestre para los otros estudiantes. El lugar estaba petado de gente.La atmosfera era contagiosa, la emocion me embargaba. Tanto, que me deje las llaves en el coche.

-Mierda! Me he dejado las llaves dentro!- pense en voz alta y volvi para recogerlos. Estaba a punto de dejar robar mi coche el primer dia de su estreno! Madre mia! Debia de serenarme.

Entonces , despues de que recogiera mis llaves y me asegurara de que el coche estaba bien cerrado,alguien me abrazo por detras:

-Danlin!

Me volvi bruscamente y me di cuenta de que un chico me abrazaba y miraba como si yo fuera su diosa.

-Que...?!- empece a decir, me solte y le propine un punietazo en la cara.

El ni se inmuto, me odie por ser tan debil.

Me aparte y le fulmine con la mirada, el estaba incredulo:

-Que haces, pervertido!-retrocedi un par de pasos, para alejarme-Que seas un poco guapo no te permite ir de chulo y fanfarron!- le grite y se marche de alli, muy indignada.

Que sea nueva no queria decir que me iba a dejar intimidar!

El timbre sono justo cuando entre por la puerta. Entonces me fije en un detalle. Como demonios sabia ese chico mi nombre?!!

No le di importancia y me dirigi hacia mi taquilla. Se suponia que mis padres ya habian mis libros alla, para que no tuviera que cargarlos.Abri la puerta con la llave que me dieron y encontre todas mis cosas alli dentro.

"Papa, mama, os quiero!" pense en mi fuero interno. Quiza ese dia tampoco iba a ser tan malo. Si me olvidaba del incidente anterior.

No iba a dejar que un idiota me fastidiara el dia entero.No debia de pensar mas en el.

Entre en mi primera clase y me sente a primera fila, al lado de la ventana. Alguien se sento a mi lado, era un chico rubio, ojos claritos, bastante guapo. Pense que queria ligue.

-Oye...- empezo a decir pero alguien le interrumpio.
-Aparta- dijo una chica, una chica tremendamente guapa, que hasta me intimidaba a mi.

El chico se maravillo y se aparto, sin quejarse.La chica se sento a mi lado y empezo a sacar sus cosas. Pense que quiza fuera su sitio habitual. Me alegre de que no me hubiera sentado alli, que humillacion tendria que haber pasado.

-Me llamo Haydee- se presento, sin mirarme, sacando los libros.
-Eh... yo me llamo Danlin, encantada- le tendi la mano, siempre gustaba ser amiga de gente tan interesante.Ademas, parecia buena chica, aunque un poco borde.
-Nos conocemos de antes?- me pregunto repentinamente estrechando mi mano, tuve una sensacion muy rara cuando entramos en contacto, yo negue con la cabeza.
-No creo, soy nueva aqui, me acabo de mudar de otra ciudad.
-Y por que viniste aqui?- pregunto, interesada.
-Eh... -dije que se lo podria contar, ya que era la primera amiga que tendria en ese sitio- Tuve un accidente de coches y estuve ingresada 6 meses...Mis padres decidieron que mejor cambiar de ambiente dado que igualmente no recordaba nada.
-No recuerdas nada?- parecia alarmada.
-Eh...no todo. Cuando intento recordar me duele la cabeza, y pues prefiero seguir adelante que intentar buscar en el pasado-le sonrei.

Ella se sumio en sus pensamientos y ya no volvimos a hablarnos el resto de la clase. Era una chica muy rara. Pero parecia buena persona.

-Danlin- me llamo cuando toco el timbre- podriamos comer juntas, te apetece?- me pregunto sonriente.

Yo casi ya habia abandonado su amistad, pero acepte, contenta de que no fuera asi.

Las otras clases ya no volvimos a coincidir, pero habiamos quedado en el jardin para comer, ambas habiamos traido bocadillo.Una extrania sensacion se apoderaba de mi, era como si alguien me estuviera observando, que seria?

-Ah! estas alli!- le grite corriendo hacia ella, cuando por fin tocaba hora de comer.

Ella estaba sentada bajo un arbol, hacia bastante sol. Yo me sente a su lado y saque mi bocadillo:

-He tardado un poco, lo siento, es que aun no me se los lugares de memoria- me rei.
-No pasa nada...- parecia como esperando a alguien- Te puedo presentar a un amigo? Es como un hermano para mi- me sonrio.
-Claro!- acepte, pense que si ella era tan buena, si amigo no podia ser mala persona. No como ese playboy de la maniana...
-Ya esta aqui!- dijo emocionada, se levanto para ir al encuentro de un chico alto, moreno, ojos de mi color favorito... demasiado guapo para ser real. Era el chico de esa maniana. El pervertido.

Ella se detuvo para hablar con el , yo no pude escuchar que susurraban. Luego se me acercaron.

-Danlin, este es Nilnad- le senialo con la mano.
-Encantado, siento mucho lo de esta maniana, te habia confundido con una conocida...- me dijo tendiendome una mano.

Yo me lo mire con cara de pocos amigos.

-Es verdad- le apoyo Haydee- Te acuerdas que te dije si nos conociamos en la primera clase?- asenti- Porque realmente te pareces a una amiga nuestra,que ahora... ya se ha ido de la ciudad, creimos que habia vuelto.- parecia muy sincera y apenada.

Pense que no importaba si era asi.Le tendi la mano y le sonrei, intentando olvidar lo de esta maniana.

Pero note que mi mano temblaba. No, no era mi mano, su mano temblaba, y hacia que mi mano tambien lo hiciera. El chico estaba muy tenso, no apartaba los ojos de mi y parecia comerme con la mirada. Como si en cualquier momento pudiera avanlanzarse sobre mi. Me convenci de que eran imaginaciones mias. Solte la mano y le pregunte:

-Era alguien que realmente querias verdad?- el asintio, triste. Me seguia mirando intensamente, como si quisiera decir algo con la mirada- Era tu novia?- asintio de nuevo.- Oh, siento mucho que os hayais separado...

El chico parecio querer decir algo, pero Haydee le atajo:

-Ha roto con ella. Ella se fue sin mas, le planto.- yo los mire perplejos.
-Vaya... lo siento mucho... Ahora entiendo tu reaccion de esta maniana. Pero yo no soy ella-queria que eso quedase claro.
-Lo se- dijo el chico, estaba muy indignado, que le pasaba?

No le pregunte mas acerca de su ex novia. Nos pusimos a comer en silencio, un silencio muy incomodo para mi, ya que mi nuevo amigo no dejaba de mirarme de esa manera. Como si yo fuera su todo. Seguramente seguia amando a su novia y me miraba para imaginarse de que yo era ella. Vaya mierda... El tio mas guapo de la universidad solo tenia ojos para mi porque yo le recordaba a su ex novia. Mejor imposible...!

-Bueno,nos vemos maniana- les dije, al salir de la universidad.
-Hasta maniana, Danlin- me dijo Nilnad, yo me lo quede mirando, lo habia dicho como si de mi novio se tratara. Parpadee y le sonrei.No sabia que decirle.

Volvi a casa en tiempo record. Hoy vendria mi tio a visitarme, se quedario unos dias a vivir en casa, por cuestiones de negocios. Mi tio era realmente guapo, porque era mestizo. Era casi tan guapo como mis dos nuevos amigos. Que afortunada que era!Una chica tan normal como yo, envuelta por tantos modelos de revista!

Aparque mi precioso coche en el parking y subi en el ascensor. Sali a la octava planta y abri la puerta de casa con prisa.

Vi que en el recibidor, habia un par de zapatos de mas. Eso confirmaba su llegada.
Me descalce de cualquier manera y tire la mochila en el suelo a medida que me acercaba al salon, de donde provenian las voces.

-Hay mi ninia!- me grito mi tio al verme entrar, yo me avanlance sobre el. Me abrace con ternura y le bese en la mejilla. Le adoraba, era mi idolo. Durante todo mi ingreso en el hospital, habia sido el, mas que incluso mis padres, quien se habia cuidado de mi, como si de su hija se tratara-Por fin te veo!- me abrazo de nuevo y me solto- Deja que te vea bien...- me miro de arriba abajo- No has cambiado nada.
-Claro que no! si solo han pasado unas semanas! jaja- me rei- Tu tampoco has cambiado nada, tio Matirus!


Create your own banner at mybannermaker.com!

1 comentario :

Lighling dijo...

hola!! gracias x pasar y me alegro k te guste!!hoy tendre ya el siguiente jeje
suerte!! en el concurso de gran hermano bloggero yo llegue tarde a apuntarme pero te animaré!!
x cierto un cap genial, la lastima k no sea un libro para seguir leyendo jeje deseando el siguiente. ;) me gusto muxo escribes IMPRESIONANTE!!
un saludo

Lighling