sábado, 1 de enero de 2011

Capítulo 10: Tatuado el Deber

Las Cazadoras, junto a Uriel e Ian, se han trasladado hasta un enorme parque. Allí pueden hablar sin problemas, saben que otros Cazadores no se acercarán y a estas horas del día, nadie anda aún por allí.

Uriel está sentado bajo un árbol, con Ian en cuclillas, a escaso metro del Demonio. Siguen hablando, esta vez, sobre la cuestión de Lucifer y lo que sucederá si no lo encuentran a tiempo.

En los columpios, en el otro extremo del parque, Macu e Irene conversan en susurros mientras observan a esos hombres que nada tienen de humanos y han estado compartiendo con ellas los últimos tiempos.

-Creo que te estás enamorando de él…- murmura Irene.

Macu asiente haciendo una mueca. No le agrada esa idea, se resiste a aceptarla. Ella no debe sentir nada por nadie, se lo prohibió a sí misma hace tiempo. Menos aún, puede enamorarse de un Demonio.

Irene sonríe, pensativa.

-Bueno, piénsalo bien… Uriel no es un Demonio puro, sino un Ángel Caído. Y la cuestión de sentir o no, no es algo que uno maneje racionalmente. Las decisiones del corazón no se controlan con la razón.

Macu mira a su amiga con la sorpresa dibujada en los ojos. Irene es muy perceptiva y a veces pareciera que incluso puede leer sus pensamientos.

Sonríe levemente y desvía su mirada una vez más hacia donde Ian y Uriel se encuentran.

-Él te gusta, ¿verdad?- inquiere. No precisa observar a Irene, sabe que ella debe de estar haciendo una mueca, la conoce muy bien.

-Tengo miedo… ya no sueño con Joaquín, ya no tengo pesadillas… siento pánico ante la posibilidad de olvidarlo- confiesa Irene, casi al borde del llanto.

-Nunca te olvidarás de él. Sé bien cuánto lo amas y has amado. Él lo fue todo en tu vida, pero ya no está aquí…- Macu suspira, guardándose las lágrimas- Yo también lo extraño, era mi hermano, y por eso no dudo al decirte que no tiene nada de malo si en algún momento te enamoras de otra persona.

Irene ya no soporta la tensión y estalla… su llanto es mudo, las lágrimas colman su rostro a más no poder.

-Me hace falta, mucha falta… y además debo tolerar que hace más de 3 meses que no tengo noticias de Aylen. Thiago no quiere decirme nada, dónde está o qué está haciendo…

Macu entrecierra los ojos. Comprende el dolor de Irene, también ella sufre por esa distancia. Acerca su columpio al de su amiga y la abraza con dulzura. Se permite llorar por su hermano una vez más, sin pena ni remordimientos. No le molesta mostrarse débil, Joaquín no sólo era su hermano, también era su mejor amigo. En silencio, comienza a rezar por Aylen, rogando que su Ángel tutor esté cuidando de ella…

-Cazadora, ya no lo soporto- susurra Narim, acercándose aún más a Aylen- No tolero la distancia…

Ella reacciona sacando su espada y saltando desde la alta rama de árbol dónde estaba vigilando al Demonio.

Ya en el suelo, sabe que puede dar buena pelea.

-No puedes huir… los demás no serán capaces de percibir tu presencia, pero es fácil para mí; no soy un Demonio común, lo sabes…- anuncia Narim, cayendo pocos metros más atrás. Sus ojos muestran un brillo extraño, Aylen no sabe interpretar sus actitudes.

Una ráfaga de viento sorprende a la joven, que se descubre una vez más a pocos centímetros del Narim.

-De verdad, te deseo con locura… quiero devorar tu carne, saciarme con tu sangre. Pero no temas, no pienso matarte, te necesito…- explica él, con voz forzada.

-¿Para qué me precisas? Nunca haría nada por ti. Mi única tarea es eliminarte.

El Demonio sonríe.

-¿Qué me dirías si puedo darte a conocer al culpable de la muerte de tu padre? Conozco al Demonio que acabó con su vida, sé que te gustaría cobrar venganza y, justamente, es lo que yo necesito… es una urgencia para mí que extermines a Sharem.

Aylen mira asombrada a Narim, más trata de disimular su sorpresa.

-¿Qué sabes tú de mi padre?- cuestiona con tono indiferente.

-Sé que era Cazador y que en plena pelea recibió heridas muy importantes. Sé que no murió durante la batalla, sino que falleció al llegar a su hogar…

El Demonio sabe muchas otras cosas, pero no piensa decirlas aún.

-No importa, eso lo revolveré en su momento… ahora, sigues siendo mi enemigo y sigue siendo mi deber darle fin a tu existencia- replica ella fríamente, aunque por dentro se desarma pensando en vengar a su padre muerto.

-Además, ese Demonio tiene en su poder algo muy importante. Él ha raptado a Elián, la reencarnación de Lucifer y piensa hacer que el soberano de los Demonios ascienda al poder nuevamente. ¿No es esa otra buena razón para querer matarle ahora y no luego?

Aylen parpadea sin saber qué decir.

-Cazadora… estarías cumpliendo tu trabajo y, de paso, ayudándome. No es mucho lo que pido; a cambio, te dejaré ir sin luchar ni lastimarte de ninguna manera- propone Narim.

-Haré lo que quiera cuando yo quiera. No eres quién para manejarme. Mi deber era vigilarte y luego darte muerte y es lo que haré…

-Vamos, Aylen, por favor- la voz del Demonio se torna seductora; al pronunciar el nombre de ella, lo hace con cierta emoción.

Mientras habla, Narim acerca su rostro al de la joven, su aroma lo atrapa y es producto de toda su concentración el que ahora no esté saboreando su carne. Malditos sentimientos oscuros. Para cualquier humano, el canibalismo es algo terrible; para él, es un deseo que le cuesta evitar. Pero no es humano, sino Demonio… y por eso mismo no comprende su duda ante el impulso que siente.

Aylen se pierde en la mirada de Narim, se sumerge en sus ojos dorados. Ese Demonio de cabellos blancos y espalda ancha, de marcados músculos y labios sensuales, despierta en ella sensaciones extrañas y eso la incomoda.

Unos pasos suenan lejanos y Narim cierra los ojos, sin moverse ni un milímetro.

-Debes irte, rápido- anuncia él. Un deje de preocupación suena en su voz.

-No…- responde firme la Cazadora y antes de que el Demonio haga nada, Aylen actúa veloz sin pensarlo dos veces.

Macu está mirando el cielo despejado cuando Irene lanza el grito.

Ian y Uriel corren a su lado, para ver qué sucede.

-Aylen… ella…- murmura Irene, cayendo de rodillas.

Macu y los demás se miran asustados, sin entender nada…

3 comentarios :

~D@nL!n~ dijo...

mmm!!! que habra hecho Aylen??!!!!

Voy a por el siguiente!

Danlin, TKM!

MAP!

Marcos DK dijo...

Me paso al siguiente, que me he quedado con las ganas ^^

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Estoy como Marcos y D@nL!n.

Voy a averiguarlo.

~Ade~