viernes, 31 de diciembre de 2010

Mis Favoritos: Fin de año...

Bueno, este es de mis momentos preferidos del año... el último día del año.
Sucede que, no importa qué tan mal haya pasado el año, el 31 de Diciembre la Esperanza y la Fe por un año mejor, cargado de buenas cosas siempre me contagian...

Este año ha sido de los mejores para mí y el próximo, creo, será a un mejor.
Estoy a un paso de graduarme de Profesora en Química, el blog cumplió el año y está más lindo que nunca, una editorial aceptó publicar una novela mía y obtuve mi primer trabajo, para el cual tengo garantizado entrar estable a partir de Marzo del 2011.

Aquí, en este lindo espacio, he compartido alegrías y tristezas, risas y llantos...
Gracias, a esos 269 seguidores del blog, a los 270 seguidores en Facebook, a mis hermanas mosqueteras, a mis hermanas y hermano blogger@s, a los amigos y compañeros de este mundo virtual que forma parte de mi vida desde hace más de un año...

De corazón, mis mejores deseos para todos, que logren alcanzar sus metas, que puedan crear nuevos sueños, que rían ante lo bueno y puedan llorar las penas, que sean felices al máximo y gocen de la alegría de ver bien a sus seres queridos...

Besos y abrazos a todos!!!!









Create your own banner at mybannermaker.com!

Meme: Lo mejor del 2010

Este lindo MEME me lo dio Karol. Gracias, amiga!
Me parece linda manera de cerrar, en parte, el año...

1.- ¿Cuál fue el mejor libro que leíste este año 2010?
No puedo con uno, tengo dos:
*Cazadores de Sombras, Ciudad de Hueso.
*Mihai, Mi historia junto a un Strogoi.

2.- ¿Cuál fue la mejor trilogía o serie o saga que leíste este año 2010?
Pues, sólo leí el primero, pero sé que serán igual de bueno los siguientes... Cazadores de Sombras. Jace, Jace!!!!

3.- ¿Cuál fue el personaje del que te enamoraste al leerlo este año 2010?
Jum... pues, va pelea igualada, entre Jace de CdS, Mihai y Patch, de Hush Hush.
La verdad, que me encanta que parezcan malos, ególatras y/o distantes pero sean en verdad unos dulces...

4.- De todos los libros que te leíste este año, ¿cuál te pareció el mejor autor/escritor y por qué?
Mi encantadora Macu Marrero Lemes, sin duda alguna. No es sólo es un amor, mi linda hermana, sino que además tiene un carisma y una luz propios. Su manejo de la pluma me deslumbró y me hizo identificar mucho. La verdad, me da orgullo conocerla ;)

5.- ¿Pareja protagonista o secundaria que te encantó al leerla este año?
Mihai-Lorreine.

6.- La mejor película basada en un libro que hayas visto este año.
Mmm... Eclipse creo que fue una buena adaptación. De todas las de la saga Crepúsuclo, es la más fiel.

7.- 10 libros que te encantaron, amastes y recomendarías, que leíste este año:
La última lección
Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso
Mihai. Mi historia junto a un Strigoi.
El Hobbit*
Las luces de Septiembre
Hush Hush
Cuentos desde el Reino Peligroso*
El palacio de la Medianoche*
Y releí la Saga Crepúsculo y la Trilogía del Señor de los Anillos.

*Aclaración: No leí los libros, pero dado que conozco bastante a sus autores, los recomiendo de igual forma que al resto. Me los han regalado o los he comprado y espero leerlos en mis vacaciones de verano del 2011...

8.- ¿El libro o los libros que te sorprendieron este año, que no esperabas mucho de ellos pero resultaron buenos?
Uff... todos los que leí los hice por propio interés y esperando lo mejor. Las Luces de Septiembre, de Ruiz Zafón, la verdad, me encantó y no esperaba mucho, pues me llegó de regalo...

9.- ¿El peor libro que has leido este año y que no recomendarías a nadie?
Sin duda alguna, Angelology. No pude pasar de la página 50 y ya lo vendí y adquirí a cambio un libro hermoso de Mario Benedetti, que vale mil veces más.

10.- ¿Cuál fue tu mejor momento de lectura del año?
Ante todo, mi mejor momento para leer es cuando debo rendir examen, pues me ayuda a relajarme y quitarme los nervios de encima. Y cada vez que debía dar prueba y me escapaba de a ratos leyendo, sin duda fueron los mejores.

Quien quiera hacer el Meme, es libre de hacerlo.
Besotes y feliz año nuevo!!!


Create your own banner at mybannermaker.com!

jueves, 30 de diciembre de 2010

Cap 13: Nueva ciudad, Nuevos vecinos

Mi carrera seguía y no pensaba detenerme.
De a ratos sentía que mi cuerpo se movía por sí mismo, sin poder yo dominar mis acciones. Tampoco quería hacerlo.
Mis mayores temores habían tomado cuerpo al saber lo de Joshua y por el momento, huir era la mejor alternativa. Estando lejos, seguramente podría pensar más tranquila.


Tuve que recordarme varias veces que si me había quedado era para ayudar a entrenar a los chicos. El saber enamorados a Joshua y Alihuen de dos vampiras, (mirarlo desde afuera siempre es más fácil) era un efecto colateral que no deseaba.
Pero la realidad indicaba que no importaba lo que quería o anhelaba. Y entre tanto, había probabilidades de un ataque. Ataque que debíamos evitar a toda costa...


Estaba ya en Chile, en el desierto de Atacama, una zona por la cual pocos humanos se veían... El calor era abrazador, más yo no lo sufría.
Mi teléfono no paró de vibrar en todo mi viaje, indicando las múltiples llamadas de Danlin. Llamadas que yo evitaba atender.
Caía la noche cuando el móvil volvió a moverse molesto y al revisar el numero, comprobé que era Aitor, un gran amigo.
Vampiro también, Aitor se dedicaba a perseguir a aquellos inmortales que vivían a base de sangre humana.
-Llevas razón- murmuró luego de saludar- Un grupo de 15 vampiros va hacia la zona donde estás. Y varios cazadores los siguen de cerca...
Suspiré.
Era un gran grupo para enfrentar, pero tendríamos ayuda. Sin embargo, no me gustaba la idea de tener cazadores cerca de los chicos... Algunos también exterminaban lobos.


No tenía más opción que regresar. Volver sobre mis propios pasos. haciendo el viaje invertido, para comunicar lo que sucedía y arreglar todo.


Llamé a Danlin y traté de explicarle las cosas sin alarmarla. Le pedí que buscara a Nana e Isabella, que se mantuvieran juntas en la casa. Aitor llegaría antes que yo, estaba a pocos kilómetros ya de nuestro hogar.
No hablé con Joshua, pero escuché a Danlin explicarle la situación y pedirle que fuera a comunicar lo que sucedía a sus amigos y familia.


Ahora mi mente sólo se ocupaba de la pelea inminente. Joshua era un tema aparte, una cuestión que analizaría luego, más tarde, sin presiones ni nada que me impulsara a decidir de manera errónea.
Y sabía que Danlin actuaria igual que yo. Nana e Isabella habían aceptado sus emociones y vivían sus amores por los chicos plenamente. Yo no podía... Y estaba segura que Danlin tampoco.


El cielo oscuro, cubierto de nubes, rugió mientras cruzaba la frentera hacia Argentina. Me faltaba menos de una hora para llegar a casa. La tormenta estalló entonces...
Se dice que la lluvia es buen augurio. Para mi cantaba por adelantado la suerte que pronto viviríamos.
Podíamos ganar la batalla. Mi temor radicaba en la idea de tener que enfrentar luego a Joshua...

martes, 28 de diciembre de 2010

Capítulo 10: Una nueva Canción



POV Danlin

No me habia dado tiempo de preguntarle a Haydee lo que habia descubierto en la mente de esas chicas, porque Haydee se habia desplomado de verdad y yo no sabia que hacer. Justo en ese momento, nuestros hombres aparecieron en la puerta principal, vestidos elegantemente, yo me senti pequenia e insignificante. Quise excavarme un agujero y esconderme, pero fue demasiado tarde, Nilnad ya estaba delante de mi y Haziel ya habia tomado a Haydee entre sus brazos, presentandole una cara de pocker a Ruben, quien la solto vacilante.

Quiza me estuviera leyendo la mente, y por eso, antes de que pudiera preguntarle nada, me cogio por las mejillas y acerco su cara a la mia. Quise retroceder cuando pense que me queria besar delante de tanta gente que nos tomaba como centro de atencion, ademas, se suponia que estaba enfadada con el. Pero cuando me di cuenta que su mirada era serena no me opuse. El poso su frente contra la mia y me ensenio imagenes hipoteticas de lo que tendria que pasar para el mejor cuidado de Haydee y el bebe. Despues de unos segundos, el se aparto pero no dejo caer sus manos. Me miro con tanta intensidad que tan solo pude asentir en silencio.Sabia que no era el mejor momento para ponerme a discutir con el por simple celosia, mi amiga necesitaba mi ayuda.

Cuando el dejo caer sus manos, note que Haziel ya habia sacado a Haydee de la sala en brazos. Nilnad me cogio de la mano y les seguimos.

-Eh! Danlin! Espera un momento!- una voz me detuvo, una mano agarro la mano que tenia libre.

-Jonathan?- dije un poco sorprendida. No le habria creido capaz de hacer semejante movimiento, dado que Nilnad , en esos momentos, tenia mal genio.

-Podemos hablar un momento?- me dijo carraspeando, como si no tuviera a mi novio cogido de mi mano y fulminandole con la mirada. Sabia que si no estuvieramos en un salon de baile, ya le habria propinado un punietazo.

Mire a Nilnad, el tenia la mirada clavada en su contrincante. Suspire y solte ambas manos, aquello se estaba pareciendo a Romeo y Julieta, en donde Romeo y Paris peleaban por la protagonista, y yo no queria acabar como en ese drama.

-Solo un momento...- dije acercandome a Jonathan.

Este me cogio de la mano y me guio hasta un rincon de la sala, parecia un tanto nervioso. Mientras, Nilnad me esperaba en la puerta, apoyado en el marco y alejando a todas las chicas que querian acercarsele con una mirada fria.Parecia muy disgustado. No me debia de sentir mal, porque el mismo me acababa de hacer sentir de la misma manera, se lo merecia.

-Y bien? Que me querias decir?- pregunte cuando ya llevabamos mas de un minuto en silencio.
-Veras... creo que ya sabes lo que pienso de ti verdad?- empezo a insinuar.

"Oh! Ahora esto no!" pense en mi fuero interno, sabia que Nilnad estaria escuchando, tanto nuestra conversacion como nuestros pensamientos, luego se lo reprocharia.

-Eh... Jonathan... Yo estoy saliendo con Nilnad.- conclui, esperando que lo captara.
-Lo se, pero siempre es bueno saber las cartas que tienes en juego.- sonrio seguro de si mismo.
-Yo no estoy jugando a nada...
-Lo se, era una manera de expresarse.- carraspeo de nuevo, como intentando encontrar las palabras adecuadas-Quiero decir, que me gustas mucho... Nunca he conocido una chica como tu... Y pensaba en si querrias...- me miro de manera que yo tuve que desviar mi mirada- Ya sabes... intentar... salir con otra gente, porque por lo que pude averiguar, llevas ya mucho tiempo con el verdad?
-No demasiado- dije sinceramente-y creo que de momento, no tengo pensado cambiar de pareja.- fue lo unico que dije.
-Vaya... pero te habria gustado...?
-Ay! Jonathan!- dije abatida, por que no pillaba mi negativa?- Tu eres un buen chico, uno muy bueno, asi que, estoy segura que encontraras a alguien mejor que yo.- le conteste derrotada por su insistencia.
-No creo que encuentre a alguien tan especial como tu...- parecia muy seguro de sus palabras, que tenia yo para atraerle de esa manera? Nunca me habia pasado antes.-Pero... Si piensas que realmente soy tan bueno, eso quiere decir que aun tengo oportunidad verdad?
-No malinterpretes mis palabras- suspire-Por que se supone que te soy tan interesante?- pregunte sin encontrarle sentido- No sera... porque como estoy saliendo con el chico mas famoso de la Universidad verdad? Has hecho alguna apuesta con alguien? O simplemente es para demostrar lo machote que eres?-dije enarcando una ceja, esa posibilidad era muy alta.

-No!- grito ofendido, lo parecia de verdad. Haciendo que yo me sintiera culpable por pensar asi de el- Claro que no! Como puedes cuestionar mi amor por ti? Ya me gustaria que fueras libre... no sabes cuanto me disgusta que estes atado a el... - miro en su direccion, con ojos fulminantes, y yo mire en la misma direccion, haciendome encontrar con la mirada penetrante de Nilnad sobre nosotros, nos habia estado observando todo el rato, y escuchado, seguramente.
-Mira Jonathan, gracias por todo, pero sigo con mi idea.- conclui, si no acababa esa conversacion pronto, la sala de baile acabaria siendo una escena de crimen.
-Lo se- suspiro entrecerrando los ojos- pero que te quede claro que no voy a abandonar, se que te intereso- yo puse los ojos en blanco- y voy a luchar por ti, cueste lo que cueste.
-No sabes en que te has metido...- suspire.
-Si lo se- su mirada cambio repentinamente, como si lo supiera todo de verdad. Esa mirada me paralizo durante unos segundos, me dio miedo. Pero cuando note una presencia y un calor familiar en mis hombros volvi en si, Nilnad se habia acercado.
-Ya ha pasado el momento- dijo sin mas y tras fulminarle por ultima vez, me saco de la sala.
Jonathan me guinio un ojo antes de que la puerta de la sala se cerrara definitivamente.

-Has estado escuchando verdad?- le pregunte mientras me saliamos de la Universidad y nos dirigiamos hacia donde estaria Haydee.
-No podia evitarlo- confeso sin vacilacion.
-Y has hurgado en nuestras mentes?- pregunte ,alzando un poco la voz.
-En la tuya... evite lo mas posible, y en la suya... a medias, tenia como interferencias.- dijo pensativo- ese tipo no me gusta... No es lo que parece.
-Nadie es lo que parece- dije, como si fuera evidente- y quiza es que en la sala habia demasiado gente, por eso no podrias escuchar con claridad- despues de di cuenta que debia enfadarme- ademas, no deberias de haberlo hecho! Sabes de algo que se llama privacidad?!- mi enfado aumentaba a medida que llegabamos al apartamento, no estaba lejos.
-Lo se, pero ya te dije, no pude evitarlo. Ademas, no me fio ni un pelo de ese tio.- llegamos al apartamento y Nilnad toco el timbre, aunque yo tenia las llaves. Acaso estaba avisando de algo?
-No es peligroso- dije sin pensarmelo, odiaba que se mostrara tan distante y protector a la vez, como si yo fuera su hija. Por eso sali en defensa de Jonathan, porque no me parecia mala persona y estaba enfadado con Nilnad, le tenia que llevar la contraria.

El bufo en contestacion, en ese momento, la puerta se abrio. Subimos al piso y me encontre a Haziel en el recibidor, un poco cansado.
-Como esta?- dije empezando a sentirme culpable. No deberia de haberla arrastrado hasta alli sabiendo que estaba en bajas defensas.
-Esta bien, si quieres, puedes ir a acompaniarla, esta en su habitacion.
Yo asenti y me quite nerviosamente los zapatos, entre en su habitacion y cerre la puerta.

Ella estaba apoyada en la cama, sentada.

-Por que has tardado tanto?- me pregunto.
-Jonathan... ha elegido el peor momento para declararse...-suspire.
-En serio?- dijo riéndose.
-No tiene ni pizca de gracia- enarque una ceja, pero contenta de que aun pudiera sonreir.
-Lo se, pero yo ya sabia que tarde o temprano lo haria. No has visto como te mira?
-Para ya!- dije molesta.
-Bueno bueno... y que le dijiste? Como reacciono Nilnad?- pregunto presintiendo la respuesta.
-Ya lo sabes.
-Bueno, siempre es bueno saberlo de primera mano.- dijo , riendose de nuevo.Yo no se lo reproche, porque recorde algo mas importante.
-Y bien? Que descubriste?

Su rostro se tenso, mala senial.

-No he encontrado nada en sus mentes que hiciera alusion a un posible encuentro con ellos, incluso no he encontrado ninguna cita o algo parecido en un tiempo pasado. Eso quiere decir, que nunca tuvieron contacto directo...
-Eso quiere decir... que nos estan mintiendo. No estan quedando con ellas ni nada, estando haciendo otra cosa mas importante que darnos celosia. Si prefieren que creamos que nos estan mintiendo que saber la verdad, esa verdad debe de ser algo muy muy serio.- dije deductivamente.
-Tienes razon... Y como ambas sabemos que tendria algo que ver con el mundo Minorean... nos iria perfecto poder ir alli, no crees?
-Si... pero si ellos mismos lo han propuesto, eso quiere decir que no habra nada en que podamos basarnos. Tendremos que buscarlo por nuestra cuenta. Y dado que tu poco cosa podrias hacer...- dije mirando su vientre- yo me encargare de averiguarlo, tu solo descansa.
-No! Yo aun puedo ! No se exactamente como va un embarazo minorean, creo que es mas acelerado...- dijo pensativa- pero por al menos dentro de estos dias aun me podria mover con agilidez.- parecia mas bien intentando convencerse a si misma.
-Bueno, ya veremos, segun lo que digan tus familiares, que estan mas experimentados.

Ella asintio a reganiadientes.

-Entonces, cuando nos vamos?- dije un tanto emocionada.
-Maniana mismo. En lo que me pudo contar Haziel en vuestra ausencia, creo entender que pasare todo el embarazo alli, y como estamos en minivacaciones de una semana, supongo que el embarazo minorean no tardara mas de una semana.- dijo , de repente asustada.
-No te preocupes, todo saldra bien. Ten en cuenta que una semana aqui es casi 3 meses alli. Asi que no es que tu barriga se vaya a hinchar de un dia para otro- dije soltando una carcajada, ambas nos reimos.
-Bien, yo tendre que ir a preparar mis maletas entonces.- dije levantandome.
-No hara falta, Nilnad ya lo esta haciendo por ti. Te gustaria quedarte esta noche con Haydee supongo?- dijo Haziel apareciendo en la puerta, no le habia escuchado abrir.
-Claro- dije, pero luego me di cuenta de que Nilnad debia de estar sasando mi ropa, y todas otras cosas femeninas... -Pero creo que volvere , de todas maneras.
-Como quieras- dijo sonriente.
-Ahora vuelvo- le dije dandole un beso en la mejilla y despidiendome de Haziel.
-Nos vemos ahora- dijeron a la vez.

Sali de su apartamento a toda prisa y llegue a mi piso en un tiempo record.Nilnad ya estaba cerrando la puerta cuando yo sali del ascensor.

-Mierda!- dije en voz alta, el me miro impresionado.
-Que he hecho ahora?- pregunto alarmado, entramos de nuevo en el ascensor.
-Por que no me has pedido permiso y has empaquetado mis cosas?- dije enojada.
-Acaso necesito permiso para empaquetar tus cosas?- pregunto , como si fuera evidente aquella accion.
-Por al menos me podrias haber avisado... - dije frustada, a saber lo que habria visto y tocado... Me puse como un tomate, estaba segura, porque note como se me encendian las mejillas.
-Si es por lo que podria haber visto...- yo le mire fulminante, conteniendo la respiracion, dios! que embarazoso!- No te preocupes, ya estaba dentro de mis expectativas, jajaja!- empezo a soltar carcajadas.
-Oye!- dije ofendida- Perdona por ser tan poco atractiva pues!- conteste girando la cabeza y saliendo del ascensor. Pero el me cogio del brazo y me hizo dar media vuelta, la puerta se cerro de nuevo.

Me encerro dentro de su abrazo y me obligo mirarle a los ojos.

-Tu siempre eres el ser mas bello y maravilloso que he conocido en mi vida.- me aseguro, aquello si que no me lo esperaba.
-Entonces...?
-Cuando dije que me lo esperaba, era que ya sabia como eras y se perfectamente que tipo de pijama y ropa interior llevabas.No me sorprendio en absoluto. Incluso acerte en...- se callo en seco, parecia haber tocado un tema delicado. No estaria hablando de las compresas verdad?-Exacto- dijo ruborizandose mientras me leia la mente.
-Dios mio, creo que me voy a pegar un tiro.- dije casi desvaneciendome, nunca habia pasado tanta verguenza, ni siquiera cuando me olvide de mi discurso delante de unos 200 alumnos.
-Eso no lo permitire.- dijo acariciando mi melena.
-Por favor, la proxima vez, deja que lo haga yo, sino, creo que no lo podre soportar otra vez.
-Por que? Si ya lo he visto todo? - le tape la boca con la mano, estaba llevando la conversacion a senderos muy delicados.
-Simplemente complaceme vale? Y claro, puedes empaquetar mis cosas, siempre que no se trate de ropa. - condicione.
-Bueno, como quieras.- se encogio de hombros.- por cierto, te dije que aun sigo celoso por lo de ese chico?- me recorde, tenia una mirada penetrante, como si esperara algo.
-Pues te lo mereces, asi sientes una milesima parte de lo que senti yo...- dije desviando la mirada. No debia de enterarse de que ya sabia que no tenia nada con las chicas. Era un alivio por una parte, pero preocupante por otra. Que seria mas grave que hacernos creer que iba con otras chicas? Se debia de tratar de algo de vida o muerte, lo averiguaria.
-Bueno, perdona, ya paso todo. Sabes que yo te quiero a ti y unicamente a ti- se declaro, de repente, eso me pillo desprevenida.
-Pues yo digo lo mismo.- le mire a los ojos.
-Me prometes una cosa?- pidio, estrechando sus brazos entorno a mi cuerpo.
-Que ?
-Podrias evitar entablar amistad con el? Solo por precaucion.
-Pero...- empece a decir, pero me di cuenta de que no era el mejor momento para discutir, ademas, Haydee esperaba mi ayuda, no debia de pensar ni defender a otras personas en ese momento- bueno, vale. - suspire.
-Gracias- y acerco su rostro al mio, para besarme.

Yo me deje llevar, dado que ya no estaba enfadada.
Pero justo cuando nuestros labios se iban a tocar, la puerta del ascensor se abrio y la seniora del quinto piso, vecina mia, solto un gritito de emocion.

-Huy! Perdona si he interrumpido...- dijo con una sonrisa picara.
-No! que va!- dije inmediatamente soltandome de Nilnad y dedicandole una mirada de desaprobacion, me habia olvidado en donde estabamos. Era culpa suya.Siempre me hacia perder la cabeza.
-No pasa nada...! Podeis continuar, cojere el otro ascensor...
-No , no! Ya ibamos a salir, tome este.- le insisti y arrastre a Nilnad a la salida mientras la seniora aun seguia riendose de nosotros.

Salimos al exterior, Nilnad sostenia mi maleta en la mano y yo caminaba unos pasos por delante. Me quemaban las mejillas.

-Ya continuaremos en cuanto lleguemos a mi mundo.- me susurro en la oreja.
Di un salto de susto, no le habia sentido acercarse.
-Nilnad!

Cuando estuvimos de vuelta, ya eran las 12 pasadas de la noche. Haziel indico que el y Nilnad dormirian en la habitacion para invitados y nos dejaria la habitacion de matrimonio para mi y para Haydee. Yo estuve de acuerdo y asi se hizo.

-Has podido detenerle?- pregunto Haydee cuando ya estabamos ambas tumbadas en la cama , a oscuras, tan solo con una tenue lucesita de noche, porque yo no podia dormir en la oscuridad total, una costumbre familiar.
-No... - dije intentando no recordar.
-Jaja! Vaya...Creo que te habrias querido morir que tener que pasar por ello, verdad?- dijo soltando una risita contenida.
-Dejalo ya!- dije empezando a ponerme nerviosa.
-Bueno, por al menos ya sabes que puedes confiar en el... No es de esos que...
-Eso ya lo sabia, solo que... es tan embarazoso... No se como has podido casarte con Haziel... y ... encima...- empece a tartamudear- tener un bebe.Me volveria loca.
-Eso surge.- dijo maternalmente.
-Pues yo no lo veo asi. Con tan solo tenerlo cerca, empiezo a tener alucinaciones.- confese.
-Todos hemos pasado por esa etapa, no te preocupes.
-Si bueno...- suspire.
-Por al menos sabes que no te esta mintiendo, te lo dije.
-Pues en realidad, no se que prefiero... Ahora me preocupa aun mas esa "verdad", debe de ser muy grave el asunto.- deduci , de nuevo.

-Si, pero lo averiguaremos, verdad?
-Claro!- dije convencida.- Haziel...?
-No, el no sabe nada, se lo he ocultado bien. Y Nilnad...?
-No, tampoco.
-Bien.

Y asi continuamos hablando de asuntos sin importancia, hasta que Haydee se quedo dormida muy pronto, sabia que intentaba aparentar normalidad, pero que en realidad estaba muy cansada. Ese embarazo le causaria muchos problemas, tanto mentales como corporales, y yo debia de estar a su lado dandole todo mi apoyo y ayuda.

"Bien, maniana empezara todo..." pense y me quede dormida tambien.



Create your own banner at mybannermaker.com!

lunes, 27 de diciembre de 2010

Luego de Navidad...

Hola!
Esta mini entrada es para contarles que el cap nuevo de mi historia "De Amores y Desencuentros" será publicado a eso de las 16 hs Argentina. Es que con todas las vueltas de este fin de semana, no llegué a prepararlo. Y hablando de caps sin preparar, en relación a "Bifurcación/Transición" y "Tatuado el Deber", los caps nuevos están listos, sólo que no pude colgarlos... Ya veré como hago para ponerme al día.

Nos leemos en unas horas!
--------------------------------------------------------------
Ovi Mail: Making email access easy
http://mail.ovi.com

domingo, 26 de diciembre de 2010

Aún quedan algunos días...

Hola!!!!
Aún quedan varios días para participar...
Lu y Alex siguen en su blog "Hojas en Blanco" con mas concursos....

Hasta 31 de diciembre

Hasta 1 de enero de 2011


Create your own banner at mybannermaker.com!

sábado, 25 de diciembre de 2010

Navidad: Amigo Invisible Bloggero

Hola!!!!
Cómo han pasado sus Navidades?
Pues, esta entrada la programé hace días...
No sé si recuerdan pero participo de "2º Amigo invisible bloggero" una propuesta de Alma con Arte
Y bueno, me tocó nada más y nada menos que Elen, de El rincón del arte y la cultura.
Conozco el blog, es más, lo sigo y todo, pero mucho no sabía de Elen... pero por suerte, contamos con información todos los participantes, a fin de hacer un regalo más personalizado.

Bueno, Elen, qué decir? en base a que tus gustos, intenté escribir un relato dedicado para ti...
Espero te guste, lo hice con todo mi cariño.




No importa cuántas veces haya hecho mi trabajo. Siempre es como la primera vez, con cierta melancolía por la vida que voy a arrancar.
Pero nada se puede hacer, no he dado un paso atrás nunca y nunca lo haré...
Tampoco valen los gritos y las súplicas.
Si me ves aquí, ya preparado para actuar, es porque te llegó la hora. Simple y sencillo, debo eliminarte.

No es algo que anhele con pasión. No es mi decisión, yo no asesino por placer ni mucho menos.
Hace milenios que el mundo se rige así. Con personas que resultan víctimas inocentes de atroces crímenes. Con humanos que sólo gozan de dar muerte a sus pares sin atender a las consecuencias. Y otros, como yo, que deben castigar a los que rompen las reglas.

No llores, no finjas ser lo que no eres.
He seguido tus pasos. Estoy al tanto de tus fechorías. Nadie nunca pudo incriminarte y te pensabas libre de culpa y cargo, simplemente porque no me veías actuar aún.

¿Sabes? Al principio mis superiores decidieron darte una oportunidad. Pensaban que la muerte de aquel anciano en la carretera era sólo un accidente, que huíste impulsado por el miedo y el pavor de saberte asesino de alguien. Pero el tiempo transcurrió y no hizo falta mucho para comprobar que la sed de exterminio había despertado fuerte, brava y sin límites en lo profundo de tus pensamientos.
Yo lo sabía desde el inicio. Pude analizar tu alma fácilmente y no necesité mucho para sacar a la luz tus reales intenciones.
Aquella primera muerte fue una prueba. Querías medirme, medir a mis compañeros y ver cuánto tardabamos en actuar.
Y aunque ha sido mi meta eliminarte desde tu primer desliz, sólo ahora puedo hacerlo, la autorización fue aprobada y firmada. No hay marcha atrás.

Sería interesante cobrarte todas las crueldades que realizaste a quienes cayeron víctimas de tu locura. Más eso me llevaría demasiado tiempo y el tiempo, justamente, es lo que menos sobra. Mientras hablo contigo, alguien bien podría estar muriendo a manos de miserables como tú y somos pocos los encargados de hacer cumplir las leyes.

Eres magníficamente cruel. ¿Lo sabes? El último crimen que realizaste fue de lo más desesperante para mí. No poder atacarte ni detenerte mientras hacías a gusto y gana, sólo ha hecho crecer en mí la sed por destrozarte y ver correr tu sangre al fin.
Sólo alguien sin alma y sin emociones hace lo que tú, en la víspera de Navidad, a quién menos puede defenderse.
Ella te amaba, lo eras todo en su mirada. Buscaba mil excusas para interpretar tus ausencias, llegó a imaginar que la engañabas y hasta te perdonó esa posible infidelidad. Estabas lejos de sus ideas, mucho muy lejos. Y nunca consideraste las vueltas que puede dar la vida.
Y ella te descubrió al fin. En el atardecer de Noche Buena, cuando la criatura que llevaba en su vientre comenzó su labor para nacer, lo primero que pensó fue darte aviso y pedirte ayuda. Pero no se esperaba encontrarte en el sótano cubierto de sangre, ocultando las evidencias que quedaban de otra muerte más en tu lista.
Fuiste maldito y ruin, pagaste a su amor con mentiras y cuando ella supo la verdad, no pensaste en su amor ni en el bebé. Los mataste sin dudar.
Lo vi en tus ojos, eras un frío y malnacido Ángel de la Muerte. Y eso es insultar a mis compañeros. Ellos no traen la muerte de esa manera... Ni la gozan jamás. Sólo cumplen su trabajo, como yo.

Como buen cazador que soy, cobraré ahora tu falta luego de tantas vueltas. No te detuve porque esas muertes debían ocurrir. Era necesario que ellos perecieran al sonar la campanada número 12, cuando la Navidad caía sobre el mundo.

Es irónica la vida. Tu pequeño hijo era el nuevo mesías y su temprana desaparición significó la salvación de la humanidad. Y mira quién movió la afilada daga... Tú, su propio padre.
Ahora, una nueva época de esperanzas y cambios habrá de iniciarse, el alma de ese niño ya descansa tranquila en el Plano Celestial, junto al alma de su madre, tu esposa, esa dulce mujer que mataste por haber descubierto tu secreto.
Eres, a estas horas, el último asesino vivo en el mundo. Vendrán otros luego, lo sé, pero por varios años o décadas este lugar será tranquilo y estará libre de las sombras que hombres como tú generan.

Pensar que por algún tiempo éste será mi último trabajo, mi última Venganza, me hace sentir nostálgico de manera extraña. Mi espada ya no danzará arrancando la vida de malhechores como tú. Y no importa el tiempo que pase hasta que suceda, hasta que alguien más aparezca y pretenda cumplir una tarea que no le corresponde... Siempre seré un Ángel Vengador. Tan fuerte como nunca pudieron ser tus víctimas; terriblemente perfecto, como creías que eran tus crímenes; letal y preciso, tanto que te garantizo, este será tu último respiro...

*******

"A las 0:05 hs de un 24 de Diciembre, Gabriel, Ángel Vengador de primer rango, dio muerte a Marcus, padre y asesino de Gian, el nuevo Mesías.
Hace ya un siglo que la humanidad vio la esperanza convertida en realidad. Un siglo sin trabajo para los Ángeles Vengadores. Un siglo de luz para el mundo. Un siglo desde la Nueva Navidad, esa noche en que la historia dio su giro principal y ya nada volvió a ser como antes..."



¿y? ¿qué tal? ¿qué les apreció?...
Nos estamos leyendo!!!!

Create your own banner at mybannermaker.com!

viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad!!!

Hola!!!
Esta pequeña entrada simplemente es para desearles una muy Feliz Navidad...
A los viejos y nuevos seguidores, a los amigos, a esos que siempre están, que me dan ánimo para todo, que se preocupan por mí y me hacen preocupar por ellos, a mis hermanitas bloggeras y a mi hermanito (que es único), a esa hermosa familia que he formado y me encanta su amistad...

Son tantos, que si me pongo a nombrarlos seguramente queden muchos afuera...

Por eso, simplemente, muchas gracias a todos por su amistad y cariño y mis mejores deseos!!!

Porque esta festividad no va de regalos, sino de estar juntos, aún en la distancia, de pensar en el otro, de querer lo mejor para el otro... pasenlo hermoso junto a quienes más quieren y sepan que desde aquí les deseo lo mejor. 



Hasta pronto!!!

Create your own banner at mybannermaker.com!

martes, 21 de diciembre de 2010

Capítulo 9: Una nueva Canción

POV HAYDÉE

Siendo que Danlin no aceptaba confiar en los chicos como yo, no tuve más opción que aceptar ir con ella rumbo al baile y avergüar qué sucedía.

Puede que nuestras ropas no fuesen las adecuadas, y que los peinados se hubieran estropeado con todo lo sucedido, pero ningún humano en el baile se dio cuenta de ello. Tomé la precaución de generar un espejismo de manera que todos nos creerían vestidas con nuestras mejores galas... No reparé en decirle nada a mi amiga, sabía bien qué respondería y no quería más peleas con ella.

No fue difícil encontrar a Carmen y la otra chica. Estaban con Rubén y Johnatan...
Caminé directo a ellos, con Danlin a mi lado.
Un extraño sentimiento me envolvía, algo que no podía explicar.
No sabía dónde estaban mi marido y Nilnad, había descubierto que estaba embarazada y me encontraba en un baile repleto de gente que nada me interesaba...
Pero era necesario saber la verdad. Más allá de todo, quería la verdad. ¿Y si la verdad me destrozaba? Ya vería luego cómo hacerle frente...
Ahora, sólo me importaba corroborar la coartada de Haziel.
Sabía bien que Rubén y Johnatan se acercarían a nosotras, y así sucedió, mientras Carmen y su amiga se iban a pista de baile.
Miré a Danlin y susurré:
-Por favor, sígueme la corriente. Todo cuanto haga, acompañame...
Ella asintió, sin dudarlo. Su enojo no disminuía y estaba dispuesta a todo por desenmarcarar a Nilnad y mi marido.

Cuando estaba a poco menos de dos metros de Rubén, me detuve en seco y apreté la mano de Danlin con gesto de pánico. Ella entendió mi plan y ayudó fingiendo estar preocupada por mí, mientras yo simplemente caía al vacío, víctima de un perfecto desmayo actuado.
Nunca llegué a sentir el suelo. Rubén ya estaba allí, envolviendome con sus brazos. Su amigo trataba de consolar a Danlin, que estaba a punto de romper en llanto.
Y yo... Yo me concentraba en esas mujeres que tanto ocupaban mis pensamientos.
No era difícil rebuscar en sus mentes a fin de encontrar los recuerdos de las escenas que mencionaban los chicos.
Más no importó cuánto miré y remiré, cuánto examiné todo... No había rastro de nada. Como si esos encuentros nunca hubiesen sucedido. Como si ellas nada tuvieran que ver con ellos.
Pude encontrar fantasías idiotas, claro, pero nada que uniera a mi marido, Nilnad y esas chicas en una misma situación...
Abrí los ojos lentamente, intentando dar sentido a todo esto.
Danlin me ayudó a poner de pie. Rubén no me sacaba la mirada de encima y sus pensamientos giraban en torno a su duda por la falta de Haziel.
Me sentía mareada, tal vez producto del embarazo o por lo que sucedía y no podía interpretar.
¿Por qué mi marido mentía? ¿Qué ocultaban Nilnad y él?

Los pensamientos de Rubén y Johnatan, el temor en Danlin, mi propio miedo... Todo me golpeaba más fuerte que nunca.
Un estremecimiento me recorrió de pies a cabeza cuando, sumado a todo eso, esa extraña señal que ya había percibido antes se repetía más fuerte que nunca.
La puerta del salón se abrió de golpe y Haziel y Nilnad llegaron gloriosos, luciendo sendos trajes. Parecían modelos de alguna publicidad de perfumes, de esos hombres que nunca encontrarías en la vida real.

Sin prestar atención a nada, sólo mirándome a mí, Haziel caminó decidido a mi encuentro.
Algo en la mirada de Nilnad no cuadraba, no eran celos ni enojo, sino miedo. ¿Por Danlin? ¿Por verla junto a un simple humano?
Ambos se estaban escudando, eso también lo sentía fácil. ¿Qué diablos estaba pasando?


POV HAZIEL

La vida había dado su mayor giro. Saber a Haydée embarazada, esperando un hijo nuestro, cambió el sentido de todo.
Sentía una necesidad imperiosa de decirle la verdad, huir con ella lejos, a algún refugio dónde cuidar de ella y nuestro futuro bebé.
Cuando se lo expliqué a Nilnad, noté su preocupación.
Él sabía bien que Danlin no aceptaría alejarse de Haydée en el estado en que mi esposa estaba. Y dado que Matirus vagaba suelto por nuestro mundo, formando un grupo de revelion, no era seguro que Danlin, una simple humana, estuviera allí... Y yo no concebía otro plan que no fuera trasladar a Haydée al mundo Minorean.

Sabiendo que mi mujer necesitaba descanso y confiando en que Danlin le pediría que tomara cama a fin de recuperarse por toda la tensión vivida, decidí cruzar al otro mundo con Nilnad.
Él sólo quería luchar, unirse a las filas de rastreo que mi hermano había organizado y dar caza a Matirus y sus reclutas.
Todas las investigaciones señalaban lo mismo. Matirus armaba un escuadrón y tenía en vista un primer blanco: mi esposa y Danlin.
Ellas eran las responsables de su condena, o mejor dicho, eran la gota que había colmado el vaso.

Por eso Nilnad se sentía inseguro. Aún cuando teníamos guardias cuidando de las chicas, mi amigo no estaría tranquilo hasta no ver a Matirus muerto.

Corrimos en busca de Agenor. Él escuchó todo lo sucedido y sabiendo del estado de Haydée declaró emergencia total. Ya todo el mundo estaba revolucionado y esto era la frutilla del postre. Las guardias en torno a mi mujer y su amiga se duplicarían y era imperiosamente necesario trasladar a Haydée a lugar seguro.

Mientras Nilnad y yo regresábamos al mundo humano, la señal de Agenor pidiendo auxilio se volvió a escuchar fuerte. Estaba reclamando la presencia de los líderes de otras partes del mundo, explicando que Matirus planeaba dar asalto en la dimensión humana.

Los guardias nos comunicaron que las chicas estaban en el baile y sin dudarlo corrimos a buscarlas.
En un lugar así Matirus podía colarse fácilmente y raptar a cualquiera de ellas sin mucho esfuerzo.

Entramos al salón y mi mirada fue directo a mi esposa. Nilnad intentaba ocultar su miedo por la seguridad de Danlin, pero mucho no lograba.

Ya habíamos armado un plan con mi amigo, explicando que el embarazo de Haydée sería más sencillo si se llevaba a cabo en el lado Minorean, con nuestra familia y amigos que podrían ayudar en todo momento. Era una manera de esconder la verdad, de ocultar la guardia permanente que caería sobre Danlin y Haydée y el bebé que venía en camino.

El aura que desprendía de mí, mezcla de seguridad y poder absoluto, alejó velozmente a los muchachos que estaban con nuestras parejas. Nilnad seguía mirando a Danlin con pánico en la mirada, mientras Haydée me observaba confundida.
La abracé suavemente y susurré en su oído:
-Debemos irnos...
Ella me miró en silencio por unos instantes y luego asintió.
Nilnad, en tanto, sostenía el rostro de Danlin entre sus manos y apoyaba su frente sobre la frente de ella. Estaba mostrándole sus pensamientos, dejandole ver lo que podía podía sucederle a Haydée si no contaba con ayuda adecuada para traer al mundo a la criatura que guardaba en su vientre.

Danlin miró asustada a mi mujer, mientras yo comenzaba el camino hacia la salida. Debíamos armar los bolsos y partir pronto. No había tiempo que perder...

lunes, 20 de diciembre de 2010

Capítulo 4: De Amores y Desencuentros

Daniel sonreía cuando Anabelle abrió la puerta de su habitación.
-¿Estás cansada?- preguntó- ¿Quieres ir a dar un paseo conmigo antes de cenar?
La joven sonrió en respuesta y asintió en silencio.
Cada instante junto a Daniel era un remolino de emociones. Le gustaba y en gran medida hasta se olvidaba del verdadero motivo de su estancia en esa casa...


La luna brillaba alta, lejana, mientras la tarde se desvanecía y daba paso a la noche.
El parque principal de la casa parecía un pequeño bosque con laguna incluida, dónde varios cisnes danzaban en sutil nado de un lado a otro.
-¿Estás ansiosa por conocer al Duque?- cuestionó Daniel, mirando de reojo a Anabelle.
Ella suspiró.
-No. Es sólo que... Nunca en mi vida lo vi y no concibo la idea de alguien que pretende ser mi marido sin haber tenido una relación antes, ni siquiera como amigo...- se encogió de hombros y continuó- Él me vio en el baile, genial, pero yo no sé quién es y en cambio he disfrutado de tu compañía y no me molesta estar contigo.
Ante las palabras de Anabelle, el silencio llegó veloz y se instaló formando un muro entre Daniel y su acompañante.
La joven se lamentaba de sus declaraciones y Daniel dudaba de la puesta en escena que estaba llevando a cabo.


-¿Cómo te imaginas al Duque?- inquirió, tratando de no mostrarse nervioso.
-Pues... Viejo, malhumorado, con la idea fija de que las mujeres sólo servimos para tener hijos. Pero...
-¿Pero?
-Pero si tú estás aquí, si te agrada trabajar a su lado, si los miembros de la guardia son felices de estar defendiendo al Duque, entonces no puede ser tan mala persona.
Daniel asintió, sonriendo.
Anabelle era muy observadora.


-¿Por qué pintas tan mal al Duque?- divertido ante la mirada de la joven agregó- ¿Qué te hace pensar que él es viejo o malhumorado? ¿Y eso de que las mujeres sólo son para tener hijos?
Anabelle hizo una mueca.
-Una persona que tiene poder y prestigio, por lo general termina volviendose engreída y poco amable. Lo imagino viejo simplemente porque nunca oí hablar de un Duque joven, sólo de hombres ya mayores, ancianos...- se encogió de hombros una vez más- Y la mayoría de los hombres no valoran a las mujeres, sólo las quieren por la descendencia. No valoran sus anhelos y sueños ni nada por el estilo...


Cuando Anabelle levantó la mirada descubrió que Daniel la observaba con un brillo extraño en los ojos.
-Eres de reflexionar y pensar mucho, ¿verdad?- murmuró sonriendo a medias- Debes saber que el Duque nunca trataría a una mujer de mala manera. Es un hombre amable y educado y si pidió tu mano es porque debe sentir algo profundo por ti.
Anabelle intentó dar réplica, pero Daniel continuó:
-Dices que no tienes ninguna relación previa con él, pero piensa un poco. ¿Es costumbre hacer algo así? No, a menos que hayan arreglado la boda desde que tú eran una niña y el prometido busque acercarse a ti sabiendo que nadie le hará competencia. El Duque te quiere por esposa y teme que alguien más le gane de mano, por eso te pidió a tu padre...
La joven contuvo el aliento durante varios segundos, considerando lo que Daniel acababa de decir.
-No lo había pensado así- susurró avergonzada.
-No tienes que sentirte mal. El Duque no el estereotipo de persona que todos imaginan. Entiendo tus preconcepciones, pero realmente sería bueno si te planteas darle una oportunidad...- Daniel miraba el cielo, con un aire de nostalgia en el rostro.


-Me has dicho que está de viaje, ¿Cuándo volverá?- preguntó Anabelle, curiosa.
-En unas semanas...
-Pero si no lo conozco en persona, ¿cómo espera que sienta algo por él?
-Yo debo encargarme de eso. Contarte de su vida, sus viajes, sus sueños... Soy su mejor amigo, su confesor y mano derecha. Por ahora, debe alcanzarte con aprender de él a través de mí- indicó Daniel, volviendo su mirada a la joven.


Anabelle hizo una mueca de dolor.
Si pasaría tanto tiempo a solas con Daniel, ¿cómo evitaría enamorarse de él?
Daniel se mostraba como alguien simpático, lleno de vitalidad y alegría y era imposible no sonreírle en respuesta cada mirada tierna.
¿cómo haría ella para llegar a sentir algo por el Duque, tan distante y lejano, si cerca suyo había un sol resplandeciente que cubría todo de luz a su paso?
Sabía que el Duque merecía una oportunidad, más estando cerca Daniel eso era casi imposible.
Debía distanciarse entonces. Marcar límites y no cruzarlos. Sería difícil mantener sus emociones a raya, más con Daniel cerca y sus miradas profundas y sus sonrisas plenas...


¿Podría Daniel amarla? ¿Qué problema habría si el amor nacía entre ellos? El Duque le permitía elegir. Ella podía optar por Daniel... Pero sabía que él nunca traicionaría al Duque. Lo veía claramente, Daniel no era ese tipo de personas. No era de esos que mienten o arman engaños.
Todo se tornaba muy difícil... Difícil y complicado.


Una campana sonó distante. Era la hora de la cena. Debían volver a la casa...

sábado, 18 de diciembre de 2010

Capítulo 9: Tatuado el Deber

Han pasado varias semanas ya. Macu y Uriel siguen su búsqueda tratando de dar con el rastro del Demonio que se llevó a la encarnación de Lucifer.
Irene está en viaje también, intentando hallar de paso a su amiga. Ian la acompaña de cerca.

Macu y Uriel han aprendido a no pelear tanto. El Ángel Caído enseña nuevas técnicas de pelea. Macu aprende rápido, muy rápido. También ella enseña, instruye sobre los rasgos propios de la humanidad. Uriel logra comprender a los débiles hombres. Deja de creer que son vulnerables por completo, entiende que todos los seres vivos tienen sus puntos críticos y se descubre a sí mismo en igual de condiciones desde esa perspectiva.
A veces, Macu se pregunta cuánto hay de Demonio en Uriel y cuánto queda de Ángel. Ya no escuda sus emociones, simplemente porque confía en que su compañero no se internará en sus pensamientos sin su permiso.
Uriel ha descubierto en Macu a una excelente compañera y par de batallas. Ella es como él, disfruta de pasar largos periodos de tiempo en silencio, pensando y reflexionando. De a poco, el Demonio siente que Macu cobra una importancia vital en su existencia. Se lamenta y gruñe cuando se descubre maravillado ante su sonrisa o cuando pierde el habla ante una mirada profunda de la Cazadora.
Macu, a su vez, se cuestiona mil veces porqué no existen hombres así, tan valientes, audaces y atentos como Uriel.
Él intenta mostrarse distante y frío, más no siempre lo logra. Suele dejar salir su lado amable y caballeresco cuando Macu precisa ayuda… en esos momentos, la atmosfera se carga de una extraña fuerza, semejante a la electricidad. Todo se pone tenso, como si fuertes alambres de acero unieran de alguna u otra forma a Macu y Uriel.
Pero no debe ser así. Los Cazadores no deben tener emociones. Los Demonios, (y tampoco los Ángeles), deben de estar en contacto directo con humanos o seres como Macu.
Aunque lo nieguen, las emociones nacen. Y tal como nacen, rápidamente caen en el olvido obligatorio. Ella porque atiende a su deber. Él porque no quiere pensarse más débil de, lo que sabe, puede ser.

Irene ha dejado de tener pesadillas. Poco a poco, ya no sueña con Joaquín ni nada de lo sucedido aquella lejana y funesta noche. Una contradictoria emoción la gobierna ahora. ¿Por qué ya no sueña con él? ¿Por qué no encuentra a Joaquín en sus visiones oníricas ni tiene pesadillas?
El miedo golpea fuerte. ¿Y si lo está olvidando? ¿Y si deja de recordar al amor de su vida?
Por otro lado, la cercanía de Ian la reconforta, le da ánimos. Irene se siente cómoda viajando junto a ese humano de proceder celestial, más su orgullo le impide averiguar la razón de sus sentimientos.
Entre el miedo por olvidar a Joaquín y la seguridad junto a Ian, Irene se ve perdida, confundida y termina sumergida en sus pensamientos por largas horas.
Ian observa en silencio a su compañera de viaje. Sabe que algo le sucede, pero no se atreve preguntarle a Irene la causa de su pesar.
Cada día, la Cazadora se vuelve más callada, introspectiva.
Ian no puede ver sus pensamientos en ese cuerpo débil de humano que ahora posee, simplemente aguarda hasta que ella decida abrirse y exponer lo que siente.

Va despuntado el alba cuando Macu y Uriel llegan a una nueva ciudad. Una de esas megalópolis enormes, donde habitan tantos humanos que los Demonios pasan desapercibidos y los Cazadores se mueven como sombras, exterminando sin piedad.
Están a punto de buscar dónde hospedarse cuando Macu lo siente. Uriel también se percata de esa nueva presencia…
Al doblar una esquina, Irene aparece corriendo y se lanza sobre Macu, a quien abraza con desesperada alegría.
Uriel se detiene, regresa sobre sus propios pasos, dándoles espacio a las Cazadoras.
Pocos minutos más tarde llega Ian, que camina cauteloso al sentir la esencia demoníaca de Uriel.

Irene dirige su mirada a Uriel y luego observa a su amiga.
En tanto, Macu no aparta los ojos de Ian. Algo en ese muchacho le parece conocido.
-Tú…- murmura Uriel, bufando.
-El mundo es pequeño… ya me resultaba extraño no encontrarte- replicó Ian.
Macu e Irene se miran en silencio.
Macu comprende rápidamente que Ian no es un humano común. Los recuerdos de las imágenes que le mostró Uriel despiertan en sus pensamientos…
Irene no comprende las actitudes de Ian y mucho menos del Demonio que acompaña a su amiga.

Ian y Uriel se acercan a paso lento, sin prestar atención a las mujeres. De pronto, ambos sonríen y se estrechan las manos, en un gesto fraternal. Se sumergen en una conversación sobre la vida y lo sucedido luego de lo ya sabido. Hablan en idioma angélico, dejando afuera a las Cazadoras.
Irene y Macu también entran en una charla propia de ellas. Muchas cosas tienen para decirse y más de un consejo precisan escuchar.

Aylen sigue persiguiendo a Narim. No duerme, no se alimenta, no piensa en nada más que descubrir lo que tiene planeado hacer el Demonio y darle muerte de una buena vez.
El silencio que cubre el claro donde Narim está descansando se rompe con el sonido de una voz grave, seductora.
-Cazadora, se te nota extenuada… deberías descansar.
Aylen se pone en guardia, alertada por esas frases que van dirigidas sólo a ella.
Intenta buscar con su mirada a Narim, más no lo encuentra. Gira y busca y rebusca, sin logro alguno.
Un movimiento fugaz sacude las hojas del árbol donde Aylen está haciendo guardia.
De pronto, una mano ardiente acaricia el rostro de la Cazadora.

-Ya no soporto saberte cerca y no hacer nada...
Aylen deja de respirar, sorprendida ante la presencia de Narim, que en toda su gloria de hombre perfectamente hermoso y Demonio fatal, le sonríe provocativamente.

Create your own banner at mybannermaker.com!

Capítulo 8: Tatuado el Deber

-No te daré todos los detalles- murmura Ian- Sólo te diré lo preciso…
Irene se cruza de brazos, impaciente.
-Antes de ser humano, antes de despertar en esta vida, fui un Ángel. Hice algo indebido, sosteniendo una postura que hoy entiendo era tonta y absurda. Me vi sumergido en una pelea y fallecí. Mi sentencia debido a lo que hice es vivir como humano, pero manteniendo mis recuerdos y algunos poderes celestiales. Puedo sentir y ver cosas…- explica el muchacho, ante la mirada sorprendida de la Cazadora.
Ian sonríe. Solo ha resumido muy por arriba lo que ocurrió en verdad. Pero es mejor no dar detalles. No aún. Tal vez nunca.
Irene asiente, luego de digerir la explicación y suspira.
-Bien. Así estamos mejor…- susurra.
-No, no lo estamos- señala Ian- No me has dicho nada de tu pasado.

Irene entrecierra los ojos.
-Bueno, haré como tú… en pocas palabras, maté a un Ángel cegada por el dolor y la furia. Mi condena es ser Cazadora…
Ian levanta una ceja, pensativo. Sabe que Irene oculta mucho detrás de esa confesión, pero no piensa seguir empujando. Ya con eso alcanza, al menos de momento.
-Vale, sigamos viaje… necesito alcanzar a Macu. Si es como dices, no me agrada nada que vaya con un Demonio…- indica Irene.
Ian acepta la propuesta y echan a correr.

Mientras el camino se extiende delante suyo sin obstáculos a la vista, Irene se sumerge en recuerdos idos. Sabe que no debe hacerlo. Sabe que recordar no trae nada bueno. Pero lo extraña. Con todas sus fuerzas, con todo su ser. 280 años no han logrado borrar el recuerdo de Joaquín. Tampoco intenta Irene olvidarlo. Y no puede… cada tatuaje se lo recuerda a cada momento. A cada instante, el deber perpetuado en su piel le grita a voces vivas el nombre de Joaquín.
Aún es de día. Cuando caiga la noche, la oscuridad perturbará y maltratará las emociones de Irene. Porque en sueños, la escena se repite una y otra vez. No puede manejarlo. Porque ella no es la única afectada y otras personas han sufrido también… su accionar ha ensombrecido no solo su vida.

Lejos, muy lejos, Aylen observa desde las sombras de su escondite a Narim, un príncipe Demonio.
Si Lucifer era el soberano absoluto, Narim es el sucesor a la corona.
Ya van tres meses. Tres meses desde que Aylen recibió la orden de vigilar a Narim. Tres meses persiguiéndolo por medio mundo, sin contacto con su Ángel tutor ni con otros Cazadores.
Según los superiores, Narim está planeando algo grande, muy grande. Aylen debe averiguar de qué va el asunto y eliminar luego al Demonio.
Ella fue elegida de entre todos por su facilidad para ocultarse. Es capaz de borrar todo rastro de su existencia. Nadie puede sentir su cercanía, a menos que ella lo desee.
Varios metros más adelante, Narim observa el horizonte. Actitudes como ésta hacen que Aylen dude. A veces, el Demonio parece un perfecto humano, alguien carente de maldad. Como cuando mira las aves volando en el cielo. Como cuando se pierde en el paisaje, como ahora mismo…

En estos tres meses lo ha visto luchar con otros Demonios, despedazarlos fácilmente, ser más bestia que ningún otro. Y también, ha observado su fascinación por el mundo que lo rodea, su emoción ante cosas tan simples como la lluvia.
Aylen suspira. Ya queda poco. Bajo sus ropas negras, su piel está casi totalmente cubierta de tatuajes.
Miles y miles de formas rojas con bordes bien definidos en negro. Diagramas perfectos, exactos, que representan a cada ser oscuro que eliminó. Sólo faltan sus manos, cuello y rostro; el resto de su cuerpo está todo dibujado.
Luego podrá vivir una vida normal. Luego podrá preocuparse por cosas triviales.
No como ahora… cuando la posible amenaza de un plan maestro por parte de los Demonios puede afectar a toda la humanidad.
La noche va cayendo… y Aylen se pregunta qué será de sus amigos, de sus colegas. Esta reclusión obligada la sofoca. Pero falta poco, en algún momento, Narim dará el paso en falso y ella podrá darle muerte de una vez.


Create your own banner at mybannermaker.com!

Capítulo 7: Tatuado el Deber

Uriel observa a Macu, que respira entrecortadamente, sorprendida ante la escena que acaba de ver.

-Creo que tienes muchas preguntas para hacerme…- murmura el Demonio, sonriendo levemente.

La Cazadora asiente, buscando las palabras correctas.

Aun mantienen el abrazo, pareciera más bien que ni se percatan de la cercanía, tan compenetrados como están, mirándose el uno al otro.

-¿A qué te refieres con eso de que el Ángel debía estar junto al Cazador?

Uriel asiente, suspirando.

-Antes, era común que los Ángeles y los Cazadores lucharan a la par, codo a codo. La muerte de ese Cazador y el asesinato que cometí, impulsaron a que el Círculo de Concejeros tomara una decisión errónea a mi entender…

-¿Los Cazadores trabajan solos, sin ayuda de nadie por lo que ocurrió aquel día?

-Sí, así es. Anrael, el Ángel fallecido, había propuesto varias veces que los Cazadores actuaran por su lado y que los Ángeles ingresaran a la lucha sólo cuando ya no hubiera Cazadores para pelear- Uriel hace una mueca- Él creía que así se podía cubrir todas las posibilidades en una contienda. Cuando el Cazador murió y yo maté a Anrael, las autoridades decidieron que era hora de que los Cazadores trabajaran por su cuenta. Los Ángeles ahora sólo se limitan a observar e intervenir en caso de extrema necesidad…

Macu asiente, bajando su vista al suelo. Esa cuestión era algo que daba vueltas en sus pensamientos desde hacía años y ahora que encontró la respuesta, ve que su odio por su trabajo tiene buen fundamento.

Uriel observa a Macu. Permite que sus ojos recorran las líneas suaves del cuerpo de esa mujer que está entre sus brazos y parece a gusto en esa situación.

Sabe que está mal. Sabe que no es correcto. Pero le agrada estar a su lado.

Alejando esos pensamientos poco demoníacos, Uriel murmura suavemente:

-Ahora te toca a ti decirme qué sucedió…

La Cazadora levanta su mirada, hay dolor allí, melancolía y nostalgia.

Pero Macu es fuerte, por sobre todo, no se deja caer. No, ya no. Su carácter no se doblega fácilmente.

-Hace mucho tiempo, cuando era humana, se presentó un Ángel en casa. Yo vivía con mi hermano y su prometida. El Ángel dijo que mi hermano tenía el don Cazador y que era obligación de todo humano aceptar el trabajo…- Macu se queda en silencio. Los recuerdos regresan a ella y golpean fuerte.

Uriel siente el deseo de consolar a la Cazadora, pero se contiene.

Luego de unos momentos, Macu continúa:

-Durante varios meses mi hermano llevó su doble vida. Cazaba cuanto Demonio le fuera indicado y luego regresaba a casa. Hasta que una noche, llegó cubierto de heridas y muy, muy débil. No alcanzó a cruzar la puerta, murió en mis brazos- la voz de Macu es fría, indiferente. Procura escudarse de toda emoción. Ya bastante sufrió por esto. No hay lugar para el dolor. Ya no.

Uriel percibe la coraza de Macu. Sonríe para sus adentros, ella no es de esas mujeres que precisan que uno las proteja a cada momento. Se sabe defender, cuidar por sí misma.

-Mientras mi cuñada y yo llorábamos, llegó un Ángel. Dijo que debía llevarse a mi hermano, que no podía ser enterrado con otros humanos. En ese momento, mi agonía se transformó en furia- la mirada de Macu observa al vacio- Tomé la espada de mi hermano y no lo pensé dos veces, salté sobre el Ángel, dispuesta a luchar por lo que quedaba de mi único familiar directo. La pelea fue breve. El Ángel cayó víctima de mi ataque. Así es como apareció el único tatuaje azul que tengo en mi cuerpo.

Macu observa su muñeca. La pulsera azul brilla, única, distinguible en el entramado infinito de su cuerpo.

-Como condena debes exterminar Demonios…- replica Uriel.

La Cazadora afirma con un leve gesto.

-Y hasta tanto tu cuerpo no se cubra por completo de tatuajes, seguirás cumpliendo la sentencia- señala el Demonio.

Una vez más, Macu asiente.

Uriel se siente impulsado por una extraña emoción. Comprende el dolor que oculta Macu, aun cuando se muestre inflexible. No debe ser nada fácil perder a tu familia de esa manera.

Sin poder dominarse, el Demonio estrecha su abrazo, acercando contra sí mismo a Macu, en un intento por darle ánimos.

-Yo habría hecho lo mismo…- afirma, acariciando los cabellos color violeta de la Cazadora- Y tampoco me habría arrepentido.

Macu sonríe.

No es tan malo el compañero que se ha hecho. Aunque sea Demonio... Ángel Caído, mejor dicho.


Create your own banner at mybannermaker.com!

Aviso

Hola! Depende el país de dónde lean, puedo decirles buenas noches, feliz sábado y hermosa madrugada...
Lo importante para avisar es que ya tengo nuevos caps para todas mis historias y estoy de vacaciones de mis clases en la universidad...
No pude programar entradas con el especial de 3 caps de "Tatuado el Deber" de este sábado, pero ni bien me levante lo hago...
Por fin cada día tendrá su capítulo correspondiente!
Nos leemos en unas horas...
Me voy a dormir que me caigo del sueño.

Besos!
--------------------------------------------------------------
Ovi Mail: Making email access easy
http://mail.ovi.com

viernes, 17 de diciembre de 2010

Mis favoritos: Cazadores de sombras y Mihai: Mi historia junto a un Strigoi

Hola!
Cómo va todo?
Estamos en viernes, justo a un paso de comenzar mis vacaciones (sólo restaba entregar un informe y ya está...) y acá me tienen, con un nuevo favorito.
Debía colgar esta entrada la semana pasada, pero se me hizo imposible.

Hace poco más de 15 dias cobré mi primer sueldo y decidí comprarme varios libros a los que les había echado el ojo hace tiempo y que al fin estaban en mi ciudad...
Entre ellos, mi mejor obtención fue "Cazadores de Sombras. Cuidad de Hueso" de Cassandra Clare.
De los otros ya veré de contar en otra ocasión.


Más allá del trabajo y mis obligaciones con las clases de la facultad y el cierre de las cursadas de este año, decidí comenzar a leer Ciudad de Hueso de a un capítulo... Pero ni bien pasé la hoja nº3la fiebre nefilim me atrapó y así fue cómo en un fin de semana en vez de dedicarme de lleno a los trabajos que debía terminar, me sumergí en el mundo inventado por Cassandra y me encantó!
Debido a mis tareas, no pude leerlo de un tirón, sino que tarde dos días y unas horas más...
Y quedé O.O

Por un lado tenemos a una chica, Clary, que ve un asesinato y no puede decir nada a nadie y luego de eso se sumerge en una serie de sucesos terribles en lo que descubre que nada sabe en verdad sobre su madre y su propio pasado y encuentra como grupo de compañeros a los asesinos que había conocido al principio de la historia...
Los asesinos! Tres chicos bien distintos entre sí. Jace que parece tener el ego por la nubes, Alec quién es muy reservado y poco comunicativo con Clary e Isabelle, hermana de Alec y todo un personaje.
También andan dando vuelta por la historia Simón, amigo de toda la vida de Clary (él está perdidamente enamorado de ella), Luke y el malo malito Valentine, que aparece pasa gran parte de la historia como un fantasma. Y de fondo, el misterio de la madre de Clary...

En esta historia hay de todo: suspenso, drama, romance, acción, fantasía al 100% y personajes de todas formas y colores. Brujos, hadas, hombres lobos y vampiros se reinventan en tanto los cazadores de sombras trabajan sin descanso por cuidar el débil mundo humano...
La narrativa es impecable, todo desde los ojos de Clary, con sus miedos, sus sufrimientos y dudas... peor también con sus decisiones y momentos de valentía.

Una novela que me fascinó, que se apoderó de mí ni bien leí la primer página y ya me muero por leer los siguientes libros! Aunque en mi país sólo está el segundo volumen de la trilogía y ya me veo sufriendo de ansiedad hasta poder leer los restantes.
Cazadores de sombras entró en mi lista de favoritos y no pienso quitarlos nunca de su podio...
Alex y Jace son dos héroes más a los cuales adoraré siempre, porque me encantaron así como son... y Luke, Luke!!!! de esos amigos fieles que siempre están y estarán...

En definitiva, el libro me resultó...Maravilloso!!! hermoso!!! perfecto!!! y me resultan pocas las buenas palabras para describir el libro que gracias a dios cayó en mis manos cuando más ganas tenía yo de embeberme de material fantástico.

Veo esta historia como uno de los mejores libros que leí este año, junto a "Mihai. Mi historia junto a un strigoi" de Macu Marrero Lemes.


Mihai!!!!! qué decir???

Terminé de leer Mihai, duró apenas 30 horas en mi manos, y eso porque debía estudiar, que sino me lo devoraba en mucho menos tiempo... Gracias Macu por crear tan hermosa historia!!!

Hay mucho para decir.

Sobre los personajes, me enamoré de Mihai, era inevitable. Adoro a Lorraine, su fuerza, valentía y amor por los suyos.Detesto a Dimitri y Olah y me lamento por Iván.Tengo mil y un dudas sobre los padres de Mihai, y muchas preguntas sobre Valerie...Me has dejado... O.O

De verdad, es un antes y un después. Ya nunca leeré otra novela sobre vampiros con los mismos ojos.

Lamento la triste suerte de Marietta, ¿Qué fue de ella?, su forma de supervivencia, el destino que tuvo que vivir...

De verdad, la novela me golpeó fuerte. Es simplemente magnífica, y me puedo sin palabras también aquí. Una historia llena de vueltas entrelazadas, donde los contrapuntos con cambios de narrador y modos temporarios impulsan al lector a querer más y lo obligan a prestar atención a todo cuanto lee...

Me encantó, del principio al fin.

Me asombré temblando de emoción por la cercanía entre Mihai y Lorreine hasta que al fin aconteció lo que tanto ella quería, me dolió y perdí mis lágrimas por la mudez de Albert y George, por el desconocimiento de Lorreine sobre el amor que le tiene Mihai. Qué impotencia sentí cuando la raptaron para la trata de blancas y también cuando encontró en el castillo al padre de Mihai y no pudo ayudarle...

Y saber a Mihai enterrado... Uff, me dolió tanto!

De verdad, me hiciste vivir mil emociones, pasar por la alegría, el dolor, la tristeza, la nostalgia, el horror, la esperanza y mucho más...

Por otro lado, me encantó como se valiste Macu de acontecimientos y personajes históricos y los manejó a su conveniencia. Realmente resulta creíble desde su narración las ideas que plantea.

Y por un tercer lado... Sobre ese otro mensaje que transmite la novela...

De verdad creo que le serviría de consejo para muchas personas, sobre todo mujeres, la cuestión de los strigoi y los vampiros. Es verdad, como bien dice Macu, no necesitan absorber tu sangre, bien pueden destruirte de otra forma...

Ahora, espero ansiosa la continuación de ambas historias... Me quedaron tantas dudas y cosas por saber! Quiero más! ah!!!! no saben cuánto anhelo poder tener los nuevos libros en mis manos...