lunes, 13 de diciembre de 2010

Capítulo 3: De amores y desencuentros

Daniel miró a todos los miembros de la guardia y demás empleados de su casa.
Él difería en mucho con su padre, no podía ver a esas personas como vasallos o sirvientes, sino como fieles empleados en quienes podía confiar.
Por eso, ahora pensaba explicarles su plan y esperar su ayuda.
-¿Qué sucede, Daniel?- inquirió Patricio, su jefe de guardias y mejor amigo, transformando en palabra la duda de todos.
-Anabelle... Ella parece reacia a la idea de conocer al Duque. Lo vi en sus ojos, el Duque no le agrada y eso que aún no se lo han presentado...
-Pero- Patricio dudó- El Duque eres tú.
-Sí, lo soy. Más Anabelle piensa que yo soy parte de la guardia y no he corregido el malentendido. Está feliz de verme aquí y eso me ha dado una idea...
Patricio asintió y todos los demás imitaron el gesto.
-Anabelle parece interesada en Daniel, no en el Duque y por eso mismo, preciso de todos... Fingiremos que el Duque está de viaje y yo sólo soy uno más, como ustedes. Tengo un mes para ganarme su corazón y explicarle luego la verdad.
-No sé...- Patricio no se veía convencido- Creo que esto de armar inventos y mentir no es buena idea. Pienso que deberías decir la verdad desde ahora...
-Patricio, por favor. Tengo miedo de que ella se aleje por ver mi título sin atender a quién soy en verdad... No quiero perderla- suplicó Daniel, nervioso y preocupado.
El guardia suspiró y se encogió de hombros.
-Está bien, está bien... Te ayudaremos todos, ¿verdad?- ante la pregunta de Patricio, los asintieron, entusiasmados.
-Gracias- replicó el Duque, conmovido por el cariño que le demostraban sus empleados al colaborar con su plan.


Mientras algunos en la casa terminaban de organizar la llegada de Anabelle y preparaban un nuevo cuarto para Daniel, otros ocultaban los cuadros y pinturas donde él aparecía junto a su familia... Así, en pocas horas, en tanto Anabelle terminaba de desempacar, la imagen del Duque que estaba de vacaciones había cobrado más fuerza que nunca y Daniel no era más que un simple empleado más.


En su cuarto, Anabelle miraba por la ventana, sumergida en mil pensamientos diferentes.
Encontrarse allí con Daniel le alegraba en sobremanera y sabía que eso no era bueno. Ella había llegado a esa casa a fin de conocer al Duque. No debía mirar a nadie más, menos a alguien de la guardia. ¿Qué dirían sus padres? ¿Qué pensaría el Duque?
Pero Daniel le agradaba, no podía negarlo... Su sonrisa, su simpatía, eran atrayentes y sublimes.
Eso no estaba bien, ella lo sabía. No debía estar pensando así...
Se sentía terrible. El Duque aún no le había sido presentado y Anabelle ya sabía que no sentiría nada por él. No, de ninguna forma. No había posibilidad...
Suspiró, tratando de guardarse el llanto y procurando no manchar su vestido con las lágrimas.
Logró la calma rápidamente, al pensar en sus padres y en la confianza que habían depositado en ella.
Alguien llamó a la puerta entonces. La joven se puso de pie y dibujó en su rostro la mejor sonrisa que pudo. Del otro lado de la puerta, Daniel esperaba ansioso por mostrarle la casa, por contarle mil y una historias de sus viajes por el mundo... Por lograr su amor lo más rápido posible para explicarle luego la verdad oculta.
¿Anabelle entendería el accionar de Daniel? ¿Nacería entre ambos un amor puro y verdadero?
Sólo el tiempo podía decirlo... Sólo era cuestión del tiempo y el destino.


Create your own banner at mybannermaker.com!

4 comentarios :

Teles dijo...

Erz amor me encanta esta historia! Y aunque las intenciones son buenas y se ve que Daniel lo hace por bien...no sé cómo lo tomará Annabel!!
Un besazo
T.

~D@nL!n~ dijo...

Yo sigo con mi idea de que Anabelle lo aceptaria aunque supiera de su verdadera identidad...

Danlin, TKM!

MAP!

Citu dijo...

Cada vez mas me gusta Daniel, te mando un beso nena y te deseo una linda semana

Iker Montt. dijo...

Siento no haberme pasado estos días, pero lo cieto es que los estudios i los examenes ocupan gran parte de mi tiempo :(, esta historia es realmente, bella. Los personajes realmente, buenos solo eso.

Te escribo aquí ya que me he estado leiendo estos tres capitulos seguidos, i me encantan :)

Bueno solo eso, a demás el nuevo diseño del blog ERZ es realmente fantastico, la portada de Sakura me encanta ye que es uno de mis mangas faboritos...

Nos comentamos

Att//: Iker