jueves, 16 de diciembre de 2010

Cap 12: Nueva ciudad, Nuevos vecinos

Pov Danlin


Hacía ya varias horas que Naimé se había ido a buscar algo de información.
Un dolor indescriptible pujaba dentro mío, algo que nunca antes había vivido. Me resultaba terriblemente insoportable la sola idea de pensar a Alihuen en peligro...
¿Qué me estaba pasando?
No estaba bien, eso era lo único que sabía. De ninguna manera era bueno todo esto. La afección de Alihuen la sentía propia y eso me enfermaba aún más.
Pero pensar en la posibilidad de ya no ver su sonrisa, eso era lo peor.


Alguien llamó a la puerta. Rápidamente reconocí el aroma. Joshua estaba fuera y el latido de su corazón me demostraba que los nervios lo tenían como víctima.
Abrí la puerta confundida. Se suponía que Naimé había ido a buscarlo... ¿Dónde estaba mi amiga entonces?
Mucho no pude pensar, Joshua sonrió y dijo:
-Necesito hablar con Naimé, ¿Está aquí?
Parpadeé varias veces, reflejo humano adquirido luego de muchas horas de práctica, y murmuré:
-Ella salió, creí que iba a buscarte... pensé que estaba contigo.
La mueca de asombro se vio por unos instantes en el rostro de Joshua.
-Es extraño, no he encontrado rastro de ella en ninguna parte.
Me encogí de hombros, sin saber qué responder.
-¿Me necesitaba por algo en especial?- inquirió ante mi silencio.
Desvié la mirada tratando de no pensar en Alihuen. Naimé había aceptado ayudarme, sólo por eso ella estaba fuera y yo en la casa, esperando.
-Puedes confiar en mí- indicó el muchacho en susurros- Sea lo que sea.
-Bueno...


Luego de explicarle todo a Joshua, él suspiró y dijo:
-Alihuen no es el único enfermo... No puedo explicártelo racionalmente, no hay lugar para la medicina en esta situación. No es una enfermedad en verdad.
Miré a Joshua intentando comprender lo que me decía. ¿Él también estaba enfermo?
-¿A qué te refieres?
-Danlin, amo a Naimé, la amo uno todo mi ser, al punto en que si no la veo siento que me falta el aire. Mi alma va perdiendo esencia cada vez que Naimé está lejos mío... Por eso estoy enfermo, enfermo de amor por ella.
Ni bien esa frase se evaporó en el aire, dejé de respirar presa del pánico.
Joshua estaba enfermo por Naimé y Alihuen debía estar enfermo por... No, no quería ni pensarlo.
Negué en silencio, antes de que la idea se formara.
-Si. Él está enfermo por ti- admitió el quiluete- Te ama desesperadamente y eres lo único que le hace bien... Como Naimé conmigo.
Di un paso atrás y busqué mi móvil, mientras miraba fijamente a Joshua. Necesitaba hablar urgente con mi hermana postiza, pero aún cuando marqué su numero y lo intenté varias veces, nunca me atendió.
El mundo se me caía encima y no tenía a quién recurrir.
¿Cómo un chico dulce y amable como Alihuen podía amarme a mí, un monstruo de piedra y carente de vida?
Era imposible, sencillamente imposible...

2 comentarios :

~D@nL!n~ dijo...

Claro que es imposible!!!

Cuesta de creer! Para una vampira como Danlin.

Pero estoy segura de que Alihuen no piensa de la misma manera... ahora es cuando sabemos lo que piensa el de esto... ^.^

Danlin, TKM!

MAP!

Citu dijo...

felices vacaciones, descansa mucho un capitulo genial.