martes, 23 de noviembre de 2010

Compás 8: Una nueva Canción.

POV Danlin

En realidad no tenia nada de ganas de ir de compras, pero por complacer a Haydee, que la veia un tanto triste aun, accedi a reganiadientes.

No me pude creer que me dejara hacer la pedicura! Dios! En que me habian hecho convertir?!

Al ver mi cara de horror cuando la seniora me cogia el pie y me lo empezaba a limpiar Haydee solto una risita. Por aquella sonrisa pude aguantar las 2 horas mas terribles de mi vida.

Al regresar ya decididamente arrepentida de haber aceptado ir al baile y planteandome no ir , incluso heriendo a Nilnad, nos encontramos totalmente solas en donde se suponia que los chicos tenian que estar esperandonos. Esa ausencia nos descoloco a las dos, asi que nos miramos reciprocamente y asentimos a la vez. Iriamos a averiguar que era lo que estaba ocurriendo.

Aun pareciendo dos estupidas con un cabello totalmente bien peinado y elegante vestidas con unas camisetas y jeans no demoramos en caminar por la calle , aunque si que nos adentramos rapidamente al bosque, alli no habria gente riendose de nosotras y podriamos trasladarnos con mas facilidad.

Pero lo que encontramos fue algo totalmente increible. Si, increible con todo su significado, polisemico o no. Nilnad y Haziel habian estado saliendo con las animadoras de la universidad... Vaya, que novedad mas impactante verdad? Pues a nosotras nos parecio mas bien una broma. Nos miramos de nuevo, totalmente incredulas y pense en que podria estar soniando. Pero la cara de estupefaccion de Haydee me ayudo a aceptar la realidad, tan cruel como la que acababa de presenciar.

Me burle de mi misma, en mi fuero interno. Habia estado dando excusas para no pensar que nos podrian estar enganiando, saliendo con otras... Incluso habia planteado una hipotesis, bueno, miles, de que podria ser algo grave y tuvieran que ocultarnoslo para no preocuparnos. Pero ahora ya no importaba investigarlo, ya no importaba siquiera ir al mundo Minorean, porque la verdad estaba delante de nuestros ojos: Habian estando enganiandonos saliendo a nuestras espaldas con otras chicas. Y encima... con esas dos... Aprete los punios.

Cuando me volvi en si, fue por una sacudida casi bruta. Conocia bien esas manos... unas manos que podria bien ser tiernas y suaves como traicioneras y crueles. Eran las manos de Nilnad, que me zarandeaban.

-Danlin! Estas bien?- pregunto muy,muy, muy preocupado.

Acaso tenia mala pinta? Bueno, por al menos mi peinado estaria aun impecable.

-Eh?- fue mi primera reaccion.

-Estas bien?- pregunto de nuevo, muy serio.

Entonces note que me faltaba el aire, quiza habia estado tan concentrada en mis pensamientos que me habia olvidado de respirar, no gran cosa.

Cogi aire y el se relajo un tanto.Entonces me di cuenta en que situacion me encontraba. Nilnad me habia mentido, exacto. Y eso debia de solucionar.

Mire instintivamente hacia donde deberia de estar Haydee , buscando su apoyo y esperando que ella estuviera bien. Pero no la encontre en ningun lugar, ni a Haziel. Solo estabamos nosotros solos. Suspire, seguramente ella habria salido corriendo y su marido le habria ido detras, tipico de novelas romanticas cuando una pareja se pelea por celosia. Vaya estupidez. Yo no iba a cometer semejante barbaridad.

Mire a Nilnad a los ojos, dandole entender que estaba seria, que esto era serio.

-Puedes explicarme, y mas te vale que sea convincente, que estabas haciendo con esas chicas?- no queria sonar demasiado pesada o celosa, pero... demasiado tarde.

El se lo penso un buen rato, al cual yo espere con paciencia, bueno, eso intentaba aparentar, seriedad. Pero me costaba muchisimo, como se podra comprender si uno esta en estos aprietos.

-Habia salido con Haziel a buscaros a la peluqueria dado que tardabais demasiado. Yo aposte a que tu te habrias escapado o algo asi...- intento bromear, yo frunci el cenio-Pero veo que no...- dijo senialando mi cabello. Yo hice caso omiso- Y bueno, al ver que no estabais, pensamos que ya habriais vuelto y hemos vuelto. Nos encontramos por el camino con esas chicas y , como siempre, se nos pegaron...Y no pudimos deshacernos de ellas hasta justo antes de que vosotras aparecierais...

-No es convincente.- dije secamente- Podrias haber podido llamarnos o incluso comunicarte con Haydee y listo, apuesto algo que no habriais salido por semejante tonteria. Asi que di la verdad.

-Esa es la verdad...Si quieres, puedes preguntarselo a esas chicas personalmente...

-No me vengas con cuentos chinos- aunque dado que yo era china... -se que podrias cambiarles la memoria o hipnotizarles facilmente. Su testimonio no vale para nada. Solo si Haydee estuviera presente y afirmara que no estan manipuladas.- dije razonadamente. Parecia muy calmada y racional? Pues creeme, estaba que explotaba de la rabia. Solo que aun no habia llegado el momento adecuado.

-Pues que asi sea... Haydee... regresara en unos minutos. Haziel le ha llevado a casa.- asenti- volvemos?- pregunto un tanto dudoso de mi opinion.

Asenti de nuevo y emprendi camino de vuelta de donde habia salido hace menos de una hora.

Nilnad no intento hablar conmigo el resto del camino, porque sabia perfectamente que nos habriamos peleado, mas bien que yo habria explotado de rabia al minimo roce. Me conocia bien e hizo bien de guardar silencio, aunque no supe en realidad si queria que me hablara y asi darle su merecido o no y esperar que se me vaya el enfado, cosa que era muy habitual en mi. Pero estaba segura de que tratandose de algo asi no habria podido desenfadarme tan deprisa.

Al regresar ellos aun no habian vuelto. Me dirigi directamente hacia el banio y me deshice el peinado. Fue un trabajo demasiado laborioso para mi, mucho mas que un experimento de quimica. Nilnad no protesto acerca de mi evidente opinion hacia el inminente baile,aunque sabia que le fastidiaba no poder ir al final. Pero cuando sali del banio, no parecia muy triste, mas bien estaba ido, ensimismado en algo...

No pregunte que estaba pensando temiendo, por tonta que sonara, que me respondiera que estaba pensando en las chicas. Eso habria sido las ultimas palabras que oiria en mi vida.Y no daba gracia alguna.

Cuando me sente en el sofa oi un ruido en el cuarto de Haydee y corri hacia alli. Ella estaba alli, de pie, un tanto cansada y sonriendome entre lagrimas. Pense que eso significaba que habian reconciliado. Yo fulmine a Haziel, quien me sonrio evitando hablar conmigo y se dirigio hacia el salon a hablar en susurros con Nilnad, no iba a perdonarle tan facilmente, si realmente estaban mintiendonos.

Me acerque a Haydee y le abrace:

-Todo va a salir bien... - intentaba consolarle, no eran las palabras que yo queria decirle pero fue lo unico que se me ocurrio al verla tan hecha polvo.

-Tengo que decirte algo... - yo trague saliva, asenti- Esto ya ha estado dando vueltas en mi cabeza desde hacia tiempo, pero hasta que no se confirmo hoy, no tuve valor de decirtelo.- asenti de nuevo, expectante- Estoy embarazada.

-Vaya- dije en seguida, quiza por intuicion, ya habia supuesto algo similar, dado los cambios de humor y gran apetito que tenia. Ella creia que no me habia fijado, pero yo solo fingia para no incomodarla- creo que ya me lo suponia...- sonrei. Ella fue la que se sorprendio, pero tambien sonrio, y empezo a llorar de nuevo, pero de felicidad.-Pero espera un momento.- dije acordandome de un tema importante- Que te ha dicho Haziel acerca de lo que vimos?

-No le pregunte nada. Confio en el.- dijo sin mas, yo me quede atonita.

-Como puedes decir eso despues de presenciar tal escena?!- grite enfadada.

-Danlin, entiendeme, lo necesito, ahora mas que nunca.No importa lo que haga mientras este a mi lado.- dijo muy convencida.

-No sabes lo que estas diciendo.- dije levantandome de golpe.

-Danlin...

-No, debes de hacerme un favor. Nilnad me ha contado una version... poco creible de lo que paso, quiero que vayamos y preguntemos a esas chicas a ver que version tienen ellas. Y mas vale que sea rapido porque sino ellos la manipularian de alguna forma que tu no puedas captar que han utilizado poderes sobre ellas.

-Danlin , creo que te estas pasando un poco. Hablas como si fueran asesinos o psicopatas! - me tranquilizo, pero yo no lo veia asi.

-No estoy histerica ni nada, solo estoy pensando con la razon, toda la razon de la que soy capaz de tener bajo estas circunstancias.Entiendo que tu puedas confiar en tu marido y que lo necesites y pongas al bebe en primer lugar, pero tu tambien entiendeme, por favor. - suspire abatida, me estaba cansando de todo esto.

Si no hubiera aceptado salir con el, ahora no estaria tan preocupada, tan histerica, tan tonta, tan loca de pensar semejantes locuras.
Eso, no deberia de haber salido con el.

-No pienses eso- dijo. Perfecto, ahora se tomaba la libertad de leerme.

-No te metas en mis pensamientos!- dije toda ofendida.

-Lo siento, pero es que lo que piensas me esta desesperando...- y rompio a llorar de nuevo.

Me senti como una estupida, ella estaba embarazada de un Minorean, debia de estar pasandolo muy mal y yo encima iba y le gritaba... Vaya amiga... Suspire.

Me volvi a sentar a su lado y la abrace con toda la ternuda que fui capaz, como se podra entender, no tenia mucho entusiasmo en ese momento.

-Perdoname, soy una estupida.

-No, no...

-Vale,no soy una estupida, entonces, me podras ayudar por favor?- ella me miro, y resignada asintio.

-Y que hay de la fiesta?- pregunto sonandose la nariz.

-No hay fiesta, ahora mismo, hay interrogatorio.- le dije pasandome un kleenex.

-Pero...!

-Nada de peros! Si se comprueba que ellos tenian razon, iremos a esa punietera fiesta, pero sino, creo que me voy a ir a casa para no tener que pelearme con nadie.- dije muy decidida.

-Bien... Yo confio en ellos, vayamos.

O sea que ahora yo era la mala de la pelicula, vaya. Claro, la humana tenia que ser la mala, la bruja... la madre de cenicienta o quiza sus dos hermanas...

Salimos de su habitacion , yo ya me estaba poniendo los zapatos cuando Haydee corrio silenciosamente a mi lado y me susurro:

-Creo que algo va mal, estan hablando en el patio y parecen muy preocupados. Crees que deberiamos...?- pregunto preocupada tambien.

-Haydee, primero solucioname esta duda por favor, sino, no podre estar tranquila el resto de mi vida.- eso era exagerar... o no?

-Bueno... pues acabemos con esto de una vez.- y ahora fue ella la que se dio prisa, incluso con su peinado tan... inadecuado para lo que ibamos a afrontar.

Caminos hacia el pabellon donde se daria lugar el baile, todos los alumnos entraban con atuendos elegantes y peinados super fashions.

No sabia si yo daba mas gracia porque iba en camiseta y jeans o Haydee, que llevaba lo mismo que yo pero con el peinado extrafolario.

No nos detuvimos en oir lo que decian de nosotras ya que habiamos adquirido mucha fama por culpa de los chicos.

Localizamos a esas dos chicas hablando con dos hombres altos, los cuales me eran sumamente familiares...

Eran Ruben y Jonathan, vaya, lo que faltaba.

Create your own banner at mybannermaker.com!

2 comentarios :

~D@nL!n~ dijo...

Wow! Ara solo hara falta saber lo que pasara!!!!

Espero habertelo dejado facilillo ^.^

Impaciente por leer mas!!!! XD

Danlin, TKM!

MAP!

Yarit dijo...

Hola, me encantan tus relatos me gustaría que le echaras un vistazo a los mios ya publique la primera parte de una muy bonita novela que escribí, se llama "Corazón de Cristal"