jueves, 7 de octubre de 2010

Capitulo 9: Nueva ciudad, Nuevos vecinos.

No había tiempo para pensar, sólo podíamos actuar y era urgente.
El grito de Danlin aún resonaba en mis pensamientos.
Joshua, Nahuel y Charem corrían convertidos en zorros, Taylor, Nana e Isabella iban pocos metros detrás de mí.
Desesperada por saber qué había sucedido, aceleré el paso y me alejé de los demás.
Siguiendo el rastro de mi amiga, llegué a una zona llena de arboles.
-¡Danlin!- grité. Podía sentirla cerca. Sus emociones estaban a flor de piel y el nerviosismo era obvio.
-¡Dios!- murmuró ella. Giré y la encontré acurrucada contra un enorme árbol. Con sus blancas manos cubría sus ojos.
-Danlin, ¿qué pasó? ¿Estás bien?
Me miró avergonzada y asintió.
-Sí… es sólo que… Alihuen recuperó la forma humana frente a mí- el gesto de pánico en su rostro era evidente.
Suspiré.
-Vale, todo esto fue porque lo viste sin ropas- dije, comenzando a reír- ¡Y nosotros que creímos que algo grave había sucedido!
Danlin frunció el ceño.
-No es gracioso… estaba preocupada por él y de pronto, ¡zas! Se convierte sin tener en cuenta que la ropa no aparecería por arte de magia…- mi amiga en verdad se notaba escandalizada con el hecho.
Los demás llegaron pocos instantes más tarde y gracia a Dios, nadie preguntó qué había sucedido.
Cuando Joshua se presentó gruñendo levemente, pude ver que Alihuen era nuevamente zorro y Charem se había ido.
Nahuel se había acomodado cerca de Nana y Taylor abrazaba a Isabella despreocupadamente.
-Así que todo era verdad- murmuró el muchacho- Ustedes de veras son vampiros…
Mis amigas y yo asentimos a la vez.
-Sí, pero el problema no es ese ahora… el problema es el vampiro que eliminó Charem, su pareja debe de estar viniendo en camino y no sabemos si no tiene incluso todo un aquelarre que clame venganza por su muerte- indiqué.
-¿Qué haremos?- cuestionó Nana.
-Luchar, claro…- aseguró Isabella.
Danlin simplemente me miró, esperando mi respuesta.
-No podemos irnos y dejarlos sin ayuda. Pero tampoco será bueno que nos quedemos cuando todo termine… por su vida y la nuestra, es mejor que nos separemos- expliqué.
Necesitaba que los chicos entendieran que no era bueno tenernos cerca. Y por sus gestos, supe que ello no querían nuestra partida.
Charem regresó convertido en humano, vistiendo un desgastado pantalón corto y luciendo su abdomen desnudo. Ahora comprendía lo marcado de su musculatura. Con las muchas horas de caza, estaba claro que cualquier humano adquiriría ese cuerpo luego…
-Podemos hacernos cargo nosotros solos… este asunto no tiene que ver con ustedes… no precisan quedarse- dijo con voz fría.
Nahuel, Alihuen y Joshua gruñeron molestos.
-Si ellas se van, nosotros también nos iremos- replicó Taylor. Los zorros asintieron a la par, defendiendo las ideas de su amigo.
-Bueno, basta…- Danlin estaba de pie y nos miraba fijamente- La situación es clara: pronto caerán otros vampiros aquí, vampiros que se alimentan de humanos y matan sin dudarlo. Nos quedaremos a pelear, porque está claro que ustedes son novatos y nosotros tenemos experiencia de sobra. Pero luego, quienes así lo queramos, nos iremos lo más lejos posible…
Alihuen aulló lastimeramente y empujó el hombro de Danlin con su hocico.
Charem bufó, peor cuando estaba a punto de contradecir a mi amiga, yo di un paso al frente y dije:
-Charem, debes aceptar nuestra ayuda. Sé que no quieres que nadie de tu grupo, familia, manada o como lo pienses, salga lastimado. Yo tampoco quiero que mi familia sufra por esto. Si trabajamos en equipo, podemos hacerle frente a cuantos vampiros vengan, y de verdad lo digo, luego nos iremos.
Nana e Isabella comenzaron a protestar, yo las silencié con mi mirada.
En verdad no sabía qué sucedería después, pero era mejor trabajar con ese objetivo en mente.
Así, Joshua y los demás podrían aceptar nuestra partida y nadie andaría tras nuestros pasos… si es que lograba que Nana e Isabella entraran en razón. Porque Danlin, ya lo sabía bien, vendría conmigo…
Charem miró a su hermano y demás compañeros. Claramente, no le agradaba lo más mínimo aceptar nuestra ayuda. Pero debía hacerlo, no tenía otra opción. Asintió en silencio, gruñendo levemente.
De pronto, habíamos formado alianza con toda una manada de fuertes y enormes zorros.
-Habrá que entrenar…- dije, suspirando.
Charem y Taylor se miraron sin decir palabra alguna.
-Sí, entrenaremos- aceptó Taylor.
Faltaba aún que se transformara, como los demás, pero seguramente eso sucedería de un momento a otro.
Nana e Isabella me miraron y sonrieron, agradeciendo mi colaboración. Yo sólo tenía ojos para Joshua. ¿Cómo juntaría fuerzas para alejarme luego?


Create your own banner at mybannermaker.com!

2 comentarios :

INFECTADO CERO dijo...

Que razón lleva la pobre Danlin. En todas las películas que he visto sobre transformaciones, siempre al volver a recuperar el aspecto humano tienen pantalón y zapatillas. La pobre chica tuvo que pasarlo mal jajajajajja o se llevó una buena sorpresa. Genial ese pacto que ya el otro día se veía venir. El gesto del zorro con el hocico me pareció de lo más tierno. Que llegue la venganza del vampiro. Quiero ver sangre.
INFECTADA-X

~D@nL!n~ dijo...

Madre mia!

En mi vida humana habia visto semejante situacion! jaja, no sabria como actuar si me encontrara de verdad en esas circunstancias jaja.

Y si, fue muy tierno lo del hocicooo, me encantan estos detallitos!

Danlin, TKM!

MAP!