sábado, 30 de octubre de 2010

Capítulo 26: El corazón de Sophia

Mientras Javier sometía a Sophia a numerosas pruebas, su familia y amigos aguardaban en la sala de espera.
Nana y Andrés no hablaban, sólo se mantenían abrazados.
Nicolás y Mar estaban pálidos, preocupados por su hermana. Era la primera vez que asistían a uno de sus desmayos y no les gustaba nada esperar tanto para saber sobre Sophia.
Danlin miraba al vacío mientras Francisco le susurraba al oído que todo iba a estar bien, que no había nada porqué preocuparse.
Pero las horas transcurrían y no había noticia alguna...

Javier hizo mil y un exámenes a Sophia, quien tardó pocos minutos en despertar.
El médico no encontraba una causa que justificara el desvanecimiento y eso le preocupaba demasiado.
Hasta que dejó de lado la cuestión física y consideró otra cuestión: lo sentimental.
Recordó el primer encuentro con Sophia, su pelea porque no lo quería como médico y el desmayo...
Sí, bien podía suceder que las emociones de Sophia la impulsaran a perder el conocimiento.
Con esa idea en sus pensamientos, decidió hablar primero con la familia y luego con su paciente.

Sophia despertó y se encontró rodeada de cables y monitores. Dio gracias al simple hecho de no tener agujas en el cuerpo y trató de pensar qué había sucedido... ¿Por qué justo en ese momento venía a fallarle la conciencia?
Tal vez su corazón estaba peor. Tal vez era un signo de que estaba cada vez más cerca de su momento final.
Pensó entonces en Javier. Aún si se casaba con Quimey, ella no dejaría de amar a su médico. Esto era lo mejor para todos... Sí, o al menos, intentó convencerse de esa idea.

Cuando todos escucharon por boca de Javier que el incidente de Sophia se debía a la carga emocional que venía soportando en las últimas semanas, aceptaron por completo la idea del médico de enviar a Sophia de viaje a algún lugar tranquilo.
Siendo que ella debía guardar reposo hasta el día siguiente, todos se fueron a sus casas.
Sophia precisaba descansar. Era importante que se tranquilizara y no sintiera ningún tipo de presión. Su salud estaba delicada, todo bien lo sabían...

Javier entró a la habitación de su paciente y la observó en silencio durante varios minutos. Sophia escribía en una pequeña libreta. Su mano se movía veloz por la hoja trazando oraciones y párrafos.
Una nueva fase se iniciaba... El plan de Javier seguía en curso, ahora más que nunca.

Francisco y Danlin caminaban despacio. Nicolás y Mar se habían despedido y Nana y Andrés hacían el el paseo en auto.
Pero Danlin precisaba hablar con Francisco y para eso era necesario estar solos...

-No podemos ser novios...- murmuró la adolescente- Mi hermana me precisa. Tengo que estar con ella...
Francisco asintió.
-Bien, la mejor amiga de mi hermana necesita de nuestro apoyo y mi mejor amiga necesita que yo esté a su lado y le haga compañía. Si tuviera novia, no me darían los tiempos para todo...- explicó el muchacho.
Danlin se detuvo y lo miró a los ojos.
Él la abrazó con ternura y sonriendo dijo:
-Danlin, con todo lo que está sucediendo, lo último que me pasa por la cabeza es pedirte que seas mi novia. Por sobre todo, eres mi amiga y no pienso dejarte sola... Sophia nos necesita.
-Pero...- Danlin hizo una mueca de tristeza.
-¿Qué sucede?
-Se supone que deberías negarte, que tendrías que luchar por mi amor...
Francisco rompió en carcajadas.
-Mi niña hermosa, no necesito luchar por tu amor, sé bien que me amas tanto como yo a ti... Lo de formalizar la relación, ya veremos luego. Ahora, tu hermana está primero.
Danlin sonrió, feliz ante las palabras de Francisco.
Él acercó su rostro al de esa encantadora jovencita que estaba abrazando y suavemente rozó sus labios con los suyos. Un beso efímero, cargado de emoción.
Las cosas debían fluir, dejarlas ser... Luego habría tiempo de poner nombre a la relación.

-Bueno, princesa...- dijo Javier, suspirando.
Sophia levantó la vista de su escrito y se estremeció, esperando lo peor.
El médico notó la tensión en su paciente y caminó hasta la cama, se sentó junto a Sophia y la abrazó con cariño.
-Tus estudios están bien. Más allá del problema ya existente, no hay nada más... Creo saber porqué te desmayaste.
-¿Si? ¿Qué crees que me sucede?
-Bueno, últimamente has estado viviendo bajo mucha tensión. Los nervios, los preparativos de tu boda, la fiesta de tus hermanas... Tanta preocupación te jugó en contra. El corazón no sólo padece lo físico, también lo emocional.
Sophia levantó una ceja, mirando en silencio a Javier.
Aceptaba esa idea, incluso podía identificar la razón de sus emociones, pero no pensaba admitirlo.
¿Qué iba a decir? "Si, Javier... Me sentí terrible al escucharte desearme suerte en mi matrimonio con Quimey. Me dolió horrores que no lucharas por mí". No, era una tontería. Nunca diría algo por el estilo.

-En fin...- Javier llamó su atención, alejandolá de esos pensamientos.
Sophia sonrió levemente, esperando que continuara.
-Ya les informé a tus hermanos y amigos. Mañana tendrás el alta y saldrás de viaje... Debes despejarte, descansar de la vida en la ciudad.
Sophia entrecerró los ojos.
-No puedo hacer eso... Me caso en 6 días, hay mucho por hacer aún.
-Nada. Tus hermanas se harán cargo junto con Nana. Francisco y Nicolás también ayudarán... Tu sólo piensa en descansar y mejorar.
La mirada cálida del médico convenció a Sophia rápidamente.
-Y no irás sola, sino conmigo- esa propuesta entusiasmó bastante a Sophia. Luego de la boda ya nunca compartirían tiempo a solas. Este viaje se pintaba encantador con Javier presente...

Sophia cayó en sueños mientras su médico le cantaba en susurros una vieja canción de su infancia.
Al día siguiente, ya todo estaba listo. Mar y Danlin habían armado los bolsos, Nicolás había puesto a punto uno de los autos de Sophia y Francisco había logrado alquilar una pequeña cabaña en pleno campo.
Durante tres días, Javier buscaría que Sophia dejara de lado todas las preocupaciones y pensara sólo en ella misma.
El médico tenía tres días para alcanzar la meta de esta fase de su plan...


(Si, lo sé. Este cap es breve. Pero es que el cap siguente es extenso, como el anterior... No me odien, jeje... Ya sólo restan dos caps...)

4 comentarios :

~D@nL!n~ dijo...

Genial capitulo, no me esperaba para nada la propuesta del viaje!

Sube rapido!Aunque claramente no quiero que acabe esta historia!!!! ^.^

Danlin, TKM!

MAP!

Teles dijo...

Oh my God!!!! Oh my God!!!! Qué capítulo!!!!Francisco y Danlin no están pero casi sí...y ese pedazo de viajeeeeeeeeeeeeee!!!!!! Javier es el hombre de mi vida, así sin más. Só quedan dos capitulos??????? Me muero!!!!
Un beso gigante!
T.

Mar... [b.S] dijo...

NO quiero q termine!!!... Dios que genial capi!!
:D tqm! Besotes!
Mar...

INFECTADO CERO dijo...

¿Pero de dónde sacas el tiempo para escribir tanto y tan bien? Qué pena que cogiera esta novela tan tarde. Un beso, cielo
INFECTADA-X