sábado, 9 de octubre de 2010

Capitulo 23: El Corazón de Sophía

Nana había terminado de arreglar los papeles para varios casos con ayuda de Raúl y caminaba de regreso a su casa cuando su móvil sonó.
-¿Hola, Javier?- preguntó sorprendida al reconocer el número que marcaba la pantalla de su teléfono.
Un extraño miedo la inundó, creyendo que si Javier llamaba era porque algo le había sucedido a Sophía.
-Sí, soy yo. Necesito hablar contigo- replicó el médico.
-¿Qué sucede?- el tono en la voz de Javier hacía que Nana se preocupara.
-Te explicaré todo… ¿podemos encontrarnos en tu casa?
-Sí, no hay problema. Danlin y Francisco me avisaron que iban al cine…
-Bien, en 10 minutos estoy allí…



Sophía miraba la pantalla del monitor de su pc mientras pensaba en Javier. Le dolía y mucho recordar la reacción de su médico cuando la escuchó hablar de casamiento y una vez más se controló a sí misma recordándose que todo esto era por el bien de Danlin y del propio Javier.
Llevaba ya buen rato conectada al chat, esperando que Nicolás se hiciera presente para hablar un poco con él, pero no había rastro de su amigo/hermano.
Danlin no atendía al teléfono, Francisco tampoco. Sophía se sentía sola, precisaba hablar con alguien. No quería recurrir aun a Nana, se imaginaba claramente el regaño que ella le daría. Tampoco podía hablar con Mar, no sentía esa confianza… y Quimey era la última persona con quien Sophía quería tratar el asunto.
Una idea cruzó fugaz por sus pensamientos.
Rápidamente sus dedos comenzaron a danzar sobre las teclas de la computadora mientras trasladaba sus emociones a una nueva historia. Una novela muy distinta a las que habitualmente solía escribir…



Mar estaba a pocas cuadras de su casa cuando alguien la abrazó por la espalda y tapó su boca con su suave mano.
Ella pataleó y se movió, asustada, hasta que reconoció el aroma de su agresor.
Cuando él liberó su boca y la soltó, esperando su reacción, ella comenzó a llorar por la alegría que le producía verle al fin luego de tanto.
-Me asustaste…- dijo, mientras lo abrazaba fuerte- Me has hecho mucha falta…
-Sí, lo imagino- murmuró Nicolás- Pero ya estoy aquí y no debes de preocuparte por nada más… no permitiré que William te lastime de ninguna forma.
Mar rompió a llorar y entre hipos le fue contando a su hermano todo lo que había sucedido durante su ausencia.



Ni bien escuchó el llamado a su puerta, Mariana abrió.
Javier se notaba cansado y agobiado cuando caminó a paso lento hasta la sala. Se desplomó sobre el sofá principal cubriéndose el rostro con las manos.
Nana se acomodó a su lado y esperó en silencio.
-Sophía se va a casar…- murmuró el médico, sin moverse un milímetro.
-Sí, lo sé. Me dijo que tenía esa idea…
-Se casará con Quimey.
De pronto, Mariana sentía que le faltaba el aire. Esa noticia la había tomado por sorpresa.
-¿Qué?
-Como oyes… me lo dijo hace unos momentos. Se casará con él, ¿puedes creerlo?
-Pero es una locura.
-Lo sé. No entiendo qué empuja a Sophía a tomar esta decisión.
-Yo sí…
Javier reaccionó con sorpresa y miró preocupado a la joven abogada.
-Es que… para lograr que Danlin no quede en la calle, Sophía piensa adoptarla, para que le den la adopción, debe estar casada… así que, como ves, Sophía sólo se preocupa por Danlin.
-Sí, pero podría hacerlo sin tener que recurrir a un matrimonio con ese idiota.
Nana sonrío tristemente.
-Sobre ti pesa la posibilidad de que seas padre del bebé de Shia- murmuró, tratando de dar respuesta a la duda de Javier- Sé que Sophía nunca aceptaría estar contigo y arrebatarle al niño la posibilidad de tener una familia y además necesita saber que el futuro de Danlin estará asegurado.
-El bebé no es mío. Planeaba decírselo a Sophía, pero ella habló primero.
Mariana suspiró, más tranquila.
-No pienso decírselo y tú tampoco lo harás…- previno Javier- No aún.
-¿Qué vas a hacer?
-Luchar por ella, claro está. Sé que me ama y lograré que lo acepte…
Nana asintió en silencio. Ella sabía bien que eso era verdad. Su amiga amaba a su médico, aunque era tan testaruda que nunca lo admitiría.
-Bien… dime cómo ayudar….



Cayó la noche y Sophía se dispuso a prepararse una cena liviana.
No tenía ganas de comer, pero se obligó a hacerlo. Al día siguiente pensaba llamar a Quimey y comunicarle su decisión.
Ahora, debía hacer lo mejor para su salud. Ya había visto, por la prueba de Javier, que en verdad precisaba tomar todos los recaudos posibles y alimentarse bien e intentar de buen ánimo eran cuestiones esenciales.
Ya estaba a punto de sentarse a comer cuando sonó el timbre.
Danlin y Francisco la miraban asustados.
-¿Estás bien?- preguntó la adolescente abrazándola.
-Sí…- respondió confundida.
-¿Entonces por qué teníamos tantas llamadas perdidas en nuestros móviles?
-Oh, eso… es que necesitaba hablar con alguien, me sentía sola…
Danlin y Francisco se miraron de manera cómplice.
-Ya estamos aquí… dinos qué sucede…- pidió el muchacho.
Sophía tomó aire y asintió, señalando la sala de estar.
-Acomódense donde más les guste. Tengo que contarles de una decisión que tomé…- indicó, con voz lastimosa.
Danlin supo que algo no iba bien…



Nicolás abrazó fuerte a su hermana luego de enjugar sus lágrimas y suspiró.
-Bien, te vendrás a vivir conmigo. Te gustará el apto, me pasé todo el día poniéndolo en orden. Hoy mismo traerás a casa lo básico, luego veremos del resto. Y mañana me llevarás a conocer a Sophía, tengo unas ganas terribles de verla en persona- dije, sonriendo.
-Promete que no dejarás de quererme- suplicó Mar.
-¿Cómo podría hacer tal cosa?
-Ya sabes, por todo lo que te conté, por todo lo que hice… y porque veo que Sophía y tú se llevan muy bien.
-Mar, eres mi hermana, creciste a mi lado, recuerdo tus primeros pasos, tus primeras palabras… te amo y quiero tal y como eres y sé que no actuaste por maldad, sino por miedo. Ya nunca deberás hacer nada contra tu voluntad, estoy aquí, contigo…- replicó el muchacho, estrechando fuerte a su pequeña hermana.
Ella sonrió.
Ya no sentía miedo, junto a Nicolás, nada malo podía sucederle.
-Respecto a tu comportamiento con la familia de Sophía, ya veremos cómo lo solucionamos… ¿Si? Pero vamos, deja de hacerte problema…- agregó él, mientras abría la puerta de su apto.
Mar suspiró, tratando de dejar de lado las ganas de llorar que tenía y comenzó a marcar el teléfono de William en su móvil. Pensaba darle la noticia de la mudanza en ese mismo momento. Ya no soportaba la sola idea de vivir con él, aunque fuese su padre.



-Me gusta tu idea- dijo Nana, mientras Javier se disponía a regresar a su casa.
El médico sonrió.
-Sólo espero que funcione. Necesitamos que funcione…
-Y funcionará. Realmente conoces a Sophía lo suficiente como para saber cómo responderá a cada actitud tuya y creo ciegamente que terminarás logrando tu objetivo.
-Gracias por ayudarme…- murmuró Javier, antes de despedirse y regresar a su casa.



Cuando Francisco y Danlin llamaron al ascensor, les sorprendió encontrarse con Javier. Él les saludó extrañamente animado, actitud que no entendieron ninguno de los dos adolescentes.
Pero ya verían la forma de averiguar qué le pasaba.
Danlin se había hecho la secreta promesa de impedir que su hermana se casara con Quimey. Se imaginaba que ella misma era la razón por la cual Sophía contraería matrimonio y nada le alegraba saber que ese casamiento no ocurriría por amor. Peor, Danlin odiaba pensar que ella era la culpable de esa condena que su hermana había decidido llevar a cabo. Todo porque Sophía no quería que ella quedara sin herencia y al desamparo total…



Javier alcanzó a ver cómo Sophía cerraba la puerta de su apto sin siquiera prestarle atención. Sonrió, lleno de entusiasmo ante el comienzo de su plan.
La fase n°1 comenzaba en ese mismo momento y no tardaría mucho en lograr su cometido…



Sophía estaba tan preocupada porque Nicolás no se había conectado ni había chateado con ella, que resolvió llamar a Mar, para ver si tenía noticias.
Grande fue su sorpresa cuando la voz que respondió del otro lado del teléfono fue de hombre y no mujer. No recordaba la voz de su padre y tampoco sabía qué decirle.
Al escuchar el “Hola”, simplemente se quedó en silencio.
-¿Hola?- la voz masculina reclamaba respuesta.
-Hola… esto, soy Sophía y necesitaba hablar con Mar- dijo, haciendo fuerzas para no comenzar a gritarle a su padre por todo lo ocurrido.
-¿Sophía? ¡Qué sorpresa! Soy Nicolás… Mar se está dando un baño de inmersión…
-¿Nicolás?
-Sí, así es… llegué hoy a la mañana y estuve ocupado organizando todo para que Mar pueda venirse a vivir conmigo… ¡Dios! Tengo unas ganas terribles de verte en persona…
Sophía rompió a reír.
-Sí, yo también… ahora ya es tarde, debo dormir… pero si quieres, mañana puedes venir a casa… hay tanto para decir…- la joven sonaba alegre y entusiasmada.
Aún no se recuperaba por completo de su tristeza ante la reacción de Danlin y Francisco al saber de su casamiento, esperaba poder solucionar todo lo más pronto posible… y saber que podía contar con Nicolás le daba esperanzas.



Mientras, Nana recibía a Francisco y Danlin que se mostraban preocupados por Sophía y curiosos por Javier…
Mariana suspiró. Sería una noche larga, había mucho por decir y tanto su hermano como Danlin merecían respuestas.



Create your own banner at mybannermaker.com!

4 comentarios :

Teles dijo...

Si si si!!! Erz!!!Me gusta mucho esta historia!!!Madre mía qué intriga con el plan de Javier y Sophía, ainssss, cómo la entiendo; por un hermano se hace cualquier sacrifico.
Preciosa, amé el capi, cuidate mucho cielo!!!
Un beso gigante
T.

Bonnie dijo...

Zas, llegue tarde para seguir esta espectacular historia, me tendré que poner al día rápidamente para no andar tan perdida, ero te voy a decir que este capitulo me encanto, estoy muy perdida, pero , aun asi, me atrapo desde el primer párrafo...

Nana había terminado de arreglar los papeles para varios casos con ayuda de Raúl y caminaba de regreso a su casa cuando su móvil sonó.

-¿Hola, Javier?- preguntó sorprendida al reconocer el número que marcaba la pantalla de su teléfono.

Un extraño miedo la inundó, creyendo que si Javier llamaba era porque algo le había sucedido a Sophía.

Me encanta.

Erzengel, gracias por tu apoyo, es muy importante para mi.
Un besote y te me cuidas mucho...

Bonnie

Mar... [b.S] dijo...

Hermanota!! ¿como que se va a casar y con Quimey?
cuando leí los capis me que O_O, wou! La historia se pone mucho mas interesante je!.
Espero con muchísimas ansias el prox capi! =D
tqm!
Besotes!!

~D@nL!n~ dijo...

Wow!

Estoy super impaciente por saber del plan!

Y eso que yo me fui al cine con Francisco? XD

Danlin, TKM!

MAP!