miércoles, 15 de septiembre de 2010

Compás 2: Una nueva Canción.

(Capítulo escrito por Danlin)


POV Danlin

En realidad, las nauseas aumentaban escandalosamente a medida que subia por las escaleras con Haydee hacia nuestra primera clase. A sabiendas de que ella lo notaria, sin siquiera utilizar su poder Minorean, intenté aparentar normalidad. Que va, no estaba nada nerviosa. Ni un poquitin.

Empuje la puerta de la clase y entre intentando volverme invisible. Pero fue casi en vano... No por mi, sino por la chica que entraba detras mia. Haydee descataba demasiado, su aspecto Minorean la detalaba entre la multitud, como si fuera un punto de luz en la oscuridad. La gente, que deberian de estar charlando animadamente, al verla entrar se quedaron todos paralizados, algunos de admiracion y otros de envidia. Ella lo sabria mejor que yo, ella era quien tenia poderes, me alegre de no poder sentir lo que estuviera pasando por la cabeza de esos tios que la comian con la mirada.

Suspire e inmediatamente me sente en la primera fila, sabiendo que eso llamaria la atencion, pero totalmente necesario para seguir mejor las explicaciones de los profesores. Haydee, aun despues de mis mil peticiones, se sento a mi lado y me miro sonriente. Yo le puse morros y empece a sacar mis cosas de la mochila. Solo faltaban 5 minutos para que empezara la clase.

Ella hizo lo mismo, pero con mucha agilidad, claro, tenia ventaja con sus poderes...
Cuando hubo sacado y preparado todo para empezar la clase, me miro e intento hacerme reir:

-Venga...- ahora me venia con esa tactica, me puso carita de ninia buena. La ignore, seguia enfadada por no hacerme caso.- Solo quiero estar contigo...

-Pero es que destacas demasiado... si aceptaras ponerte lentillas y tenirte...- era la milesima vez que se lo decia.

Ella, como siempre, nego con la cabeza:

-Es lo que me enorgullece, estas caracteristicas son de mi gente, de mi familia, no voy a rechazarlas.- me contesto por milesima vez.

-Entonces sientate detras, asi llamaras menos la atencion...- se ve que ami me afectaba mucho mas el ser centro de atencion que ella, parecia no importarle. Pero, claramente, a mi si. No me gustaba estar en la clase y que todos miraran a nuestro lugar y cuchicheran... Eso era lo malo de la transformacion. Yo nunca haria algo asi.

-Quiero estar contigo- me dijo de nuevo. Yo suspire y el timbre toco.

Empezamos la clase tal y como me imagine, toda la clase mirandonos, murmurando... Era una situacion totalmente incomoda, pero parecia no afectarle en absoluto. Ella seguia tomando apuntes como si nada, mientras que yo intentaba buscar un agujero por dentro meterme. Pero no me deje vencer, igual cogi los apuntes necesarios y no me corte en preguntar lo que no sabia al profesor, quien tambien de vez en cuando miraba sorprendido a Haydee.

-Eh! te llamas Haydee verdad? - nos detuvo un chico rubio, de ojos azules, supe de inmediato que era el playboy de la clase.
Todos salian ya para el comedor, habiamos pasado 3 clases sentadas, ya me dolia la espalda de sentar recta.
-Que quieres?- le pregunto ella, eso habia pasado tantas veces despues de su transformacion que ya sabia como actuar para deshacerse de ellos, ignorarlos.
-No seas tan borde... - se acerco, apoyando su mano en el hombro de mi amiga.

Cuando yo avance para protestar y salvar a mi amiga, otro chico , seguramente amigo de este primero, me detuvo cogiendome del hombro tambien.
-Dejamelo ami.-dijo guiniandome un ojo. Este, al contrario del anterior, era alto, moreno, con ojos oscuros y un cuerpo bien formado. Avanzo hacia el rubio y poso su mano en su hombro- Dejalas Ruben, las vas a asustar con tanta pasion.- y ambos se rieron.
Yo puse cara de pocos amigos y arrastre a Haydee hacia mi, cuando Ruben retiro su mano.
-Si no tienen nada que decir, nos vamos.- dije con una actitud que queria expresar enfado.
Me gire y arrastre a mi amiga hacia el comedor. De reojo , vi como el chico moreno detenia al rubio porque queria perseguirnos. Tenia una cara sonriente, tipico de un chico playboy, pero algo me decia que nos habia ayudado de una forma muy ingeniosa.

-Lo conoces?- me pregunto con suma curiosidad mi companiera cuando nos dirigiamos hacia el comedor.
-Tu que crees?- le dije enarcando una ceja.
-Conocer a quien?- pregunto Haziel detras de nosotras, me sobresalte por la repentina aparicion y el paso un brazo por el hombro de su esposa y se dieron un beso.

Yo mire por otro lado y al hacerlo vi a Nilnad a caminando a mi lado, como si lo hubiera estado haciendo desde un principio. Ya ni me sorprendí y el cogio los libros que tenia en mis manos con una mano y la otra cogio la mia. Yo me ruborice en seguida y mire hacia enfrente, aunque apretando su mano con ternura.

A sabiendas de que miles de ojos estaba encima de nosotros... Los chicos por Haydee y las chicas por nuestras parejas... He dicho pareja? Que palabra mas rara, porque solo lo había estado utilizando estos ultimos pocos meses... algo totalmente ajeno a mi mundo.


Yo me puse un poco tensa pero lo disimule bastante bien, lo habia estado practicando, siempre me ponía tensa cuando estabamos entre la multitud y soportar miles de miradas curiosas y ajenas. Desde que salia con Nilnad, ya no salia casi a la calle.

-Que tal tu primer dia?- me pregunto , solo tenia ojos para mi.
Antes de responderle, me abrio la puerta del comedor y me dejo pasar como buen caballero, lo mismo hizo Haziel con Haydee.
Mire la estancia y vi que habia una mesa en un rinconcito de la sala, donde nadie ocupaba porque estaba demasiado aislada. Sonrei victoriosamente y me dirigi hacia alli.
-Que quieres comer?- me pregunto de nuevo.
-Ya ire yo, no te preocupes...- me apresure a decir, el siempre tan carinioso..., me mimaba demasiado.
-Tu cogenos sitio, ire con Haziel.- insistio y Haydee me arrastro hacia las sillas vacias.
-Antes de que vengan...- empezo a decir apresuradamente- Cuentame-. Sus ojos brillaron por un momento, de la emocion?
-Que?- no entendia nada.
-De verdad que no lo conoces de nada? ese moreno...
-No- dije rotundamente.
-Entonces por que nos vino a salir del apuro? - enarco una ceja.
-Eso mismo pregunto yo...- dije pensativa.
-De que estais cuchicheando?- nos sorprendio de nuevo Haziel, acaso nos estaba leyendo la mente? Mas vale que no.


-Nada.- dije secamente.
Nilnad se puso a mi lado y me tendio una bandeja llena de comida que me gustaba. Se sabia todos mis gustos...
-Gracias- le dije.
-De nada- me regalo una sonrisa que me mareo.
-Bueno, cuentanos.- nos insistio Haziel, ya empezando a comer al lado de su esposa.
-Sobre que?- pregunto Haydee.
-Pues tus primeras clases... seguro que ha habido muchos casos de corazones rotos verdad?- le dijo sarcasticamente.
-En realidad, si.- conteste yo por ella.
-De verdad?
-Aja.- dije metiendo un trozo de pan en la boca.
-Espero que no hayas tenido problemas...- se mostro un tanto preocupado, estaria celoso? Seguro que si.
-No, y todo gracias al amigo de Danlin.- me miro de reojo, se estaba vengando por haberme chivado. Yo le puse morros.
-Amigo?- intervino Nilnad, yo le mire preocupada, pero no parecia celoso. Por que sera...?
-No es un amigo- aclare despues de tragar- ni siquiera lo conozco- me defendi.
-Y entonces por que se mostro tan amistoso y nos ayudo? Por que iba a hacerlo?
-Pues... a lo mejor tenia la misma intencion que el otro rubito... solo que utilizo un metodo mucho mas inteligente de caernos bien- deduci.
-O sea que tambien hay otro rubito...- intervino Haziel, poniendo cara serio.
-No es lo que piensas- suspiro Haydee, me fulmino con la mirada.
Yo suspire igual y dije:
-A ver... - intente poner fin a todo esto- un tio de la clase queria hacerse amigo de Haydee... y otro salio en nuestra defensa y nos dejo escapar encargandose el de ese tipo. Fin del asunto.- cerre los ojos despues de meter otro trocito de pan en la boca.
-Y no le enseniaste nuestro anillo?- enarco una ceja el marido de mi amiga.
-Por que lo iba a hacer expresamente?- se enojo un tanto.
-Que clases nos toca despues ?- dije para interrumpir ese mal royo.
-Mates y quimica- y empezo a comer sin decir nada mas.
-Mm...- conteste y comi en silencio tambien.
Esta vez, fue Nilnad quien rompio el hielo:
-Aun no me has dicho que tal te fue las clases- me sonrio de nuevo.
-Pues... aburridas. El profesor no hacia mas que repetir, pero aprendi alguna que otra cosa nueva.- resumi.
-Me alegro...- el casi no comia, una vez me habia dicho que con solo mirarme y oler mi aroma ya le bastaba como fuente de energia, yo me lo habia tomado como broma...- Los nuestros fueron tambien aburridos, pero aburridos de verdad. Espero que suban un poco el nivel.- pidio.
Yo me rei.
-Tu te lo buscaste- le recorde- te dije de estudiar directamente un master o un doctorado... Ni tu ni Haziel necesitais estar derrochando tiempo en estudiar las carreras.- se lo habia propuesto antes de inscribirnos, pero claramente no me hizo mucho caso.
-No seran tan aburridas las clases si pienso en que te vere pronto...- rectifico.
Yo me ruborice de nuevo y el me cogio la mano y me la beso dulcemente. Estaba que explotaba de la verguenza, pero no la retire. Le habia prometido en intentar aceptarle,y eso implicaba tolerar estas cosas, aunque me muriera de verguenza. No queria herir sus sentimientos.

Mire de reojo a la pareja que teniamos enfrente preocupada de que aun estuvieran en guerra fria. Pero me alivie al ver que tenia cogidas las manos por debajo de la mesa y se cuchicheaban cosas, haciendo que Haydee se ruborizara y se riera.
Yo procure mirar mi plato y terminarlo antes de que sonara el timbre, aunque seguramente faltara aun mucho. Los recreos eran largos en la Universidad, de una hora y solo habian pasado 15 minutos a lo sumo.

Comí en silencio porque no sabia que decirle. Aun me costaba ponerme en el papel de ser su novia y el lo sabia pero no me presionaba, seguramente porque yo misma se lo habia pedido, que necesitaba mi espacio.
Sabia perfectamente que no me quitaba los ojos de encima y masticaba con lentitud, como analizando cada uno de mis movimientos. Pude ignorar aquello y comer con normalidad solo porque lo habia estado haciendo desde que saliamos, ya habia cogido la costumbre, ademas, no me incomodaba demasiado tampoco.

Lo que si me molestaba eran las miradas que paraban en nosotros, aun sabiendo que solo habia que ignorarles, no lo conseguia del todo. Agradeci de que no pudiera leerles la mente, tendria nauseas cada dos por tres. Ademas, con tan solo formar parte de ese grupillo ya me bajaba bastante la autoestima, sobretodo despues de la conversion de Haydee, ahora que todos era unos modelos yo parecia el patito feo entre ellos. Pero tampoco pensaba transformarme, de ninguna de las maneras.
Seguramente Haydee se haya dado cuenta de mi problema, aunque yo no le haya mencionado nada del caso, porque siempre intentaba desentonar, aunque claramente no lo conseguia ni un poquito.

Cuando acabamos de comer , me levante para tirar los restos. Nilnad, como ya habia supuesto, se levanto antes que yo y cogio mi bandeja poniendola encima de la suya y fue a tirar los restos a la basura, igual que Haziel.

-Como aguantas esto?- le pregunte en susurros a Haydee.
-El que?- me miro confusa.
-Esto!!! Que parezcan nuestros sirvientes! Acaso te gusta que te lo haga todo?
-No... pero si eso le hace feliz...- dijo indiferente.
-Ya veo... - suspire, a mi no me gustaba eso. Pero igual pense de la misma forma, si eso le hacia feliz a Nilnad, seria mas tolerable verle contento al ayudarme.
Los chicos volvieron y Haziel dijo entusiasmado:
-Mmmm...damos una vuelta por la Universidad ?
-Perfecto- sonrio Haydee.

Yo asenti entusiasmada, aun no habia podido ver todas las facultades y me entraba curiosidad. Salimos del comedor y nos encaminamos hacia el prado, donde habia una gran extension de cesped y arboles, parecia un pequenio bosque. Habia un monton de alumnos haciendo picnic o jugando a futbol.

Haziel y Haydee iban delante, charlando abrazaditos, y yo caminaba lentamente mirando todo cuanto pudiera, respirando el aire fresco del otonio y observando como la brisa movia las hojas de los arboles. Y Nilnad, como habia supuesto, permanecia a mi lado, en silencio. El llevaba mis libros y cargaba su mochila en la espalda, parecia no hacer ningun esfuerzo. Tuvimos que subir una cuesta y yo con mucha dificultad, por lo que el me cogio de la mano y me ayudo. Cuando llevabamos un buen rato caminando, me di cuenta de que teniamos las manos cogidas desde que me habia ayudado con la cuesta, y ni me habia dado cuenta. Eso era buena senial, me estaba acostumbrado a el, a sus roces, a sus acaricias. Pero sabia que el factor mas importante es que no habia nadie alli, nadie nos prestaba atencion y yo me relajaba mucho mas, dejandome llevar por mis sentimientos.

Nos sentamos bajo un gran arbol , donde la sombra nos cubria. Me senti libre, muy comoda. Hacia una frescura impropia de otonio, pero no me molestaba en absoluto.

-Danlin...- me susurro Nilnad de repente, aprovechando que Haydee y Haziel escuchaban desde unos auriculares alguna cancion romantica, tenia los ojos cerrados, disfrutando uno del otro.
-Dime- le mire curiosa.
-Nada, es solo... simple curiosidad vale?-me previno, como si me fuera a enfadar, enarque una ceja y espere.- Tu de verdad que no te has hecho amiga de el? Quiero decir... - pero no continuo.
Yo puse los ojos en blanco, o sea que todo el tiempo estaba tan silencioso pensando en esa tonteria inexistente?!!!
-Ya te dije que no. Ni lo conozco... - suspire- si quieres , puedes comprovarlo tu mismo... ya sabes, leeme la mente y veras.- me sorpendi a mi misma de que le pidiera semejante locura.
-No, nunca hare eso por una tonteria como esta, ni que me lo pidieras.- yo sonreí.
-Entonces deja de preocuparte y confia mas en mi.- el asintio, pero parecia un tanto preocupado aun.
Yo mire a nuestro alrededor y comprovando que nadie nos prestaba atencion, me incline hacia el y le bese en la mejilla suavemente, eso no debio de durar mas de 2 segundos. Pero igual me ruborice y empece a tirar de las hiervas del cesped.
Le mire de reojo y vi que me miraba fascinado, como si estuviera en shock. Acaso no se esperaba que yo tambien estaba dispuesta de poner de mi parte? Si habia aceptado salir con el, lo iba a intentar. En esos momentos, si que desee que me leyera la mente.

-Eso no vale.- dijo al fin , despues de recuperar la compostura.- Te enseniare como se hace...- Y se inclino hacia mi, apoyo ambas manos sobre el cesped , una a cada lado de mi y me sonrio provocativamente.
Yo me incline para atras sorprendida pero antes de que pudiera protestar, nuestras labios ya se habian unido. Pocas veces nos besabamos, porque yo me avergonzaba demasiado, pero cuando el insistia, le dejaba casi siempre. Aunque claramente, no delante de la gente, y esta vez lo hizo.

Quise protestar, pero me besaba con tanta intensidad que ni me dejaba respirar, tenia que concentrar toda mi atencion en respirar pausadamente para no provocar un ataque de corazon. Cerre bien fuerte los ojos y saboree su aliento. No conte los minutos, pero debio de durar una eternidad.
Cuando se dio cuenta de que me estaba olvidando de respirar, se aparto y me sonrio picaramente, muy satisfecho.

-La proxima vez sera menos arduo.- me prometio.
-La proxima vez avisame antes, si no quieres provocarme un infarto.- le previne, un tanto enojada, pero mas bien de mi misma, por tener tan poca pericia al besar. Seguro que pensaba que no estoy en sus expectativas.
-Ya veras que te acostumbraras- me guinio un ojo y yo busque excusas para cambiar de tema.
-Esto... debo ir yendo, necesito ir a mi taquilla para cambiar los libros.- el miro el reloj, aun faltaban mas de 15 minutos.
-Te acompanio.- yo quise negarlo, pero supe que el lo haria de todas formas, por lo que asenti resignada.

Nos despedimos de Haydee y Haziel y bajamos por la cuesta, de reojo, vi que se estaban besando, ellos tambien se habian estado aguantando por mi, sabiendo que no me gustaba esas escenas... Y yo misma habia estado haciendoles aguantarme a mi y a Nilnad!!!

Entramos en el edificio de mi facultad y en la primera planta se encontraba mi taquilla, la 243. Me acerque y saque las llaves, abri el candado y meti mis libros. Saque otros e inmediatamente despues de hacerlo, Nilnad me los cogio. Yo le sonrei como agradecimiento y cerre la taquilla. Sabia que esto iba a ser asi para mucho tiempo. Intentaria acostumbrarme a eso también. Lo bueno era que aun no habia casi nadie en ese pasillo, dado que aun era temprano, una de las razones por las cuales quise adelantarme a cambiar los libros. No podria soportar las miraditas de las chicas en mi novio.

-Eh! Tu eres... Danlin , verdad? - alguien me llamo desde detras y avanzo hacia nosotros con una gran sonrisa radiante.
Me gire para ver que era el moreno de antes, la preocupacion de Nilnad.
-Tu eres el de antes...- dije intentado recordar su nombre.- gracias por ayudarnos.
-De nada de nada, estas cosas pasan muy amenudo cuando hay chicas guapas como tu.- me guinio un ojo. De reojo, vi como Nilnad apretaba los punios, aunque siguio disimulando. Al chico no parecio molestarle en absoluto la presencia de un modelo fulminandole a mi lado.- Por cierto, dado que soy tu companiero de clase y por lo que nos veremos amenudo, creo que podriamos ser amigos. Me llamo Jonathan, encantado.- y me tendio la mano. Yo, a sabiendas de que Nilnad estaba furioso, le estreche la mano durante menos de un segundo, la educacion no se podia perder.

-Yo soy Danlin, Danlin Zheng.- le sonrei. Pero me apresupre a aniadir- y este es...- le mire, el esperaba que se lo presentara, pos supuesto.- mi novio, Nilnad-el le hizo un gesto con la cabeza.
-Encantado.- dijo Jonathan, mirandole por un momento y en seguida enfoco de nuevo sus ojos en mi, como si no le importara en absoluto que yo tuviera un novio que parecia mas bien un modelo internacional- Bueno, dado que faltan 10 minutos... nos vamos a la siguiente clase?
-Eh...- empece a decir.
-Ya le acompaniare yo- interrumpió Nilnad, yo no dije nada.
-Ah bueno, entonces... nos veremos en la clase de mates.- y se giro para irse despues de sonreirme seductoramente.
-No me cae bien.- me indico Nilnad cuando nos acercabamos hacia mi proxima clase.
-Por que no me extrania?- le dije ironicamente.

En realidad me estaba riendo en mi fuero interno, debia de admitir que me gustaba ver a Nilnad celoso.Pero justo cuando le iba a decir algo carinioso para animarle, el cerro los ojos y puso cara serio. Yo me quede alli, sin decir nada, asustada.
Despues de unos 3 minutos, los abrió de nuevo y me dijo como si tuviera mucha prisa:
-Lo siento, debo irme.- me dio mis libros y se giro para marcharse.
-Espera...!- logre decir pero el timbre toco en ese mismo instante y cuando enfoque mi mirada de nuevo hacia donde debia de estar, ya habia desaparecido.

5 comentarios :

Jenn dijo...

*-* Hermoso!, perfecto, me han encantado, fascinado, ¿estupefactado? xdddd
Es realmente genial, he disfrutado de cada palabras, como si fuera aire y a la final me habés ahogado ¬¬' espero pronto el próximo cap >.<
Mis felicitaciones a Danlin^^
Un beso enormeee!

INFECTADA X dijo...

Censillamente genial. ¿Cómo puedes pedirnos perdón por dejar de publicar un día? Esa cabecilla tuya tan maravillosa va a explotar con tanta imaginación y talento. Besos, guapísima. Porque es que me encanta como escribes. Eres un valor en alza. Quiero que me aclares algo: El que diga escrito por Danlin es porque lo relata el personaje en primera persona desde su pespectiva, no?
(me encantan esas faltas de ñ propias de tu acento )

~D@nL!n~ dijo...

Jeje, gracias chicas! ^.^

Bueno, te aclaro, esta es una continuacion de Melodia como bien sabras, y bueno Erzengel empezo con el capi 1 y yo le segui con el capi 2, es decir, yo escribi el segundo capi, desde el punto de vista de Danlin... Pero igual podria haberla escrito en punto de vista de Haydee o Nilnad , etc.



Si tienes muchas ganas de leer, puedes ir a mi blog , esta colgado hasta el Compas 4...

www.danlinzheng.blogspot.com

Danlin, TKM!

MAP!

Citu dijo...

Uy genial me facino bella sigue escribendo

Molly dijo...

Ahora entendes lo q es tener q escribir sin la letra enie. Me encantooo el cap pero siempre me tenes q dejar con intrigaaa ufaaa