lunes, 16 de agosto de 2010

Capítulo Final: Melodía (Fic para Danlin)

Debo admitir que dar fin a esta historia me ha costado mucho… “Melodía” nació, como muchas de mis historias, en mis sueños y tomó forma como regalo para Danlin, una personita a la cual adoro, excelente amiga y hermana del corazón.
Pero todo debe llegar a su fin en algún momento. Me gustó ser parte de la historia… para quienes no lo saben, Haydée es mi verdadero nombre y siendo que le estaba creando una historia a Danlin, pensé en agregarle una amiga, un personaje semejante a mí. Fue mi manera de estar cerca suyo, en vista de que vivimos separadas por miles de kilómetros y un extenso océano. Y sé que mi regalo le gustó, tanto que los primeros 8 capítulos de lo que debía ser un relato breve se convirtieron en esto, una hermosa historia con más de 25 capítulos.
Gracias a todos los que, día a día, leyeron, comentaron, se pusieron ansiosos y pidieron más…
Gracias a Danlin, por el amor que le tomó a este pequeño regalo que quise hacerle.
Gracias Jenn, sé que te desesperaba cuando dejaba la historia a medias y siempre has sido de las primeras en comentar…
Gracias Molly, por tu entusiasmo y tu demostrado cariño hacia la historia. Prometo intentar “atraparte” con alguna de mis recién comenzadas historias… o veré de hacer alguna nueva, si es que ninguna te convence.
Gracias Angy. Tus poemas son hermosos, escribes de maravilla y saber que te gusta esta historia me ha hecho sonreír más de una vez…
Gracias María, mi buena cazadora de sombras y libros, siempre al tanto de mis nuevos caps...
Y a todos los lectores que pasan, ven y no comentan, pero igual están, gracias a todos…
Aquí tienen el capítulo final…


Capítulo 26

POV Haydée

Tantas cosas habían ocurrido tan rápido, que sentía que todo daba vueltas. En apenas días nuestras vidas se habían transformado completamente…
No podía negarlo, cuando Danlin cayó inconsciente, el miedo se apoderó de mí y el pánico ganó terreno. Pero ni bien escuché que Nilnad se había salvado gracias a Agenor, todas mis preocupaciones se desvanecieron.
Y no pude evitar sonreír cuando Haziel apareció en el cuarto donde yo estaba intentando descansar. Aún sentía cansancio, como efecto remanente del ataque de Matt, pero ver regresar al amor de mi existencia me daba ánimos para todo.
Sin embargo mucho no duró mi alegría. Haziel me miraba de manera extraña. Se mostraba frio, como nunca antes.
Él se caracterizaba por estar siempre cerca, abrazándome o simplemente sosteniendo mi mano. Así había sido desde que nos habíamos encontrado en el bosque.
Dios… eso había ocurrido tan sólo unos días atrás y aún así, sentía que lo amaba con todo mi ser. Sí, yo amaba a Haziel ya desde mis primeros sueños con él y todo había tomado forma y realidad cuando nos encontramos en el bosque. La forma de mirarme de Haziel en aquel entonces, su cariño, su amor… todo me había demostrado que también me amaba perdidamente.
Ahora, en cambio, se mantenía apoyado sobre la puerta, mirándome fijo y esa distancia me dolía en sobremanera.
-Tenemos que hablar…- dijo con voz grave.
El resto de sonrisa que podía existir aún en mi rostro se desvaneció y asentí en silencio.
El tono de su voz, sus gestos… aunque intentaba no compararlo, todo en Haziel me recordaba a Matt, el día mismo en que me abandonó.
Sí. Eso debía de ser. Haziel quería dejarme…
El dolor hizo nido en mi garganta. Aunque debiera hablar, no podría. La persona que más amaba estaba a punto de dejarme…
-Imagino que comprendes que toda esta situación es algo que hubiera deseado evitar…- dijo mirando al suelo.
Nada respondí. No tenía fuerzas ni ánimos.
-Haydée, necesito que intentes comprender mi preocupación. He vivido durante centurias anhelando encontrar al amor de mi vida y ahora que te encontré… ahora…- Haziel respiraba entrecortadamente y le costaba hablar.
Entrecerré los ojos. Su actitud me lo demostraba, él quería dejarme…
-Haydée, en cuestión de días te he conocido, me he enamorado y te has convertido en la única razón de mí vivir… Pero…- susurró, mientras caminaba hacia mí y se detenía al pie de la cama.
Yo le observaba aún en silencio, haciendo un increíble esfuerzo por no llorar.
-Pero más allá de las alegrías y la felicidad, también han sucedido cosas terribles. Matirus casi te mata, intentó asesinar también a Nilnad y dañar a Danlin y me hirió gravemente… Te darás cuenta del miedo que me produce todo esto… del pánico que me envuelve la sola idea de saberte en peligro. Por eso he temado una decisión…
Bajé la mirada, las lágrimas fluían de mis ojos y no quería ver a Haziel, no quería que me viese así…
-Haydée, por favor mírame. Esta conclusión a la que arribé es muy importante y necesito que me escuches con atención…- pidió amablemente.
En su voz podía descubrir el dolor y la angustia. Él estaba mal por mí, le dolía verme llorar. Pero me era inevitable sentir dolor ante su abandono.
Me descubrí de pronto entre sus brazos, en tan solo un abrir y cerrar de ojos había cortado toda distancia y me estrechaba ahora con fuerza. Su corazón latía rápido y nervioso…
Esto era extraño. Si iba a dejarme, ¿Por qué sufría tanto?
-Amor, deja de pensar esas cosas… deja de creer que te abandonaré…- reclamó, leyendo mis pensamientos- Nunca te dejaré.
Alejé mi rostro de su pecho y le observé detenidamente.
-¿Nunca me dejarás?- cuestioné incrédula- ¿Entonces por qué te muestras así tan… frio?
Haziel sonrió.
-Cariño, necesito decirte algo importante, algo que, algo que me ha tomado tiempo analizar y resolver. Por eso intenté ser lo más claro posible contigo… debes dejar de pensar que la gente se alejará de ti… no soy como Matirus y nunca lo seré.
Una sonrisa despertó en mí, mientras el llanto me atrapaba nuevamente. Pero esta vez, mis lágrimas era de alegría…
-No, nunca te dejaré. Eres mi alma gemela, no puedo estar apartado de ti…- prometió.
-Entonces… ¿Qué querías decirme?
-Tomé una decisión. Sabes que podías elegir: o yo me convertía en humano, abandonando todos mis poderes y dejando atrás mi vida Minorean o tú te convertías en Minorean aceptando parte de mi poder. Todo dependía de ti, pero me he atrevido a decidir y simplemente quiero explicarte esa decisión.
Recordaba bien cuando Haziel me había hablado de la decisión, pero no me había detenido aún a considerar ninguna opción.
-Bien… dime tu idea…- pedí.
-Pues… si quieres que sea humano, no me convertiré hasta no saber que Matirus cumplirá una condena y no representará peligro para nadie y hasta no ver a Nilnad feliz junto a Danlin… temo que ellos se distancien nuevamente y surja algún inconveniente en el cual Nilnad me precise. Solo podré ayudarle si soy Minorean…
Miré a mi novio y sonreí aún más. Él pensaba en los demás antes de pensar en su propio bien.
-Mi vida… no te preocupes por Matirus y por Nilnad, entiendo bien tu postura. Pero nunca te dije que anhelaba ser humana… en verdad aún no he tomado la decisión. No sé qué decirle a mis padres y eso me preocupa... ¿Cómo le explicaré todo?
Haziel me abrazó fuerte y suspiró.
-Sí, eso es algo que no había tenido en cuenta…- dijo en murmullos.
Una mujer entró a la habitación, sus cabellos azules y su mirada celeste le hacían ver hermosa aún cuando se notaba que bien podía estar llegando a los 60 años de edad.
Parecía que iba a hablarle a Haziel, pero me miró y quedó en silencio.
-Sharim, ¿qué pasa?- preguntó mi novio preocupado.
-Eres… eres muy parecida a Lilith…- dijo la mujer, mirándome a mí.
Parpadeé, sorprendida.
-Lilith, así se llama mi madre…- susurré.
-¿Tu padre se llama Oscar?- inquirió Sharim.
-Sí, así es…
-Cielos… esto es maravilloso…
Haziel nos miraba en silencio, pensado…
-¿Qué ocurre?- pregunté, nerviosa. ¿Por qué esa mujer sabia de mis padres?
-Haydée, Lilith es hermana de Sharim… ella conoció a Oscar hace poco más de 20 años y decidieron llevar vida humana… creo que tus padres entenderán si me presento ante ellos…- replicó Haziel sonriendo.
Esto era… era algo que nunca hubiese imaginado. Mi madre era Minorean.
-Entonces eres mi tía…- dije, mirando a esa hermosa señora de mirada cristalina.
Ella sonrió y salió corriendo, sin explicar nada.
-Irá a buscar al resto de la familia… todos estarán ansiosos por conocerte…- dijo Haziel, besándome la frente.
Era increíble… había encontrado al amor de mi vida y había descubierto un secreto que mis padres habían guardado con sumo cuidado.
Por Nilnad y Danlin no me preocupaba, sabía que lo suyo también se resolvería…
Sonreí, mientras Haziel me ayudaba a ponerme de pie. Debía ir a conocer al resto de mi familia…
La vida me pintaba un hermoso camino por recorrer y con Haziel a mi lado, la felicidad siempre estaría presente. ¿Qué más podía pedir?


Nilnad POV

No había palabras para describir lo maravilloso que se sentía tener a Danlin entre mis brazos.
Sabia que ella no quería novio y lo aceptaba... me daba vida el simple hecho de saber que me amaba.
-No te forzaré ni empujaré... sólo quería escucharte aceptar tus sentimientos... con eso me basta...- le dije al oído, mientras la abrazaba contra mí.
Danlin me miró sorprendida y sonrió.
-Gracias...- dijo encogiéndose de hombros.
-Pero no te dejaré, siempre estaré cerca tuyo... hasta que llegue el momento, hasta que sea tiempo y desees aceptar mi amor... mientras tanto, creo que no me vendría mal estudiar una carrera universitaria, armar planes, ya sabes, para el futuro...- expliqué sonriente.
La sonrisa en Danlin creció aún más y asintió, feliz ante mi idea.
Afuera, gritos de alegría y asombro colmaban el lugar.
Ageno llamó a la puerta y entró antes de que le diéramos permiso.
-Adivinen...- dijo sonriendo- Haydée es hija de Lilith, una de los nuestros...
Esto era maravilloso... todos conocíamos a Lilith, había sido una buena amiga mía.. y resultaba ser la madre de Haydée... ¡Vaya vueltas tenia la vida!
-Y ustedes... ¿ya son novios?- preguntó mi mellizo.
-Lo seremos algún día... estamos bien así...- dije, mirando fijamente a mi amada Danlin- Tenemos tiempo y vida por delante... Hay muchas cosas por hacer...
Mi hermano asintió y en sus pensamientos se dibujó su alegría ante mi felicidad. Sí, era obvio... la alegría brillaba en mi mirada...
¡Danlin me amaba! más no necesitaba...
-Bueno... habrá fiesta, deben preparse...- dijo Agenor entusiasmado, mientras Danlin y yo nos poníamos de pie y caminábamos hacia el barullo de mi familia y todos los demás presentes...
La vida había dado muchas vueltas y más allá del llanto, las peleas, el miedo y el peligro, ahí estábamos... Danlin y yo, mi hermano, Haziel y Haydée y todos nuestros seres queridos disfrutando cada uno de su propia felicidad. La tranquilidad de saber que había un futuro lleno de luz y alegría nos hacía sonreír a todo por igual...
Puede que hoy no fuese novio de Danlin, pero la idea de saber que estaría a mi lado toda la vida me hacía el hombre más feliz del mundo... Con eso me bastaba... para lo demás, ya habría tiempo...

Create your own banner at mybannermaker.com!

7 comentarios :

Erzengel dijo...

El epílogo lo colgaré de aquí al miércoles... espero les haya gustado...

Besos!!!!

Citu dijo...

Muy bello final esperando el epilogo

j3ec dijo...

Erzengel!!! por fin el esperado cap!
Me encantó, emociono, desespero ¬¬'! ,pero fué genial!,
Debo de confesarte que me has dejado perdidamente enamorada de Agenor >.<
Y que espero el epílogo con muchas ancias!
Un beso enorme amiguis!

~D@nL!n~ dijo...

Aun no me puedo creer que esta historia este en su fin... Me habria gustado poder seguir leyendo... Pero... Se que esto es inevitable.

Y solo puedo decir que gracias por todo, por tu dedicacion y tus esfuerzos, me pusiste ansiosa, intrigada e impaciente por leer capi tras capi, gracias por ofrecerme estos momentos tan maravillosos.

Espero impaciente tus nuevas historias. Nuestra historia ^^

De verdad que GRACIAS.

Danlin, TKM!

MAP!

Pd: hablemos por msn de una posible continuacion...? ^.^

Molly dijo...

Me encanta!!! Perdon por no haber estado en el aniversario de tu blog, ni para el final de melodia. Pero ahora q vuelvo te dejare mi regalo.
Me encanto el finaal y espero una continuacion (o mas facil, leer otra historia tuya)
Molly

Gise dijo...

¡Hola! ¿como estás? Y es verdad, la historia es preciosa, y ver que es el final, me deja vacia, por un lado, y completamente colmada por el otro... ha sido fantastico poder leerla, y agradezco al cielo por haber encontrado tu blog. Es maravilloso!!!.
Continuare leyendo... uhh el epilogo, voy a llorar :(.
Bueno, te cuidas muchisimo, y adiós.

Gise dijo...

¡Hola! No puedo creer que terminara, pero el epilogo fue precioso, al fin lo acepto ¡que emoción!.
Adiós, y te cuidas muchisimo (no tengo tiempo xD...me voy)