martes, 24 de agosto de 2010

Capítulo 15: Custodia Eterna

Hace tiempo que, por distintas razones, había dejado esta historia a medias... Hoy, por fin, la retomo. Espero les guste...


-Hay varias alternativas por seguir...- dijo Erzengel- Pueden optar por salvar un espíritu en particular y darle muerte al otro, lo cual sería el camino más fácil.
Nestor entrecerró los ojos, sin decir palabra alguna.
Erzengel prosiguió:
-Por otro lado, pueden optar por buscar un cuerpo provisorio, crear un puerto en el cual Hollie podría descansar hasta que Queila lograra su misión y luego Hollie seguiría con su vida en tanto Queila moriría al fin.
Ahora quien hizo una mueca de dolor fui yo. Me dolía pensar en perder a Queila y tampoco podía tolerar imaginar la muerte de Hollie, luego de tanto tiempo cuidando de ella.

-Hay otra opción- dijo Damir, mirando a través de un amplio ventanal- Pueden buscar un nuevo cuerpo para Queila, pero es complicado. El humano debe estar dispuesto a dar su vida por Queila y mediante un conjuro superior, generarían un cuerpo a partir del cuerpo que se ofrece en sacrificio...
Esa idea, por muy imposible que pareciera, me daba ciertas esperanzas. Si alguien se ofrecía voluntario, Queila podía vivir. La vaga idea de sacrificar mi vida y salvar a antigua compañera rondó por mi cabeza hasta que Erzengel me llamó la atención.

-Reuen, esta última alternativa es muy problemática. Quién realice el conjuro puede ser acusado de asesinato e incluso perder la Luz por cometer tremendo acto. La única manera de evitar culpas sería si quién da su cuerpo hace el conjuro por si mismo. Eso es muy difícil, pocos hechiceros hoy en día están capacitados para eso...- dijo el Ángel de negros cabellos casi en susurros.
-De uno u otro modo- continuó Damir- Deben elegir un camino... Yo les aconsejaría pensar en las posibles consecuencias y optar por lo que genere menos daño...
Nestor asintió, suspirando. Aún sufría por la pérdida de Queila, era obvio. No es natural que los padres entierren a sus hijas. Peor, soportar que el espíritu de tu hija viva en cuerpo ajeno es más doloroso todavía...

-Debemos irnos... Volveremos tan pronto como nos sea posible- informó Erzengel- Cuidense... Bakan está cerca, podemos sentirlo... Aún no somos capaces de ubicarlo, pero no está muy lejos...

Con un simple movimiento de sus alas, los Ángeles desaparecieron y nos dejaron solos a Nestor y a mí.

-Bien... La única opción que tolero es encontrar un modo de respaldar el alma de Hollie y permitir a Queila usar el cuerpo en el cual está...- dijo Nestor- Luego, lo natural sería que Queila siga su camino y alcance la Luz... Ya no tiene vida qué vivir aquí, no así... Sé que ella no toleraría la idea de matar a nadie para lograr un cuerpo...
Observé a Nestor. Parecía aún más anciano de lo que era. Como si el dolor por su hija le fuera arrebatando tiempo en este mundo. Como si él mismo se viera partiendo en poco tiempo rumbo al otro plano.

Asentí, en silencio. Entendía su punto de vista. Pero la idea de salvarle y morir en su lugar no me abandonaba. Sabía que Queila se endurecería conmigo, pero ella merecía vivir un poco más... Yo tenía décadas completas. Sentía que esto ya era suficiente. Vivía para darle fin a Bakan. Luego, ya no tenía metas. No las encontraba de momento. No sin Queila...

1 comentario :

~D@nL!n~ dijo...

Ohhh! vayas opciones mas ... rebuscadas!

Yo tambien apoyo la idea de Reuen... aunque no me gustaria que el se sacrificara...

En fin, me alegro de que por fin lo continuaste!

Danlin, TKM!

MAP!