miércoles, 7 de julio de 2010

Especial cumple de Lullaby.bellas: capitulo 1

Lullaby.bellas, espero tengas un muy feliz cumpleaños...
Este es el primer cap el mini fic que estoy haciéndote de regalo... ojalá te guste.
Te quiero mucho, amiga!!!
Besos!!!

Una vez más, Isabella, Nana, Danlin y yo emprendíanos viaje.
Vivíamos poco tiempo en cada ciudad, unos años a penas. Cuando los vecinos comenzaban a dudar, cuando ya no podíamos seguir con las apariencias, armabamos el equipaje y seguíamos camino.

Nana iba en el Mercedes descapotable que conducía Danlin. Isabella viajaba a mi lado, en mi Audi r8.
Habíamos aprendido de memoria a decir una mentira que, luego de tantos años, terminaba pareciendo realidad.
Fingiamos ser huérfanas, aduciendo que nos habíamos criado juntas y cuando Nana y yo cumplimos la mayoría de edad y conseguimos empleo, emprendimos el sendero de nuestras vidas llevando con nosotras a Isabella y Danlin.
Entre las cuatro habíamos levantado una importante empresa a nivel mundial y nunca nos hacía falta el dinero, aunque hiciéramos la farsa de trabajar. Nana hacía las veces de abogada y yo me desempeñaba como doctora en investigaciones químicas. Danlin siempre se inscribía como alumna de penúltimo año de bachillerato, en tanto que Isabella acostumbraba comenzar las clases ya en la preparatoria.

Muchos detalles de nuestras vidas eran verdaderos y otros completamente ficticios.
Nunca nadie sabría que yo había sido princesa a finales del siglo XVII, ni tampoco que Danlin había transformado a Nana por propia petición de su amiga. Isabella había conocido a Danlin y se había encariñado tanto que siempre le decía "hermanita".
Yo llegué a la vida de las chicas ya cuando ellas eran un grupo de amigas hecho y derecho.
En aquel entonces yo era cazavampiros, si, en mi condición de vampira "buena", que no se alimentaba de humanos, controlaba a los otros vampiros que llevaban una vida distinta a la mía.
Danlin me tomó cariño con facilidad, Nana e Isabella se tomaron su tiempo. Ahora, ya más de 150 después de nuestro primer encuentro, éramos mejores amigas las cuatro.

Mi capacidad de percibir los estados emocionales me indicaba que Isabella sentía algo de nostalgia. Siempre se extrañaba algo de lo que dejabamos atrás.
Nuestro destino ahora eran los perdidos bosques patagonicos, en Argentina.
Era un lugar hermoso que había visitado hacía centurias y pensé que a las chicas les gustaría el paisaje.

El sol aún nos incomodaba, pero ya no molestaba como antes. Luego de años de investigación, había logrado desarrollar una crema maquillaje que nos permitía andar por la calle en día soleado sin llamar la atención. Danlin dudó mucho al mostrarle mi descubrimiento. Nana decidió probarlo, pero en un lugar deshabitado. Isabella, en cambio, aceptó el reto y usó la crema durante un mediodía, en el centro de New York. Nadie se percató de nuestro secreto. Nadie vio en mi amiga el brillo característico de la naturaleza de los no muertos.
Y ahora gracias a ese maquillaje no nos preocupaba andar a plena luz del día.

-¿Naimé, falta mucho?- preguntó Danlin por la radio.
Sonreí, Danlin solía ser muy ansiosa cuando de secretos y sorpresas se trataba.
-Sólo unos kilómetros más... Pronto llegaremos...- dije, mientras la mirada de Isabella se iluminaba y Nana comenzaba a preguntar si habría hombres lindos en aquel lugar.
-Vamos... Tengan un poco de paciencia... Ya verán...- dije riendo.

Unos 50 kilómetros más adelante, los bosques dieron paso a una pequeña ciudad. Pero no viviríamos en la ciudad, sino un poco más lejos, ya dentro del bosque, en una pequeña cabaña.

Ni bien llegamos a la perdida casa en medio de inmensos árboles, pude sentir la emoción creciente en mis amigas.
Bajamos del coche y comenzamos a desempacar.
Alguien llamó a la puerta pocos minutos después de que entraramos la última caja con cosas nuestras.
Yo estaba en mi cuarto, mientras Nana organizaba la cocina y Danlin la biblioteca. La más cercana a la puerta era Isabella, que se encargaba de acomodar los miles de cd de música que teníamos.
Me resultó extraño oír que la puerta se habría pero Isabella no hablaba y el recién llegado parecía hablar casi en murmullos.
Con molesto y lento paso humano bajé las escaleras y llegué a la sala.
-Isa... ¿Quién es?- pregunté inocentemente.
Mi amiga giró su rostro mientras abría un poco más la puerta para que viera lo que había afuera. Cuatro muchachos de piel cobriza y físicos marcados nos miraban fijamente.
Su belleza nos deslumbraba... Y sus extraños y molestos aromas causaban cierto rechazo. Aunque eran tan hermosos que podíamos dejar de lado su mal "perfume".
-Hola...- dijo el joven que estaba más cerca de la entrada- Mi nombre es Taylor... Venimos a darles la bienvenida...
Sentí la emoción y los nervios en Isabella y unos momentos más tarde, se agregaron Nana y Danlin.
Los chicos habían entrado a la sala y nos sonreían mientras se acomodaban en los distintos sofás del lugar...

4 comentarios :

Erzengel dijo...

Este fic lo publico aquí y en mi blog hermano...
http://angeles-del-crepusculo.blogspot.com
En ese rincón donde convivo y escribo junto a otros angelitos como Danlin, Nana y Lullaby.bellas, comenzó la idea de escribir esta mini historia, como regalo para Lullaby.bellas...
Ya Danlin tiene su fic regalo y Nana también...

Espero les guste.. besos!!!

j3ec dijo...

Un fic precioso!
Ojala algun día un joven con esas caracteristicas pique a mi puerta jajajaja!
xD!
un bss enorme!

Angelitoh12 dijo...

heey no estara mal (: ya quiero leerlo espero lo sigas publicandooh (: cdt Bye : D

Lourdes dijo...

Muy interesante comienzo, te seguiré leyendo. Tu blog es muy bonito
Cariños