lunes, 5 de julio de 2010

Capitulo 13: Custodia Eterna (Historia de Hollie y Reuen)

POV Reuen

La reunión con Nestor me había dado mucha información para analizar y había originado, además, muchas dudas.
Pero era un alivio comprender que Hollie actuaba a veces extraño debido a que contenía en un mismo cuerpo su espíritu propio y el de Queila.

Era difícil pensar en claro. Ver nacer y crecer a Hollie me impulsaba a quererle y procurar su bien como si fuese su hermano mayor o su mejor amigo. Había sido testigo, desde el anonimato de las sombras, de sus llantos, miedos, ansiedades, alegrías y esperanzas. Era imposible no quererla.

Queila, por otro lado, había sido el amor de mi vida, mi alumna y compañera y excelente confidente. Había imaginado todo un futuro a su lado, futuro que quedó trunco luego de la pelea contra Bakan.

Si no hacíamos algo pronto, el espíritu de Queila y el Hollie entrarían en conflicto por el cuerpo de Hollie, ya pronto cumpliría 21 años y sería un momento clave en la vida de todos.
No podía simplemente arrancar el alma de Hollie y salvar la de Queila. Tampoco podía dejar a Queila sin cuerpo, si ella moría Bakan recuperaría su poder y sería muy difícil enfrentarlo.
Esta decisión era muy complicada...

Iba de regreso a la casa de Hollie cuando alguien llamó mi atención.
Por muy increíble que fuese, el muchacho que estaba de pie frente a mí, en medio de la calle, era un Ángel...
Si, un Ángel. Un ser parecido a los humanos, pero de rasgos perfectos y hermosos y con dos inmensas alas que nacían en su espalda.

-Reuen, debemos hablar...- dijo, mirándome fijo- Mi nombre es Erzengel. Hemos cuidado de tus pasos desde hace tiempo... Sabemos lo que está a punto de ocurrir y entendemos que debes evitarlo... Por eso te ofrecemos nuestra ayuda...
-¿Tú y quién más?- inquirí al notar que ese extraordinario ser hablaba en plural.
-Él y yo...- repuso alguien a mi espalda.
Giré y me encontré con otro Ángel. A diferencia de Erzengel, cuyos cabellos eran largos y negros como el ebano, el recién llegado tenía sus cabellos cortos y rubios, pero era igual de perfecto.
-Él es Damir y también está involucrado en ésto...- dijo Erzengel.
-No entiendo nada...- susurré, dudoso.

No podía negar la inexistencia de los Ángeles, estaban frente a mi, podía verlos y sentir incluso su poder. Si había lugar en el mundo para seres con poderes y capaces de hacer hechisos, como yo, entonces también podían existir individuos más elevados mental y espiritualmente... Ángeles... Frente a mí había dos Ángeles que me miraban fijamente, esperando mi respuesta.

-Bien... ¿Pueden explicarme de qué va el asunto?- pregunté.
-Tú cometiste un grave crimen hace 20 años, al transferir el alma de Queila a otro cuerpo. Era la hora de Queila y tú la retrasaste por Bakan- dijo Damir.

-Justamente, porque sabíamos de lo que era capaz Bakan, decidimos no detenerte...- agregó Erzengel- Y sabemos también que ahora la vida de Holllie y Quiela corre peligro, si el cuerpo de Hollie se ve afectado, Bakan puede regresar y causar un mal inconmensurable a la humanidad.
-¿Entonces?- pregunté.
-Bueno, simplemente queremos decirte que puedes contar con nuestra ayuda... nosotros colaboraremos para proteger a Hollie y a Queila... debes hablar con la joven, explicarle todo... pronto volveremos, ahora debemos investigar ciertas cosas... Creo que hemos determinado la manera de proteger a ambas y la vez lograr que cada una tenga un cuerpo... ve con Hollie, pronto regresaremos para hablar...- dijo Damir, mientras Erzengel miraba cerraba los ojos y asentía en silencio.
Antes de que pudiera decir nada, Erzengel y Damir emprendieron vuelo.
Sonreí, sería posible cuidar de Hollie, proteger a Queila y frenar a Bakan, todo a la vez...

Regresé a casa de Hollie y la encontré en la cama, mirando al techo, con sus pensamientos bien lejos.
Ahora podía sentir la esencia de Queila más fuerte que antes...
Sonreí aún más, mientras Hollie dirigía su mirada hacia mí.
-¿Todo bien?- pregunté entusiasmado.
Parecía que todo comenzaba a mejorar, lentamente, pero mejoraba...



Create your own banner at mybannermaker.com!

No hay comentarios :