jueves, 17 de junio de 2010

Capítulo 19: Melodía (fic para Danlin)

POV Agenor

Danlin era en verdad alguien deslumbrante. Su manera de pensar y actuar eran una maravilla para observar.
Entendía fácilmente porqué mi hermano la amaba tanto.
Ahora, viendo que Haziel y su amiga, Haydée, corrían peligro de muerte, ella mantenía la compostura y trataba de pensar claro.
Muchos humanos habrían caído víctimas del pánico, pero esta joven no. Ella parecía analizar todo y actuar según sus pensamientos.
Talvez por eso había rechazado a mi hermano. Había seguido el camino el racional, no el sentimental.
Y mi hermano estaba quién sabe dónde mientras Danlin más lo necesitaba.
Ella había preguntado por él. Eso era una buena señal.

Las horas transcurrian lentas, mientras esperábamos una mejoría en Haziel.
Haydée no despertaba y eso tampoco era bueno.
Mi hermano estaba lejos, o hacía oídos sordos a mis llamados, pues no respondía...

Mi tío llegó entonces, suspirando.
-Agenor, logré cerrar la herida de Haziel y le hemos dado transfusiones de sangre. Pero no despierta...- dijo, con voz grave.
Asentí, mientras notaba que Danlin fijaba la vista en mi tío con curiosidad.
-Tío, ella es Danlin... Danlin, él es Samiel, mi tío...- les presenté con una media sonrisa.
Mi tío tendió su mano a la joven que estaba sentada a mi lado.
Ella correspondió al saludo y estrechó su mano mientras un mueca de vergüenza cubría su rostro.
Miré en sus pensamientos, tratando de entender qué le ocurría.
Mi hermano odiaba meterse en su cabeza, no le gustaba, sentía que le robaba intimidad. Pero yo no era, soy ni seré nunca mi hermano y no me importó mirar dentro de su cabecita.
Vaya... Esta niña me impresionaba cada vez más.
Ella estaba pensando en Nilnad, considerando la extraña y dolorosa forma en que estaba conociendo a su familia.
Claro... Mi hermano nunca le presentó a mis padres o al resto del grupo porque Danlin había rechazado su amor. Y ahora, en medio de esta desgracia, mientras Haziel se mantenía inconsciente y Haydée seguía en trance, Danlin analizaba la posibilidad de habernos conocido antes.
Temía, incluso, que nosotros la rechazarámos, que no la viéramos a la altura de Nilnad.
Pero muy por el contrario... Aunque nunca nos vio, nosotros le conocíamos bien. Nilnad nos la había mostrado en sus pensamientos y todos pensábamos que era una excelente pareja para él.
Miré a mi tío y sonreí, él también estaba mirando los pensamientos de la humana.
Ahora Danlin analizaba las semejanzas y diferencias entre Nilnad, mi tío y yo...
Principalmente, Nilnad y yo nos aparentábamos ser muy jóvenes, él porque nunca había encontrado a su pareja ideal, su "alma gemela"; yo porque aún no sentía que había llegado el momento para buscar al amor. En realidad Nilnad y yo éramos gemelos. Yo era el menor pues había nacido unas horas más tarde. Y éramos muy parecidos físicamente, salvo por el color del cabello y de los ojos. Nuestras personalidades eran en cambio bien distintas. Él era romántico por naturaleza. Amaba cantar y siempre estaba en las nubes, soñando alguna nueva ilusión...
Yo era más aventurero, racional a mi modo, práctico y soñador, pero a corto plazo.
Por eso no había buscado mi "alma gemela". Aún sentía que me faltaba mucho por recorrer y aprender del mundo. Ademas, en verdad no sentía el empuje para salir a cantar y buscar el amor.
Mi tío, en cambio, se veía como una persona de edad media. Para los humanos aparentaba unos 40 años, pero en realidad vivía desde hacía más de mil años y aún le quedaba mucho por vivir. Su pareja era otra Minorean y por eso su expectativa de vida era mucha.

-Tengo una idea...- dijo mi tío, sacándome de mis pensamientos-Haydée está en una habitación demasiado lejos de Haziel... ¿Y si los trasladamos al mismo cuarto? Talvez estando cerca algo entre ellos "reaccione"...
Mi tío adoraba a Haziel y había sido muy amigo de sus padres. Ahora buscaba cualquier modo de salvarlo...
Suspiré. La idea no era mala. ¿Qué se perdía con intentar?

Así, los cuerpos casi sin vida de Haziel y Haydée fueron conducidos al cuarto principal de la casa.
Danlin me acompañaba mientras yo cuidaba que todo saliera bien.

Ahora era cuestión de tiempo. Nada más podíamos hacer.

Suspiré, por milésima vez en el día, y cerré los ojos, junto a la cama de Haydée, ella no tenía ninguna herida y aún así parecía estar más grave que su pareja.
Danlin ahogó un gritó y yo abrí los ojos.
Haziel estaba despertando...

3 comentarios :

~D@nL!n~ dijo...

Gracias por darnos este maravilloso capitulo aun estando indisponible, debes de saber que ha estado fantastico, espero la proxima..., pero alerta, cuidate mucho vale? ^^

Danlin , TKM!

MAP!

Kruts dijo...

te agradezco el esfuerzo...cuídate!!!

Gise dijo...

¡Hola! Oh! hermoso, sin palabras, me encanta como escribes :). Seguire leyendo, te cuidas muchisimo, y adiós.