miércoles, 9 de junio de 2010

Capitulo 18: Melodía (Fic para Danlin)


Todo ocurrió rápido, muy rápido…
Matt volando por los aires, impulsado por una fuerza increíble. Sea quien fuese, esa criatura se movía asombrosamente rápido. Solo podía ver una mancha de colore brillantes que se desplazaba hacia Matt una y otra vez…
Matt devolvía tantos golpes como podía, pero se le hacia difícil a medida que se iba cubriendo de heridas…
Ese extraño ser, que solo podía ser otro Minorean ¿o acaso existían otros seres igual de fantásticos que ellos?, ese ser dijo con voz melodiosa y grave a la vez:
-¿Cómo te atreves a lastimar de esta forma a estas humanas? ¿Quieres iniciar una guerra? Y peor aun… ¿Cómo puedes atacar a uno de los nuestros?
Con otro movimiento fluido y rápido, Matt se dobló en dos, el golpe había ido directo a su estómago. Cayó inconsciente, apenas si podía respirar…
Entonces, nuestro salvador se dejó ver…
-¿Nilnad?- pregunté atónita al ver al muchacho que se había arrodillado a mi lado para atender a Haziel, que ya casi ni respiraba.
Levantó su mirada y me observó.
-Tú debes ser Danlin… mi nombre es Agenor, hermano menor de Nilnad…- su voz suave me envolvió, pero no me devolvió la tranquilidad que anhelaba.
En verdad él se parecía demasiado a Nilnad, sus mismos ojos, sus mismos rasgos faciales… solo que… sus cabellos resplandecían como el oro, parecía que miles de hilos dorados y delicados compusieran su cabellera… y sus ojos eran oro puro, si acaso eso era posible… si, más allá de esas diferencias el muchacho era idéntico a Nilnad, pero los plateados ojos de Nilnad no eran igualados de ninguna forma… extrañaba la calidez de su mirada y observar a Agenor solo me recordaba aun mas el anhelo que sentía por Nilnad…
-Disculpa, pero debemos ponernos en movimiento con urgencia... Haziel está grave… debemos hacer algo pronto o lo perderemos… Haydée está bien, sólo duerme… por Matirus no te preocupes, no podrá moverse luego de lo que le hice…- dijo Agenor, sacándome de mis pensamientos.
Miré hacia donde Matt debía de estar, pero no le vi, ni pude saber dónde estaba…
Asentí, un tanto mareada y confundida.
Agenor, aun de rodillas, tomó en brazos a Haziel, me miró fijamente y suspirando explicó:
-No te asustes… la única forma de llegar pronto a nuestro mundo es transportándonos como Minoreans… Usaré mis poderes y nos moveremos hasta allí… ¿si?
Asentí nuevamente, abrazando aun más a Haydée, que parecía sumida en un inexplicable sopor…
Agenor alcanzó mi mano y mientras cerraba los ojos, y yo le imitaba, comenzó a cantar con voz profunda, grave, una extraña canción, en una lengua aun más extraña…
Abrí los ojos y me descubrí nuevamente en aquel maravilloso lugar de hermoso colores que había conocido hacia tiempo atrás, la noche que encontré a Nilnad cantando bajo la luz de la luna.
Seguía siendo todo tan hermoso como antes…
Un grupo llegó corriendo a ayudar a Agenor, mientras una hermosa mujer tomó en sus brazos a Haydée y me dijo algo que no supe entender.
Agenor me miró, pensativo, y comenzó a caminar con Haziel hacia la casa donde el propio Haziel me había recibido en mi primera visita por esas tierras.
La mujer, con mi amiga en brazos, caminaba detrás de Agenor, susurrando algo al oído de Haydée.
Yo les seguí, pero al entrar a la casa, alguien me detuvo.
-Debes quedarte aquí- dijo un hombre de edad madura- Espera a que regresemos… ahora toda nuestra atención debe estar enfocada en salvar a los chicos…
Mientras el hombre se retiraba me quedé pensando... ¿”los chicos”? ¿Cómo que “los chicos”? Haziel estaba muy malherido, pero Haydée solo dormía... eso me había dicho Agenor…
Estaba a punto de comenzar a hiperventilar cuando Agenor llegó a mi lado.
-Por favor, siéntate, debemos hablar…- dijo, en tono bajo.
Hice caso a su pedido, lentamente, dudando…
-Seré sincero… Haziel está muy mal… y Haydée también… si Haziel muere, no sé qué ocurrirá con tu amiga… ella está unida a él… y eso trae consecuencias…- susurró preocupado.
Comencé a temblar.
-Ellos están mal…- dije, como tratando de aceptar el hecho de que mi amiga podía morir…
-Si. Están mal, muy mal…- admitió Agenor.
-Y tu hermano… ¿Dónde está?...- la pregunta surgió sola, sin que yo la pensara siquiera.
-No lo sé. Solo puedo decir que está lejos, no me escucha si le llamo, o al menos no responde… lo único bueno es que tú no estás unida a él… así, si algo le ocurre no te afectará, o si te pasa algo a ti, tampoco él se verá dañado…
Suspiré. No estaba unida a él… no le había aceptado… pero… ¿eso de verdad significaba que no estábamos unidos?
Me estremecí, esta vez pensando en la posibilidad de que algo le ocurriese a Nilnad.
-Por favor… no te preocupes… aunque es todo un problema el estado de salud de Haziel y la repercusión en Haydée, debes tener fe y mantenerte tranquila…
Asentí. Pero era difícil dejar de pensar…. en Nilnad… y más aun, tratar de no preocuparme por mi amiga…
Mi cabeza funcionaba por separado… una parte clamaba a gritos por mi amiga y su novio y la otra parte lloraba por Nilnad… dios ¿estaba llorando? Si, aunque nadie lo viera…

3 comentarios :

MAnu dijo...

awwww
dond sta ninland!!
ashh dond!!
q stress
q no aparesca!!
grrr
d vdd me estresa
ashh
hahah
pero me encanta el cap
Dios te bendiga

~D@nL!n~ dijo...

Vaya.. veo que la cosa se pone complicada...
Y encima, para colmo, Nilnad desaparece y nos deja de lado...
Nmmm... supongo que habra que solucionarlo de alguna forma..

Danlin, TKM!

MAP!

Gise dijo...

¡Hola! Uhh, ahora si hay problemas, pero donde esta Nilnad, y pobre de Danlin :(, todo lo que tiene que pasar, pero bueno vamos a ver si de esta forma de cuenta de una vez por toda de lo que siente y deha de rechazat a Nilnad :D.
Te cuidas muchisimo,y adiós. Sigo leyendo...