sábado, 22 de mayo de 2010

Capitulo 1: El Corazón de Sophía

Hoy es el cumple de Geyser, y por eso, este cap va dedicado para él... Wi!!!! Feliz cumple!!!! ^.^



-Ésta fue tu última salida... No más rumbas...- dijo Javier, mirándose al espejo.

Hacía meses que su vida se centraba en una investigación.
Su médico en jefe le había delegado a sus compañeros y a él el trabajo en un caso clínico especial.
Quién propusiera el mejor tratamiento luego de analisar los estudios y diagnósticos, ganaría un puesto definitivo en el hospital.
A los 27 años, el joven médico cardiólogo se sentía lleno de energía y con mil metas por alcanzar y la propuesta de su jefe le interesaba mucho...

Ayer había sido el día de entrega del informe definitivo. Quedaba en manos de sus superiores la evaluación de esos trabajos.
Al caer la noche, la mejor manera de quitarse de encima toda la tensión acumulada era salir. Y la fiesta de disfraces que habían organizado sus primos parecía la mejor opción.

Una chica en particular había llamado su atención.
Y aunque su rostro se escondía tras un antifaz, aunque su esbelto cuerpo quedaba oculto por sus ropas de Caperucita Roja, Javier se sintió cautivado por su forma de bailar y comenzó a sonreír mientras se le acercaba.
La joven sonrió al verle también y su cuerpo comenzó a contornearse provocativamente, sólo mirándole a él.
Javier estaba caracterizado como el Fantasma de la Ópera y su altura y físico marcado le conferían cierto aire de misterio.

Los movimientos de esa chica intrigaba al joven médico . Nunca había visto bailar así a alguien y moverse a su ritmo le gustaba.
Cuando la música cesó, Javier intentó invitarle un trago, pero ella se rehusó y mirando por sobre su hombro hacia un punto indefinido, pidió disculpas y se fue sin dar su nombre siquiera.

Javier sintió que había perdido una gran oportunidad al ver cómo la joven se iba sin pedirle al menos su número de teléfono y terminó la noche bebiendo hasta más no poder con sus primos y amigos.

La mañana lo despertó con el teléfono sonando a todo volumen.
-Javier...- la voz del doctor Sánchez, su médico en jefe, se escuchaba lejana.
-¿Si?- preguntó el muchacho, desperezandose.
-He leído tu diagnóstico y tu propuesta de tratamiento... Me gusta la idea...- dijo, el experimentado médico.
-Oh... Gracias...
-Así que... Ahora es tu caso. Tu paciente llegará al hospital en 1 hora... Te espero...
La comunicación se cortó y Javier se quedó mirando el teléfono.
Siempre había pensado que el caso era hipotético o de un paciente ya tratado, no algo actual.
-Yo tengo... Un paciente... A cargo...- dijo, tartamudeando.

-Ésta fue tu última salida, no más rumbas...- se repitió a sí mismo frente al espejo del baño, luego de haberse duchado.
Desayunó apresurado, ansioso por salir cuanto antes hacia el hospital.

Pero en su ansiedad, al salir de su apto no vio a su nueva vecina que pasaba a su lado y tropezó con ella y ambos cayeron al suelo.
Javier instantáneamente comenzó a reír, la situación le parecía graciosa, pero la chica no se veía muy contenta. Ella se puso de pie sin aceptar ayuda alguna, aún cuando él había sido más rápido para levantarse.
El gesto de enojo en el rostro de la joven sólo provocaba más risas en Javier.

-¿Por qué no te fijas por dónde caminas?- preguntó, furiosa por tantas carcajadas.
-Oh... Disculpa...- trató de responder Javier entre risas.
Pero la muchacha no lo escuchó, ya estaba caminando hacia la salida principal...
Javier siguió su camino aún riendo. Poco y nada sabía sobre su nueva vecina, una muchacha que a penas llevaba un par de dias viviendo en el apto frente al suyo, pero de seguro ya se había ganado su odio.
No había tiempo para pensar en eso... Debía llegar al encuentro con su paciente.

En el hospital, el doctor Sánchez esperaba ansioso a Javier. Cuando éste llegó, lo hizo pasar a su oficina para hablar en privado.

-Vayamos al grano, Javier. Como sabrás, tu paciente presenta un problema en la válvula pulmonar. Su corazón no puede enviar toda la sangre que debería a los pulmones y no recibe oxígeno suficiente...- dijo Sánchez, mirando el paisaje a través del ventanal de la oficina.
-Si, así es. Y por eso mismo, cuando su cuerpo se queda sin oxígeno se desvanece... Por efecto acumulativo, el organismo siente la falta de oxígeno y el paciente pierde la conciencia desmayandose...- agregó Javier.
-Precisamente. Este paciente en particular está teniendo serios problemas. Su insuficiencia respiratoria se ha agravado... Los desmayos son más frecuentes a cada momento...
Javier entrecerró los ojos, preocupado.
-Su corazón está enviando menos sangre, ¿verdad?- preguntó a Sánchez.
-El corazón está grave, si... Y ademas, los pulmones parecen a punto de colapsar de uno momento a otro. Es algo en conjunto... Y sólo un transplante cardíaco podría salvar esta vida...
Javier hizo una mueca.
-Si... Lo sé...- repuso Sánchez- Será difícil porque su sangre es O favor Rh negativo y es muy complicado hallar el donante adecuado. Pero confío en que podrás mantenerle con vida hasta que llegue el corazón ideal...
El muchacho asintió con la preocupación tatuada en su rostro.

El doctor en jefe sonrió para sí mismo. Había elegido a Javier porque confiaba en él y en sus capacidades como médico y sabía que podría lograr su cometido.

-Bien... Ésta es la historia clínica completa- dijo el experimentado cardiólogo tendiendo una abultada carpeta de color amarillo a nombre de Sophia Urlin, que Javier comenzó a leer inmediatamente.
-Deja un momento la lectura, tu paciente te está esperando...- ante las palabras de su jefe, el joven levantó la vista y, suspirando, se dirigió a su consultorio.

Abrió la puerta lentamente...
Sentada en el borde de la camilla, la joven que lo esperaba inmediatamente cambio su gesto tranquilo por una mueca de enojo.
Sus cabellos castaños y sus ojos café le conferían una imagen aniñada y vulnerable, incluso furiosa como estaba.

Javier la miraba sorprendido. Su paciente era ni más ni menos que su vecina, la chica con quién había tropezado hacia un rato.
-Hola, mi nombre es Javier Sucre. Seré tú cardiólogo... Tú debes ser Sophia, ¿verdad?- preguntó, sonriendo.
La joven lo miró negando con la cabeza y, mientras bajaba de la camilla y caminaba hacia la puerta, sólo respondió:
-Tú no serás mi médico... No... No te quiero...
-Sophia, por favor, calmate... Quiero ayudarte, estoy al tanto de tu problema y creo poder colaborar para que mejore tu salud o al menos tengas una mejor calidad de vida...- Javier aún sonreía, pero levemente.

-No, no pienso escucharte. No serás mi cardiólogo. No...- la voz de Sophia se desvaneció con un gesto confuso.
Miró a Javier y cerró los ojos en el momento justo en que se desvanecía.
Como tantas veces antes, su cuerpo reaccionaba a la falta de oxígeno y caía sin fuerzas, como carente de vida. Esa horrible sensación de ahogo la envolvía y un extraño sabor a sangre se extendía en su boca. La inconsciencia ganaba terreno y ella nada podía hacer para oponerse.

Javier alcanzó a sostenerle mientras gritaba pidiendo ayuda... Sophia no respiraba y su rostro se teñía azul...

6 comentarios :

Soycazadoradesombrasylibros dijo...

Feliz cumple;)
te sigo leyendo¡¡cada vez te superas mas
besos

Andrea dijo...

O_O Me encanto espero que subas proto. Felicitaciones por este nuevo proyecto que parece muy Prometedor^^.
Cuidate, un Beso.
Andrea ^^

Teles dijo...

Me ha encantado! Sí! el argumento me intriga y los personajes me parecen muy interesantes.
Besos.
T.

NaNaCullen NTLS* dijo...

No es justooooo hermanita sabes que estuve a las 00Hrs para ver la publicacion y no se publico :( o almenos a mi no me salia..! ok aqui va mi comment... geyser feliz cumpleee :) te deseo muchos exitos en tu vida!
Hermanitaaaa ok ok, fue corto, sencillo, hermoso, deseosoooo! y quieri massss sin palabras, se que es un regalo en conjunto y no aguanto las ganas de que vengan mas capis... te re adoro! besotesss

~D@nL!n~ dijo...

Estuvo genial el comienzo...

Estoy segura que Geyser estara mas que contento!

Espero mas capis! a ver como continua el asunto y como introduciras a mas personajes! XD

Danlin, TKM!

MAP!

Josephine Vera dijo...

Estimada amiga, Erzengel, he leído tu Novela, “EL Corazón de Sophía”, me ha parecido excelente. El tema, los diálogos está muy bien redactada. Es un tema muy conmovedor y actual. Espero que ganes el concurso. Saludos!! Elita Vera.