domingo, 4 de abril de 2010

Capitulo 6 : Custodia Eterna (Historia de Hollie y Reuen),

Miré a Reuen y parpadeé varias veces... Frente a mi, Karim sonreía aún.

-Esto... Si, profesor, todo está bien. No hay problema...- dije, confundida.
-¿Segura?- inquirió, desconfiado.
-Si, bien segura...
-Bueno... Entonces seguiré con mis cosas...- Reuen se alejó con un gesto extraño en su rostro. Pero no me detuve a pensar en eso.

Miré a Karim y le devolví la sonrisa. Algo en él me resultaba muy atrayente... Como a todas las chicas de la Universidad...

-Claro... Me encantaría salir contigo- le respondí.
-Bien... Entonces luego de clases paso a buscarte y arreglamos bien los detalles...- repuso el muchacho, con su mirada desarmándome.

La hora de almuerzo terminó y me fui a la siguiente clase.
El tiempo transcurrió veloz.
Cuando me di cuenta, Karim me esperaba a la salida del edificio principal.

-Hola...- dijo, con una sonrisa encantadora dibujada en su rostro.
-Hola- repuse, nerviosa.
-Pensaba acompañarte hasta tu casa y en el camino podemos decidir qué película mirar y el horario... Pero veo que viniste en auto...
Miré las llaves de mi coche, con las que habia estado jugando hasta hacia unos momentos.
De la nada apreció Alex, mi hermano, y saludando a Karim me quitó las llaves para "robarse" mi auto.
-Mi coche se averió, debo llegar a casa pronto y llamar al mecánico para que lo reparen- dijo, mirándome enojado. Él odiaba que su Peugeot 206 se estropeara. Bueno, eso mejoraba las cosas, al menos para mi...

Karim me miró, levantando una ceja, y sonriendo. Comenzamos a caminar, mi casa quedaba cerca.
-¿Y bien?- preguntó, ansioso.
-Oh... Bueno... Elige tú qué película ver. Y por el horario, preferiría el más temprano. Mañana debo rendir un final y quiero dormir bien antes del examen...- Karim me miró sorprendido.
Me gustaba la idea de salir con él, pero no quería perder mi examen. Él captó la idea enseguida y sonrió, asintiendo.
-Vale... Entonces nos veremos en un par de horas...- aseguró, deteniéndose muy cerca mío. Ya habíamos llegado a mi casa.
Inclinó su rostro y me besó la mejilla y con otra deslumbrante sonrisa se fue caminando.

Me quedé mirando el vacío durante varios minutos.
En mi casa, mis padres y hermanos debían de estar hablando ya sobre mi cita. Alex debía de haberles contado... Seguramente le habrían visto por alguno de los ventanales. Sólo a mi se me ocurría elegir como universidad aquella que quedaba en mi ciudad natal. La mayoría de mis compañeros eran de otros lugares y alquilaban aptos o vivían en las residencias universitarias.
Yo convivía con mis padres, Susan y Andrew, mi hermano mayor, Alex, y mi hermanas menores, Mary y Anne, dos gemelas que recién estaban comenzando la primaria.

Mis dudas se corroboraron en cuanto entré a la casa...
-¡Hollie! ¿Ese era tú novio?- preguntó Anne con su voz aguda y dulce.
-Claro que lo es... ¿Viste como le sonreía?- repuso Mary sin darme tiempo a responder.
-Niñas, no molesten a su hermana...- las regaño mamá y yo sonreí victoriosa. Las pequeñas siempre lo obedecían al instante.

Me dirigí a mi cuarto. Debía elegir la ropa que me pondría para la cita y bañarme.
En el pasillo me crucé con Alex.
-Veo que aceptaste... Y yo que pensé que le rechazarías- dijo, encogiéndose de hombros.
Alex cursaba el último año en la misma universidad que yo. No sólo era un alumno brillante y futuro jefe del ala de investigaciones de la universidad, también era el capital del equipo de futbol... Él rompía todas las reglas. Sus notas eran perfectas y tenía tiempo para ser uno de los mejor deportistas... Tambien era mi mejor amigo, y me sorprendieron sus palabras.
-¿A qué te refieres?- pregunté.
-Él me pidió permiso antes de invitarte a salir... y hubiera jurado que tú nunca le aceptarías... pero si te gusta, adelante... y si te llega a lastimar de cualquier forma posible, lo pagará caro...- dijo con su mejor tono sobreprotector.
Sonreí, mientras le abrazaba fuerte y entré a mi habitación.

Y mi sonrisa se borró. No grité de milagro, porque todos se hubieran alarmado y no habría sabido cómo explicar la situación....
Sentado en mi cama, tranquilo, como si fuese su casa, me esperaba Reuen.

-No puedes salir con Karim...- dijo, con voz fría.
-¿Por qué no? No eres mi dueño, no me digas qué hacer...- le respondí enojada.
Reuen respiró profundo, se puso de pie y caminó hasta detenerse a pocos centímetros de mi.
Su mirada era tan encantadora y mágica como la primera vez que le había visto... Pero su actitud no me gustaba... él no era nadie para darme órdenes.
-Hollie...- susurró.
-De verdad... soy libre de salir con quien desee... dame una razón para no aceptar la invitación de Karim...
El muchacho cerró los ojos suspirando y haciendo una mueca, comenzó a hablar despacio...

1 comentario :

~D@nL!n~ dijo...

Wow! simplemente arrollador!
Me has dejado intrigada! creia que no le iba a aceptar! pero bueno, ya veremos que excusa pone nuestro hermoso protector para que no salga con el chico mas popular de la universidad, jojojo

Danlin, TKM!

MAP!