miércoles, 14 de abril de 2010

Capitulo 28: Luchando en busca de Luz...

Aitor no quiso quedarse en cama mucho tiempo. Luego de alimentarse con la sangre que Carlisle había conseguido para él, mi novio ya quería andar por la casa como si nada le hubiera ocurrido.
Y siendo que teníamos que ver qué hacer con Javier, consideré que era bueno si Aitor participaba del debate.

En la sala principal de la casa Cullen, nos distribuimos en distintos grupos.
En un sofá amplio, Carlisle, Esme, Rosalie, Bella, Alice y Nessie miraban a Javier, que estaba sentado en una silla, en el centro de la sala.
Jasper y Emmett estaban junto a Edward, Jake y Tommy, todos de pie, a unos metros a la derecha del neófito por si ocurría cualquier percance.
A la izquierda de Javier, Dilann, Danlin, Nana, Isabella y Emma observaban todo desde un sofá blanco. Ángel y Aitor estaban acomodados en el mismo sofá, apoyados en el respaldo. Anieli estaba sentado en el marco del ventanal, detrás de Javier. Y yo paseaba de un lado a otro, analizando la situación.
Teníamos a un neófito con poderes increíbles... Y si él no era una estrella y contaba con esos dones, entonces los gemelos y Nana debían de ser aún más poderosos de lo que creíamos.

Suspiré.
-Bien. Javier, te haremos varias preguntas espero que colabores con nosotros- dije, mirándole fijamente.
El vampiro asintió en silencio.
-¿Qué puedes decirme de tu vida como humano? ¿De dónde eres? ¿Y tu familia?...
Javier bajó la mirada al suelo.
-Yo... No recuerdo nada. Simplemente desperté y era vampiro....- respondió el neófito.
Yo estaba sincronizada a Isabella y por eso podía sentir que decía la verdad. Pero aún así, no entendía porqué no recordaba nada.

Miré a mi familia y amigos y suspirando de nuevo dije:
-Bueno... ¿Tendrias la amabilidad de permitir que Ángel te toque? Él puede ver en tus recuerdos y talvez pueda ayudarnos...
-Claro...- repuso Javier, encogiendose de hombros- No hay problema.
Miré a Ángel, quien se puso de pie y caminó hasta el vampiro, y con un movimiento suave tocó su brazo.
Dejé de lado mi sincronización con Isabella, copiando ahora a Ángel, para ver a través de sus ojos los recuerdos de Javier.
Pero todo lo que vi fueron sombras.

Ángel se alejó de Javier y peinando sus cabellos con sus manos dijo:
-El collar que tenía puesto deben de habérselo colocado ni bien lo convirtieron. Las descargas que recibía Javier para ser controlado han borrado sus recuerdos definitivamente. Si no recuerdas haber sido libre, nunca querrás serlo. Al eliminar toda memoria de su pasado, se garantizaban que obedecería siempre.

Todos los presentes miramos a Javier preocupados. Él no parecía alguien violento pero habíamos visto de lo que era capaz... Debíamos pensar bien qué hacer...

-Pobre niño... Carlisle, no podemos dejarle sólo... Si le van a hechar a la calle, debemos hacer algo...- susurró Esme, tristemente.
Miré a mi cuñada sorprendida. Ella pensaba darle techo y cobijo a un completo desconocido.
-Esme...- comencé a decir, pero Alice me detuvo.
-Naimé, no hay de qué preocuparse. No veo que Javier vaya a hacer nada malo. Él actuaba así porque lo controlaban- dijo sonriendo.

Nadie ponía peros al asunto. Aunque Jasper se mostraba cauteloso, Edward se veía tranquilo. Seguramente leía que sus pensamientos eran limpios.

-Javier, aún cuando nos atacaste y luchaste contra nosostros, no podemos condenarte, no eras responsable de ti mismo en ese momento. Eres libre de ir a donde desees...- dije, viendo que nadie pensaba reclamar castigo para él.
El neófito miró a los Cullen y luego a mis amigos en silencio.
Luego dijo:
-Quiero quedarme aquí... Pero para luchar a su lado... Emma me explicó de qué va todo esto... Yo también quiero ayudar... Trabajar como ustedes, luchando en busca de luz... El mundo no puede caer en la oscuridad, debemos evitarlo. Y si puedo colaborar de algún modo, lo haré...

Miré al joven vampiro sorprendida por su actitud. Pero le entendía...
-Bien... Puedes unirte al grupo...- dije, sonriendo- Te he visto luchar, no precisas entrenamiento...
Mientras hablaba, sonó un timbre... Conocía bien esa alarma... La notebook de Aitor...

Mi novio corrió a buscarla y se sentó en el sofá con el aparato en su regazo.
-Aitor... Recién te levantas de la cama y ya estás metido con tu computadora...- le regañé.
-Cariño... Ya me conoces, sabes como soy... Así me quieres y así aceptaste ser mi esposa...- replicó sonriendo.
Todas las mujeres en la sala sonríeron ante las palabras de mi... De mi prometido. Pero yo me preocupaba por su salud.

-Princesa... Dimitri ha enviado un mensaje cifrado desde una página especial... El mensaje dice "he llamado a la luz, más la luz no responde y la oscuridad llegara pronto"- señaló Aitor, con gesto preocupado.
Recordé entonces que había dejado mi teléfono apagado desde el enfrentamiento a los Mc Callíster.
Prendi el móvil y una docena de llamadas pérdidas esperaban ser escuchadas...
Respiré hondo y marqué el número de Dimitri, quién atendió rápidamente.
-Naimé... Te he estado llamando... Deben irse de Forks... Pronto llegaremos...- dijo entre murmullos.
-¿Cuán pronto?- inquirí.
-En 4 horas estaremos allí. No tomen las rutas principales, esas están vigiladas...- y tras esas palabras, la comunicación se cortó.

Miré a mis compañeros y suspiré. Teníamos mucho por hacer y poco tiempo...
-En 4 horas estarán aquí los guardias Vulturi... Debemos irnos...- todos se pusieron de pie en cuanto oyeron mis palabras. Debíamos organizar todo y ver a donde dirigirnos está vez.

Viendo que no podíamos usar las rutas principales, por caminos secundarios nos trasladamos al aeropuerto. No viajariamos en avión privado... Jasper había tenido la idea de comprar todos los boletos en un avión de transporte de pasajeros común y corriente.

Teniendo clase turista y primera clase para nosotros solos, nos distribuimos como mejor quisimos...
Emma, Anieli y Javier conversaban animadamente. En otro rincón, Nana, Isabella y Dilann jugaban a las cartas. Ángel y Aitor cuchicheaban entre si nuestro proceder al pisar suelo.
Yo controlaba que todo estuviera en orden pues habíamos logrado que sólo vinieran en el avión los pilotos, los sobrecargo y azafatas habían quedado en el aeropuerto, previo pago de una suma generosa.
Me llamó la atención no ver a Danlin ni a Tommy... Sólo podían estar en el baño o el depósito... Y algo me decía que fuese donde fuese, estaban juntos...

Bien... En el baño no estaban, pues Isabella recién había entrado allí. Vi como Dilann y Nana se miraban y sonreían, el gemelo bajó la mirada y comenzó a decir algo en susurros, pero yo sólo tenía cabeza para pensar en Danlin y Tommy...
Conociendo al metamorfo como lo conocía, él bien podía entregarle el corazón en las manos... Y de igual forma Danlin podía estallar en furia y comenzar a pelear...
Lentamente me dirigí al sector del depósito.

Estaba llegando a la puerta del almacén cuando escuché la voz de Danlin:
-¿Por qué me vienes con todo esto? ¿Yo qué culpa tengo si estás imprimado?
Y para mi sorpresa, Tommy no intentó convencer a Danlin de que le escuchara o comprendiera. Él simplemente susurró "está bien" y abrió la puerta violentamente.
Pasó por mi lado pero no me vio, iba concentrado en controlarse, su cuerpo temblaba y lo último que podíamos querer en el avión era un lobo gigante.

Giré mi rostro y descubrí a Danlin, que me miraba sin saber qué decir. Podía observar que una mezcla de emociones bien distintas la envolvía ahora.
Suspiré, entré al almacén y cerré la puerta detrás de mi.

-Tú y yo vamos a tener una larga conversación... Y no te irás hasta no escuchar todo lo que tengo para decir...- señalé, mientras me cruzaba de brazos delante de la puerta.
Danlin me miró e hizo una mueca de malestar, pero se mantuvo en silencio.
Esto ya era suficiente... Reprimi un gruñido y comencé a hablar...

2 comentarios :

~D@nL!n~ dijo...

Que final mas way que has puesto! me dejaste con total intriga!

Pobre Aitor, creo que tendrias que ser mas tolerante con el... Danlin lo haria... ^.^
Pero... que hay de la bomba?!

Danlin, TKM!

MAP!

~D@nL!n~ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.