viernes, 2 de abril de 2010

Capitulo 13: Melodía / Fic para Danlin

Danlin POV

Nilnad me abrazó fuerte.
No me gustaba esta sensación...
Que me sintiera cómoda así, en su brazos, que me agradara estar con él a solas.
Tampoco entendía mi llanto. Yo no quería novio. No me interesaba tener novio. Yo ya tenía planeada mi vida: terminar la secundaria, estudiar en la universidad, lograr un buen trabajo y recién ahí me permitiría buscar pareja. Pero no ahora. No quería novio. No, no y no.
Y sin embargo, me destrozaba ver a Haydée y Nilnad juntos, saber que salían a pasear. Hasta él había venido a mi casa a buscarla a ella...

La mezcla de emociones había derivado en mi llanto. Y para peor, me sentí estúpidamente feliz al sentirle cerca, al escuchar su voz y sentir sus brazos envolviéndome.
Todo esto estaba mal, muy mal...

-Perdona- la voz de Nilnad llamó mi atención- Sé que me he comportado mal... Lo lamento.
Sólo le miré, sin decir nada. No quería dejar en evidencia mi dolor por haberse llevado a mi amiga dejándome sola.

-Haydée es alguien muy especial... Sabías?- preguntó, mirándome a los ojos. Asentí, aún sin pronunciar palabra alguna.
-Ella... ha tenido sueños muy extraños... Y en esos sueños escuchaba que alguien cantaba una melodía...- susurró. Mis ojos mostraron el asombro al pensar en la situación. Recordaba que mi amiga me había comentado que ya no pensaba en su exnovio por que había soñado cosas extrañas... Pero no habíamos vuelto a tocar el tema... Y ahora Nilnad me decía esto...

-Ella ha soñado con Haziel durante todas las vacaciones, sabe cosas de mi mundo que sólo podría saberlas de haber estado de veras allí. Es increíble...- Nilnad hablaba sonriendo.
-Ella soñó con Haziel... Por eso ya no llora por Matt- dije en murmullos- Pero... ¿Por qué tú y ella fueron a pasear juntos el primer día de clases?
Nilnad sonrió, notando mis celos.
-Ella me llamaba con sus pensamientos. Me mostraba sus sueños y pedía ayuda... Por eso fuimos a caminar y así pudo explicarme todo... Y prometí ayudarle...
-¿Por eso te la llevaste hace un rato? ¿Para que ella y Haziel se encuentren?- ahora sólo pensaba en mi amiga y rogaba para que todo saliera bien.

Nilnad se quedó en silencio varios minutos. Luego, suspiró y dijo:
-Haziel cantará hoy por última vez... Si no encuentra a su amor, se irá de viaje, como te comenté antes. Llevé a Haydée hasta la frontera del bosque, pero no puedo hacer más que eso. Si ella no escucha su canto, entonces, nunca se encontrarán... Haziel se irá y ella quedará muy dolorida...- la tristeza en Nilnad se palpaba fácilmente. Él quería lo mejor para su amigo.
-¿Cómo sabremos si funcionó? Porque yo tengo esperanzas en que ocurrirá...- inquirí entonces.
Nilnad sonrió y dijo:
-Nos enteraremos mañana. Si pudo escuchar su melodía, entonces ella deberá decidir en que mundo quedarse. Si no le escuchó, su tristeza será obvia...

Asentí y apoyé mi cabeza contra su pecho. Ya sus brazos me parecían familiares, cómodos...
-Mañana ten cuidado conmigo...- dije, en susurros- En cuanto vea a mi amiga sonriendo me enojaré contigo y con ella... Ahora no tengo fuerzas para enojarme, sólo espero que ella queda oír a Haziel, pero mañana los pagarán por hacerme sentir mal...
-¿Te sentiste mal o te dio celos?... Mira que yo te ofrecí mi amor y tú no aceptaste porque no quisiste- preguntó divertido, podía sentir que sonreía aún sin mirarle.
-No me dio celos y claro que no quiero ser tu novia... Simplemente que no me gustó estar al margen de toda la situación... Por eso me enojaré y mucho con ustedes... Mañana...- dije, con voz fría. Nilnad sonrió nuevamente, y susurró:
-Lástima... Hubiera preferido algo de celos...
Me abrazó fuerte, estrechándome contra él. No dije nada en respuesta. Sólo cerré mis ojos y sonreí.
Mientras, en algún lugar del bosque, Haydée debía de estar buscando a Haziel. Si es que no lo había encontrado ya...


Haydée POV

Todo había ocurrido muy deprisa... Pensé que las cosas con Danlin se arreglarían, que podría explicarle todo despacio y que ella me perdonaría por hacerle sentir mal. Porque era obvio que le molestaba mi cercanía a Nilnad.
Y justo cuando íbamos a hablar del tema Nilnad apareció en la ventana del cuarto de Danlin, hablando de Haziel y no dudé en seguirle a donde fuese que pensaba llevarme... Quería ver a Haziel en persona... Al menos una vez...

Nilnad me condujo hasta el bosque en silencio y una vez allí, me deseó suerte y susurró:
-Sólo puedo llegar hasta aquí. Ahora todo depende de ti, si puedes o no oír su canto y llegar hasta él...- y sonriendo, desapareció ante mis ojos.

Suspiré y me encaré hacia el bosque. Cerré los ojos y aguardé.
El canto de los grillos se escuchaba claramente. Pequeños animales nocturnos se movían furtivamente entre las hierbas.
Y entonces...
Una melodía comenzó a elevarse dulce y tranquila. Y el bosque íntegro se quedó en silencio, como oyendo esa canción...
Sólo las notas de esa mágica y encantadora melodía llegaban hasta mi oído.

Abrí los ojos. Un impulso, una necesidad abrumadora me envolvió. Debía encontrar la fuente de esa canción...
No recordaba porqué estaba en el bosque en ese momento, no tenía noción de la hora ni del clima de aquel lugar. Podía hacer frío y calor, no importaba... No sentía nada, más allá de la inquietud por perseguir la melodía.

Los árboles se sucedían uno tras otro mientras yo caminaba cautelosa entre ellos. Cada ciertos metros, me detenía para reubicarme y verificar si la dirección que seguía era la adecuada.

Poco a poco, el sonido se hizo más fuerte. Y apresuré el paso, ansiosa.
Una pared de sauces llorones cuyas ramas colgaban hasta el suelo se presentó ante mi.
Suspiré y moví varias ramas para hacerme espacio y cruzar esa zona.
Y ni bien puse pie del otro lado de la barrera de esos árboles, le descubrí a pocos metros de distancia...

Caminaba con los ojos cerrados, cantando una melodía que nunca antes había escuchado. Su rostro brillaba a la luz de la luna, mostrando rasgos delicados y perfectos.
Era el ser más hermoso que había visto en mi vida. Los ángeles debían de envidiarle, sin duda alguna, pues su belleza rayaba en lo imposible...

La melodía se tornó melancólica y nostálgica. Su rostro se cubrió de un manto de tristeza.
Y cada fibra de mi ser empujó para acercarme a él.

Comencé a caminar lentamente. El muchacho se había detenido en medio de un pequeño claro que había entre la formación de árboles.
Respiraba pausadamente, sin abrir los ojos.

Llegué a su lado evitando hacer ruido, para no asustarle, y lo contemplé en silencio. Ahora que lo tenía frente a frente, su belleza me abrumaba.
El contorno de su rostro, las curvas de sus labios, las suaves ondas de sus pómulos... Parecía que una deidad griega había tomado cuerpo en el muchacho que tenía a solos centímetros de mi.
Y no pude evitarle, elevé una de mis manos para tocarle y comprobar si era real o sólo en espejismo.
Pero me detuve en seco rápidamente...

El extraño joven había abierto los ojos y me miraba fijamente.
Los latidos de mi corazón se aceleraron, mi respiración comenzó a sonar entrecortada.
Sus ojos eran... Eran un maravilloso y encantador paisaje, que me invitaban a visitarlos casi de forma obligada.
No había duda. El hombre más hermoso que jamás haya visto estaba de pie, frente a mi... Y me miraba tan atentamente que parecía deleitarse con mi presencia.

De improviso, dio un paso, anulando toda distancia entre él y yo, y en su rostro se dibujó una sonrisa enorme.

-Tantos años de espera han valido la pena... Eres la criatura más hermosa que pueda existir en este mundo...- susurró, acariciando suavemente mi rostro.
Sonreí, maravillada por su actitud y sus palabras.

-Amor... Nunca creí capaz de sentir algo así, tan fuerte como lo que siento al verte aquí, junto a mi, en este momento. Te amo...- dijo, extendiendo aún más su sonrisa, y me apretó junto a él en un abrazo cálido y tierno.

Una emoción recorría todo mi cuerpo... No había palabras capaces de describir lo que vivía... Él me amaba... Sólo eso me importaba... Había oído su melodía y le había encontrado... Una alegría indescriptible colmó cada partícula de mi ser y sólo pude decir:
-Y yo te amo a ti...

Entonces, me soltó de su abrazo y tomó mi rostro con sus dos manos.
Me sonrió lleno de felicidad y con un simple movimiento, sus labios se encontraron con los míos y danzaron a la par, sincronizados y a tempus, coreografiando un beso dulce, encantador y perfecto...

4 comentarios :

~D@nL!n~ dijo...

Wow! simplemente fascinante!

Sabia que Haydee le escucharia! lo sabia! ^^

Ahora solo espero que Danlin se enfade mucho con ambos... juju

Danlin, TKM!

MAP!

j3ec dijo...

Hay, te quedo genial, ya me tienes aquí leyendo con los ojos iluminados *o* xD
Yo tmb quiero q danlin se enfade mucho muhoc xD
espero q estas bn
bss!
cuidate!^^

Andrea dijo...

Woow Me encanta!! Al fin Haydée y Haziel Juntos ^^ y Ahora ke pasara con Nilnad Kiero Capi Pronto jaja Cuidate Un Beso
Andrea

Gise dijo...

¡Hola! Mm, pues yo estoy igual, con una sonrisa entre los labios, el capitulo ha estado divino. Me ecanto!, y la historia es maravillosa, pero me pregunto hasta cuando negara los sentimientos que posee hacia Nilnad, Danlin... mm.
Y ese encuentro, fue más que hermoso :D.
Bueno, me despido, te sigo leyendo.
Te cuidas muchisimo, y adiós.