miércoles, 31 de marzo de 2010

Capitulo 27: Luchando en busca de Luz...

Sólo pensaba en correr. Tan rápido, tan fuerte como me fuera posible.
La vida de la persona que más amaba corría peligro... No me importaba nada más aparte de verle a salvo.

Sabía bien que en algún momento Alice vería lo que ocurriría y daría el aviso... O talvez Edward había escuchado mis pensamientos mientras le buscaba...
Incluso era factible que Tommy o Anieli sintieran el rastro por algún cambio en el bosque...

Ahora, Aitor estaba a punto de cometer una locura... Y yo sólo podía pensar en salvarlo... En correr a su encuentro y detener la tragedia antes de que ocurriese...

Llegué al fin al lugar de mi visión... Un lugar oscuro y lugubre que parecía reclamar a gritos la vida de alguien... Pero no sería mi Aitor, no... Yo le detendría.

-Aitor...- susurré, sabiendo que me escucharía.
La respiración entrecortada de mi novio se detuvo, expectante.
-Aitor, por favor... No me asustes...- mis palabras surgian cargadas de dolor y tristeza. No soportaba la idea de perderle.

-Perdona...- su voz sonó desgarrada.
Podía sentir claramente el olor a sangre en aquel sitio... Ahora era cuestión de pelear contra tiempo y ganarle...
¡que estúpida había sido! Ni había pensado en cargar equipo de emergencia... Sólo salí corriendo en busca de la razón de mi existencia...

Corrí a su lado temerosa de lo peor. Aitor había perforado la piel de su cuello con la daga de cazavampiros, provocandose una herida a lo largo de toda su garganta. Por eso le costaba respirar... Por eso hablaba con esfuerzo...

Antes de que pudiera hacer nada, Edward y Ángel aparecieron como por arte de magia y unos instantes después también llegaron Dilann y Tommy... ¿Qué haríamo ahora? Esto no iba nada bien...

-Podemos usar esto... Para cerrar la herida- propuso Ángel, sacando de entre sus ropas medicina que usaban los vampiros cazadores.
Asentí, regresando la mirada a Aitor. Él ya no respiraba y sus ojos se mantenían cerrados. Estaba débil, muy débil...

-Necesitamos sangre, urgente- susurró Edward.
Todos nos miramos entre si. No podíamos salir a cazar algún animal ahora... Uno de nosotros debía ofrecerse...
-Ni lo pienses...- me detuvo Edward de improviso- Tú no puedes dar tu sangre, recién te levantas luego varios dias inconsciente...
Miré a Aitor, tan malherido y luego a los chicos, no me importaba morir. En lo absoluto.

-Lo haré yo...- dijo Anieli, tranquilo- Soy el que más energías tienes pues luché menos que Dilann y Ángel y sé que la sangre de Tommy no será alimento para Aitor...
Acto seguido, Anieli se arrodilló y, entrecerrando los ojos, acercó su cuello a los labios de mi novio. Aitor abrió los ojos, sediento y clavó sus colmillos con fuerza... Los demás parecíamos estatuas, observando esa escena sin poder hacer nada, rogando para que todo se solucionara pronto y bien.
Durante varios minutos, sólo se escuchaba el sonido que hacia Aitor al tragar la sangre... Hasta que Anieli abrió los ojos aturdido y manoteó al aire, intentando zafarse de su amigo. Aitor reaccionó al instante y soltó su presa, recostandose contra la pared nuevamente.
Aún con toda la sangre que había bebido, él se veía muy débil, pero su herida había cerrado y ya no sangraba... Ahora, podíamos cargarlo...

Edward y Tommy procuraron transportar a Anieli, pero el vampiro se safó agarre de ambos en pleno bosque y comenzó a correr veloz, tras un ciervo... Tommy adquirió la forma de lobo y fue a cuidar a nuestro amigo... Pero yo sabía bien que Anieli no precisaba guardaespaldas... Él podía cuidarse sólo...

Ángel y Dilann cargaban a Aitor, yo corría delante de ellos, despejando la zona... Edward se puso a mi lado, ya Carlisle estaba al tanto de la situación y nos esperaba con todo listo...

Llegamos a la casa y una explosión nos sorprendió...
Entramos a Aitor y en cuanto Carlisle cerró la puerta del quirófano, salí a ver qué pasaba afuera... Una pelea se desencadenaba...

Nana estaba furiosa... Peleaba contra... Javier. El vampiro neófito.
Miré a Danlin e Isabella sin entender nada. Emma también estaba allí, sin detenerlos...

-¿Qué diablos pasa aquí?- pregunté, enojada- Aitor está grave... ¿y ustedes viendo que Nana está peleando y no hacen nada?
-Ella quiere cobrarse lo que sufrimos Dilann y yo...- dijo Danlin, encogiendose de hombros- Ya es grande... Que haga lo que quiera... Si Javier la ataca, allá ella...
-Danlin!- regañé- Ella es parte de nuestro grupo...
-Si... Pero aún no perdono que sienta algo por mi hermano...
-Danlin, basta...
-Vale...-suspiró- No veo nada de malo si Nana ataca a Javier, el casi mata a mi gemelo y tú caíste grave luego de luchar por salvarlo... Y Aitor está mal por todo eso... De alguna manera, Javier es culpable de todo... Yo lo veo así... Tú estabas bien hasta luchaste contra él... Si Nana lo lástima, no me dolerá, cuando él pague, será absuelto de lo que hizo... Y Nana sabe cuidarse sola... Luego de que le quitaron el collar, Javier sólo tiene su fuerza bruta... Ya no controla con tanta fuerza mental como antes... Y parece querer medir su fuerza con alguien sin usar su don...
Suspiré y miré la pelea... A pesar de todo, por muy sádico que sonara, ambos parecían disfrutarlo...

-Esto está mal... Si Javier hizo algo será enjuiciado y listo... Pero no quiero peleas... No...- dije, firme en mi idea.
Danlin bufó, molesta y corrió junto a Nana para detenerle.
Javier me miró asustado y avergonzado.
-Debemos interrogarte... Luego veremos qué hacer contigo... Pero por ahora nadie te atacará- le dije, con voz fría. Y nos encaminamos todos hacia la casa.

Me sentía mal. No físicamente, pero si a nivel emocional. Sólo podía pensar en Aitor...

Carlisle salió del quirófano luego de 4 horas de intensa labor.
Anieli ya había regresado y hablaba con su hermana en susurros, Danlin y Dilann también hablaban, pero por algunos gestos suyos me daba cuenta que era más bien una pequeña pelea de hermanos para marcar límites.
Isabella lloraba aún por la pérdida de su padre... Nana le hacia compañía y de vez en cuando, miraba de reojo a Dilann.
Ángel y Tommy estaban sentados en un amplio sofá conmigo, uno a mi derecha, el otro a la izquierda... Ángel sostenía mi mano, en silencio. Tommy me hablaba en murmullos, prometiendome que todo saldría bien... Y al igual que Nana con Dilann, el miraba furtivamente a Danlin y suspiraba. Emmett estaba con Javier, maravillado por la fuerza del neófito... Las mujeres Cullen vagaban por la casa, tratando de ayudar en lo que fuera necesario.

Cuando Carlisle salió, todos permanecimos en silencio, expectantes. Él nos miró exhausto y dijo:
-Está fuera de peligro... Quiere hablar contigo, Naimé...
Me puse de pie, con las pocas fuerzas que me quedaban y caminé hasta la habitación donde descansaba mi novio.

En cuanto me vio, sonrió e hizo señas, para que me acomodara a su lado. Con esfuerzo, tomó mi mano y comenzó a hablar:
-He estado pensando mucho...- su voz sonaba muy débil, pero con convicción en lo que decía- Cariño, sabes cuanto te amo... Y, realmente creí que te perdería... Por eso, he decidido decirte esto ahora...
Aitor me miró como sólo él sabía hacerlo, haciéndome sentir que podía ver mi alma, robandome así una sonrisa.
-Me encanta verte sonreír- dijo, sonriendo también- Todo de ti me encanta... Te amo desde que era humano... Y sólo quiero una cosa... Estar a tú lado toda mi vida- susurró, besandome suavemente en los labios.
No tenía palabras para describir mi alegría al verle sano y salvo...

Y entonces, Aitor abrió un cajón de la mesita de luz que había junto a su cama y sacó algo...
-Naimé... Para mi sería un honor... Que aceptes ser mi esposa... ¿Te casarías conmigo?- su voz sonaba llena de amor y ternura. En su mano brillaba un hermoso anillo con piedras azules, listo para lucirse en mi dedo anular.
Sonreí, sorprendida y emocionada...
De pronto la vida daba otro giro y se me pintaba de un hermoso color rosa.
-Si- susurré llorando sin lágrimas, mientras Aitor me colocaba el anillo- Quiero estar a tu lado hasta el fin de mi existencia. Te amo con todo mi ser...
Aitor me estrechó contra él, aún estando tan débil, y me besó con dulzura.

Mientras, en la sala Alice gritaba que habría una boda pronto y que todos tenían que ponerse a trabajar para la gran fiesta... La casa se revolucionó en tan sólo un momento...

2 comentarios :

Erzengel dijo...

Vale, debia colgarla el Viernes... pero la escribi con ganas y por la cuelgo hoy... entonces, la historia de Damir y la de Erzenmgel llegaran el viernes, en lugar de este fic... besos!!!!

~D@nL!n~ dijo...

Ay que emocion!!!

Habra una boda!!!! quiero saber ya!!!!

Y tambien me intriga la parte de Dilann-Danlin-Tommy-Nana, espero con ansias!!!

Danlin, TKM!

MAP!