lunes, 22 de marzo de 2010

Capitulo 17: Batir de Alas...

Damir regresó a su casa.
Milena lo esperaba sentada en el sofá de la sala. Curiosa, observó sonriente al Ángel al notar que sus alas ahora estaban sanas completamente... Sí, Milena podía sentirlo. Damir había regresado a la Luz.

-Hola- dijo sonriente el Ángel, mirando a la joven.
-Hola- la sonrisa de Milena crecía más y más- ¿Algo nuevo?...

Damir suspiró.
-Sasha habló conmigo.
-¿Si? ¡Qué bueno! ¿Cuándo fue? ¿Qué te dijo?
-Anoche, mientras dormías...
-¿Ella vino aquí o tú te fuiste?
Damir negó con la cabeza.
-Ella habló a través de ti...
Milena abrió grandes los ojos, sorprendida.

-Tú y Sasha dormían y su inconciente te usó como puente. Pero tu voz, tu actitud... De veras eras ella. Y lo que escuché, da mucho para pensar...- explicó el Ángel mirando al vacío.
Milena parpadeó varias veces y respirando lentamente, dijo:
-Cuéntame todo, por favor.
Damir sonrió y, durante largo rato, se dedicó a comentar lo que había sucedido la noche anterior. También habló de sus teorías al respecto y de lo que Sofía le había dicho a Erzengel. Milena escuchaba atenta, procurando entender todo.

-Así que... Las cosas están de este modo: Noah es el puente que Lucifer precisa. Sasha oculta muchas cosas... Erzengel y yo alcanzamos la Luz al fin... Y la guerra entre Ángeles y Demonios está empujando al mundo al borde del abismo... Una nueva batalla de desencadenará... Si ellos ganan, sólo podremos salvar a la humanidad eliminando a todas las personas del mundo y luchando contra los Demonios mientras las almas humanas se preparen para regresar a la vida en este planeta. Si nosotros ganamos, el mundo conocerá la paz al menos por algunos años, hasta que nuevos Demonios aparezcan... Siempre será así, combatir con el enemigo en el inmenso campo de batalla que es el Plano Terrenal...- dijo Damir, suspirando.

Milena sonrió levemente.
-Si... Siempre será así... Ustedes tienen la fuerza para lograrlo, por eso tienen tal responsabilidad...
Damir sonrió y asintió. Milena estaba en lo cierto.

-¿Qué haremos ahora? ¿Qué tienes planeado hacer hoy?- preguntó la joven, observando detenidamente al Ángel.
-Quisiera descansar un poco... Ha sido un día muy largo...- respondió Damir.
-Bien, tú descansa, yo limpiaré la casa. Y a la noche, veremos si es posible generar una conexión con Sasha...
Damir asintió con una media sonrisa y se retiró a su cuarto, mientras la muchacha comenzaba a ordenar la sala.

Las horas transcurrieron veloces y al anochecer, Milena despertó a Damir con la cena preparada.
-Creo que sé como crear el puente. Antes de dormir, debo concentrarme en lo voy a hacer. Pero mientras duerma no podré controlarlo, si Sasha despierta, todo se perderá...- dijo la joven, mientras comían.
Damir asintió en silencio. Aún no sabía cómo lograr información importante a partir de esos sueños... Sasha no responderia a sus preguntas, sólo hablaría como la noche anterior.

Cuando ya estaba todo preparado, Milena se recostó en su cama, cerró los ojos y comenzó a crear una escena en sus pensamientos. Damir, sentado a su lado, observaba pacientemente.
La joven intentaba buscar a Sasha utilizando sus capacidades. Sabía que si la encontraba despierta sólo podría darle a Damir información sobre su paradero, pero si estaba dormida, podría formar el puente.

Una imagen se dibujó en la mente de Milena. Desde lejos, una antigua casona se veía claramente. La imagen tomaba más y más nitidez al recorrer la casa y llegar a una habitación, donde una hermosa mujer de cabellos rojizos se disponía a dormir.

Era la oportunidad justa para Milena. Sasha no podía ver o sentirla.
En el momento en que el Ángel Negro cerró los ojos, Milena pudo generar el puente... Ella misma también se durmió, mientras Damir atendía a sus reacciones sin poder hacer nada.

El Ángel de Luz observaba cómo la humana que tenía a su lado entraba en sueño profundo y se preguntaba cómo serían los sueños... Cuando él dormía, recuperaba energías, pero sus pensamientos quedaban en blanco. Y ahí estaba, el Ángel mirando maravillado a la humana, dos criaturas creadas por el mismo Dios. Tan parecidas y tan distintas a la vez...

-Damir...- el Ángel dejó de respirar para escuchar atento a Sasha.
-Damir... Por favor, perdóname. Hay tanto que debo decirte. Y no puedo... Sé que no querrás escucharme. Pero... Si ocurre lo que creo que ocurrirá, ya no habrá un mañana. Para nadie. Lucifer quiere utilizar a Noah para abrir una puerta y darle paso a los Demonios del Plano Oscuro, quiere agregar el Plano Terrestre a sus propiedades... Y principalmente, quiere destruir a todos los Ángeles de Luz... Sin Ángeles que luchen por el bien, el mundo caerá en perdición...- Sasha hablaba a través de Milena.
Damir respiró profundo.
-Por eso tengo a Noah... Ven a salvarlo... Antes de que sea tarde para todos...- la voz de Sasha se desvaneció. Milena dormía tranquila. Damir enterraba el rostro entre sus manos tratando de pensar claro.

Mientras, en la vieja casona, Sasha abría los ojos y sonreía esperanzada, rogando que Damir hubiera escuchado su mensaje... Esperando que él fuera en su encuentro.

3 comentarios :

~D@nL!n~ dijo...

Wow! quiero saber ya como sera el encuentro!

hace tanto que no se han visto Sasha y Damir! quiero que se encuentren y se declaren de una vez! esto me esta matando jaja!

Danlin, TKM!

MAP!

mixxii lutz dijo...

WOW!!! PTM!!! esto cada vez mas bueno y cada vez se me dificulta mas leerlo!! nooooo!!! queso super perfectoooo!!Esta historia me engancha por completo y es que es asombrosa, pues no necesita de besos ni de escenas lemoneras para demostrar el amor inmenso que se tienen Damir y Sacha, o en todo caso Noah y Milena, amo la historiaaa♥

Te kieroo!

Rochie Cullen dijo...

genial.... sigo leyendo... está muy bueno