viernes, 26 de febrero de 2010

Capitulo 4: Luchando en busca de Luz...

Las palabras que soltó Danlin nos sorprendieron. Esta joven era realmente extraña, no podía negarlo...


-¿De dónde sacas esas ideas?-preguntó Aitor riendo, como si así pudiese restarle importancia al tema.
-Bueno, por cuestiones evidentes: son extremadamente pálidos, su piel es fria al tacto, ahora yo estoy cenando y ustedes no están comiendo nada, tampoco Naimé parece cansada o extenuada luego de todo el viaje...-explicó Danlin, sonriendo.
-Te equivocas, nosotros sí comemos... a Naimé le encanta el chocolate, por ejemplo- le corrigió Aitor encogiendose de hombros.
-Pero eso no quita el resto... son vampiros, ¿cierto?-inquirio curiosa Danlin.
Aitor me miró fijo unos instantes y luego ambos dijimos a la vez:
-Si...


Lo que ocurrió a continuación fue sorprendente, Danlin se puso de pie y me abrazó con todas sus fuerzas.
-Yo sabia... Alice me aviso de tí...-comentó mientras me sonreía.
-¿Alice?
-Si... verán, sé mi padre fue vampiro y, bueno... por un tiempo vivimos con Carlisle Cullen y su familia; cuando mis padres murieron, los Cullen me hicieron saber que estaba en peligro pero que debía tratar de llevar una ida normal. Me dijeron que cuando llegase el momento, ellos encontrarían la forma de cuidar de mí... Hace una semana, Alice me llamó y me dijo que una vampira llamada Naimé vendría a buscarme y que cuidaría de mí junto a un muchacho llamado Aitor y que ustedes se volverían mi familia... ¿Porqué me miran asi? ¿Conocen a Alice?...-Danlin nos miró asustada, como si aquello que estaba diciendo era algo malo o prohibido.


Pero muy por el contrario, Aitor me miró contento, todo era mas facil de lo que pensábamos, de veras nos habiamos ahorrado varias explicaciones engorrosas...
-Carlisle es como mi hermano - le expliqué a Danlin, y al observar que sonreía de nuevo me alegré de que ella no espantara ante nuestra naturaleza - La historia es muy larga, lo que importa es que Aitor y yo conocemos a la familia Cullen bien de cerca, hemos vivido con ellos incluso. Ahora, ¿qué es lo que quieres preguntarnos?...
Danlin tragó saliva y se sentó nuevamente en su silla.
Miró nuestros rostros detenidamente durante varios minutos y luego en susurros dijo:
-¿Quién mató a mis padres?
-Un cazavampiros-informó Aitor con un tono de voz casi lúgubre.
-Eso ya lo sé, pero ¿Quién fue? ¿Cuál es su nombre? ¿Por qué lo hizo?
-La Asociación de Cazavapiros dió la orden de ejecutar a tu padre, pero no sabemos quién fue...
-¿Por qué le mataron? Mi padre no hizo nada malo...
-Hay una leyenda que circula entre vampiros y cazavampiros-repuso Aitor y me miró, dándome pie a que yo continuara la explicación.
Miré a Danlin seriamente, y en susurros dije:
-"Tres estrellas del cielo caerán, Y la noche en dia convertirán. Cambiará el rumbo de las cosas, cuando eleven su reinado las sombras...", asi comienza el canto que habla de la leyenda y creemos que las tres estrellas serían tres humanos con capacidades increíbles, humanos que si se convierten en vampiros pueden hacer que todo caiga en la oscuridad. Son humanos que nacieron todos el mismo día a la misma hora, en distintos lugares del mundo o talvez en la misma ciudad, eso no lo sabemos, también desconocemos cuáles serán sus dones o capacidades. Lo que sí sabemos es que los tres grupos principales de vampiros del mundo y la Asociación de Cazavampiros está en tu busqueda y creemos que eres una de las estrellas...
Danlin me miró sorprendida, y tan solo preguntó:
-¿Soy una estrella?¿Puedo hacerle mal al resto del mundo?
-Tranquila, nosotros cuidaremos de ti. El inconveniente surgiría si te transforman y te convencen de trabajar para cualquiera de los grupos, pero no te veo cometiendo mal alguno. Aún no sé cuáles serían tus poderes si te tranformaras, pero sea lo que sea, se intenficarían si estás junto a las otras "estrellas", cuyas identidades desconocemos. No te preocupes, de veras, cuidaremos de tí...-repuse.
Danlin negó con la cabeza.
-Mis murieron por mi culpa...-susurró y comenzó a sollozar.
Una profunda tristeza me cubrió, no me gustaba ver su sufrimiento, me causaba dolor.
-Tus padres no murieron por tu culpa, lo hicieron para defenderte, para cuidar de tí. La culpa la tienen los jefes vampiros que piensan usarte como un arma, si ellos no te buscasen, nadie habría atacado a tu familia...-traté de consolarla. -Algún día ellos pagarán por lo que hicieron...
Esta vez fui yo quien abrazó a Danlin para tratar de demostrarle que no debía peocuparse ni debía sentirse mal por nada ni nadie. Todo se solucionaría en algún momento...
Mientras, nuestro deber era cuidar de ella y buscar a las otras "estrellas" y ver cómo detener la guerra que se avecinaba.
La conversación duró varias horas, en las cuales Danlin pudo enterarse sobre nuestro trabajo, descubrir cómo la habíamos encontrado y conocernos un poco más.
En plena charla, sonó una larma en la sala y una luz azul se encendió de pronto.
-Están buscando a otro humano...-informó Aitor y salió rápidamente hacia su escritorio.
Danlin y yo permanecimos en la sala principal, expectantes, a la espera de nuevas noticias.
Unos minutos más tarde Aitor regresó sonriendo.
Danlin sostenía mi mano, y miraba a mi amigo con ojos expectantes.
-¿Y bien?- pregunté, al ver que Aitor solo sonreía pero no hablaba.
-Están buscando a la segunda "estrella", los Hanabusi piensan que Danlin está perdida, que la tienen los Mc Callister o los Vulturis y a su vez los Mc Callister y los Vulturis piensan que todo es una estratagema de los Hanabusi que la tienen raptada y escondida. Nadie sabe o piensa siquiera que nosotros tenemos a Danlin bajo resguardo. Por eso mismo se están dedicando a localizar a la segunda "estrella", un muchacho que se llama Dilann, Dilann Kaname-sama. Es hijo del empresario más rico de toda Asia -respondió Aitor.
-¿Y cómo llegaremos hasta él?-pregunté entonces.
-Como te imaginarás, su padre tiene toda una guardia cuidando de él, pues Dilann es heredero único de todas las empresas Kaname-sama. Pero tengo entendido que el muchacho está en New York, en representación de su padre.
-¿Algún negocio importante?-aventuré.
-No tan así... hay un concurso mundial de danza, salsa y merengue, para ser más exactos y la familia de Dilann es la patrocinadora del concurso. Por eso mismo, Dilann estará presente durante el concurso y parte del premio consiste en una cena junto a él, donde la pareja ganadora firmará un contrato multimillonario para conformar parte de la compañía de baile privada que posee la familia Kaname-sama en China.
-¿Qué tan facil será entrar en el edificio donde se celebrará el concurso?
-Ahi está el problema, al edificio solo pueden entrar los concursante y sus coachs, y según lo que averigué, los Mc Calister piensan atacar a Dilann la noche de premiación, cuando se retire al aeropuerto para regresar a su casa con su familia.-informó Aitor.
Miré a mi amigo y dudé, pues no entendía cómo lograríamos llegar hasta el muchacho sin llamar la atención.
-¿Y nosotros cómo llegaremos hasta él para salvarle?-pregunté.
-Calma, calma, tengo todo planeado... Ya nos incribimos en el consurso.
-¿Incribiste? ¿A quién?-pregunté atónita.
-A nosotros, claro. Tú y yo seremos la pareja que consurse y Danlin figura con un nombre falso como nuestra coach. Tú sabes bailar muy bien, ya hemos bailado juntos, no me pongas esa cara... Ganaremos, llegaremos hasta Dilann y lo salvaremos, como hicimos con Danlin...-dijo Aitor, a la defensiva.
Danlin aplaudió de la alegría, pero mi rostro no mostraba mucha felicidad ante la idea de meternos en un salón lleno de personas mirandonos bailar. No me gustaba llamar la atención, ¡y no teníamos ninguna coreografía armada!
-¿Cuándo es ese dichoso consurso?-pregunté, al aceptar que no podíamos hacer otra cosa más que bailar en el certamen.
Aitor rompió en risas y tan solo dijo: -Comienza mañana a la noche, tenemos exactamente 36 horas para crear una coreografía y viajar hasta New York. Luego regresaremos aquí, y buscaremos a Carlisle y su familia, tal vez ellos puedan ayudarnos. Por ahora, debemos pensar en la vestimenta que usaremos, los documentos que debemos presentar y la música que utilizaremos... Claro está, Danlin vendrá con nosotros, estará bien protegida con tantos guardias presentes. Vamos, a prepararnos que el tiempo apremia... Ponte linda para el jurado...-apresuró riendo y guiñándome un ojo.
Yo tan solo asentí y suspiré. A mi lado, Danlin estallaba de alegría.
En pocas horas todo había cambiado, ahora tenia a alguien a quien cuidar y debíamos ir a por otro humano que también nos necesitaba.
Lo pero era que debería bailar con Aitor, y eso me llenaba de incertidumbre y una extraña expectativa me inundaba...
¿Qué me estaba pasando? ¿Qué me impulsaba a querer estar tan cerca de Aitor?
Sacudí mi cabeza, como si con ese gesto pudiese desterrar las ideas que agolpaban mis pensamientos y miré a Danlin.
-¿Quieres ayudarme? debemos determinar música, vestimenta y coreografía que bailaremos. Aitor luego entrenará conmigo...-dije ya rendida...
Danlin sonrió y me arrastró a su cuarto, allí había una computadora super moderna y una pantalla gigante de televisión. Rápidamente comenzamos a elegir canciones y posibles vestuarios.
Las horas trascurrieron veloces...

1 comentario :

Geiserjbs dijo...

hay 4 errores dos palabras que no estan escritas y a 2 le faltan letra, pero va bueno la historiA