domingo, 28 de febrero de 2010

Capitulo 23: Luchando en busca de Luz...

Aitor POV

Las últimas horas habían sido de lo peor...

Danlin desaparecida, Naimé trabajando al límite de sus fuerzas junto a Ángel.

Nunca pensé que me podía desequilibrar tanto ver a Naimé enferma... Las horas que pasé fuera de su cuarto, mientras estaba inconciente habían sido las más amargas... ¿Y si nunca despertaba? No, ni siquiera pensaría eso...

Y cuando al fin despertó, ya quería intentar buscar a Danlin sin pensar en su propia salud...

Ahora trataba de no impacientarme mientras Ángel y Naimé procuraban encontrar a Danlin por los recuerdos de Dilann.

Iba bien en mi intento hasta que Dilann comenzó a gritar mi nombre.

Corrí hacia donde ellos estaban y me encontré con un Dilann muy preocupado y fuera de sí.

-Calmate. Dime qué pasó...- pedí, sosteniendo al muchacho por los hombros.
-Ella... Naimé no... Naimé no recuerda a Danlin...- dijo, desesperado.

Parpadeé... Esto no era bueno, nada bueno...

Entramos a la sala donde Ángel sostenía a Naimé y la miraba con rostro preocupado.

Me acerqué lentamente hasta donde ellos estaban y les miré detenidamente.

Ángel me miró también, juntando sus cejas en una mueca que denotaba la grandeza del problema que teníamos enfrente...



Ángel POV

Cuando Naimé preguntó por Danlin la miré sorprendido...

Pensé que tomando su mano podría rebuscar en sus recuerdos pero había un problema... No había recuerdos...

En los pensamientos de Naimé no había memorias que tuvieran que ver con Danlin.

Era de lo más extraño... Dilann recordaba a su hermana, incluso yo recordaba a Danlin aunque nunca la había visto en persona, aún así, yo recordaba a Danlin por las imágenes en los recuerdos de su gemelo...

En Naimé no había rastro alguno de esa chica... Ya no... Cada momento que habían compartido, cada aventura, entrenamiento y charla compartidos... Nada había en Naimé sobre Danlin...

Cerré los ojos y traté de pensar... Fuera, Dilann gritaba llamando a Aitor.

Y Aitor llegó rápidamente...
Cuando le miré a los ojos, no necesité palabras para demostrarle mi preocupación... Esto era serio.

Naimé nos miraba sin entender nada.
Era obvio que ella no estaba enferma, y tampoco sufría de amnesia. Nos reconocía a todos... Sólo que no recordaba a Danlin.

-¿De qué va todo esto?- preguntó Dilann, a mis espaldas-Yo sí recuerdo a mi hermana...

Suspiré... Vaya paradoja...

Sí... Eso era... Una paradoja temporal... Danlin debía de estar haciendo algo allí donde fuera que estuviese, que hacía que Naimé no la recordara...

-Es una paradoja... Danlin ha cambiado algo o piensa cambiar algo y eso a la larga se traduce en Naimé, que no la recuerda...- dije, pensativo.

-Pero no está bien... ¿Qué le pasa a Naimé? ¿No puedes devolverle los recuerdos de Danlin?...- inquirió Aitor mirando a su novia.

Nunca había visto tan mal a mi primo... Él siempre se mostraba despreocupado ante los problemas y era de pensamiento muy frío...
Pero lo que sentía por Naimé había cambiado algo en él... Sonreí en mi fuero interno ante esa idea.

Tomé aire y respondi:
-No puedo devolverle los recuerdos, simplemente porque debido a la paradoja, Naimé nunca conoció a Danlin...

-Vale... Dejen de hablar como si yo no estuviera aquí...- Naimé sonaba molesta.

Todos la miramos sorprendidos.

-Expliquenme qué sucede, Danlin es alguien importante, sino no la buscaríamos... Entonces, cuentenme qué ha ocurrido... Puedo buscar a alguien que no conozco si me dan datos...- dijo, muy decidida.

Miré a Dilann y luego a Aitor... La idea no era mala. Pero podía caer nuevamente inconciente...

-Dejen de mirarse así. Expliquenme todo y hagamoslo... Busquemos a esa chica...- apuró impaciente la vampira, mirando a Aitor.

Mi primo gruñó y dijo:
-Si algo te sucede, serás la única responsable. Te culparé a ti y sólo a ti por lo que ocurra.

Sonaban frías las palabras de Aitor, pero yo sabía que lo hacía por amor... Él había estado enamorado mucho tiempo de Naimé y ahora que disfrutaba de su amor, él temía perderla...

Y Naimé... Era muy cabeza dura. Era una gran amiga, mi mejor amiga, pero cuando se le metía algo en la cabeza, nada la detenía...

-Nada malo me pasará. Lo prometo- repuso Naimé, sonriendo levemente y me miró a mí, esperando mi apoyo.

-Te ayudaré, pero si veo que algo va mal, si se complican las cosas, detendré todo...- dije, con los ojos cerrados.

Naimé sonrió. También Dilann, aunque se notaba preocupado.

Aitor suspiró y se acomodó en el sofá, a mi lado.

Comenzamos a explicar lo ocurrido con Danlin... Esta sería una larga noche...

3 comentarios :

Erzengel dijo...

Bueno... con este Cap termina la maraton...

Comenten...

Besotes!!!!

~D@nL!n~ dijo...

Por fin! espero con ansias la 24!!! y a ver como es Erzengel! ^^

de Danlin, TKM!

MAP!

Suenio 8! ^^

Bonnie dijo...

Ya tengo ganas de saber como sera Erzengel. muchos besos