sábado, 27 de febrero de 2010

Capitulo 13: Luchando en busca de Luz...

Entramos al castillo caminando con gracia y soltura. Nana, Danlin y yo realmente pareciamos ejecutivas vistiendo los trajes oscuros que habiamos elegido cuidadosamente.
Adelante nuestro, Quil y Jake encabezaban la marcha y detrás, con rostro serio y seguro, Embry y Dilann cerraban la guardia.
Cuando nos vio Gianna, la secretaria, se quedó muda. No era por nosotras, claro, sino por los chicos, los miró uno por uno y trató de mantener la compostura.
Yo sonreí, como si alguno de los chicos fuese a mirarla...
-Venimos a una entrevista con el señor Aro Vulturi...-dijo Jake, mirandola fijamente.
Gianna casi comienza a hiperventilar, asintió dudando y revisó la agenda.
-Somos de la empresa "Können", mis jefas llamaron ayer para concertar el encuentro...- informó, antes de que la secretaria preguntase nuestros nombres.
-Oh! Si, si, los están esperando...-dijo Gianna, y marcó un codigo en el intercomunicador.
Unos instantes más tarde, apareció Dimitri.
El vampiro no fue capaz de reconocer nuestra fachada y eso me alegró. Si él no se daba cuenta de lo que éramos, los demás tampoco...
Se prensentó diciendo su nombre, hizo una reverencia y nos mostró el camino hacia la habitación donde nos esperaba el jefe Vulturi.
Mientras le seguíamos, me concentré en ubicar a Aitor y Tommy.
Los encontré rápidamente, estaban en una habitación muy iluminada, seguramente se hallaban en la mismisima torre principal, de alguna forma, debiamos llegar hasta allí y rescatarles.
Dejé de buscar a mis compañeros cuando entramos a una amplia sala de aspecto antiguo.
Dimitri hizo una reverencia y se retiró.
Aro estaba sentado en el centro mismo, a su lado, Cayo y Marcus nos observaban...
-Hola, jóvenes damas...- dijo Aro, haciendo también él una reverencia - ¿Asique tengo el honor de conocer a las dueñas de "Kónnen", la biblioteca privada más grande y exclusiva del mundo?
Yo sonreí, ante sus palabras de halago más de un humano o incluso un vampiro caería ilusionado... pero nosotras sabíamos bien quién era Aro, y no nos dejaríamos llevar por ninguna plática.
-Si, así es... Mi nombre es Alexis, ellas son mis compañeras y socias, Camile y Romane...- dije, señalando respectivamente a Danlin y a Nana.
-¿A que debo el honor de su visita?...- preguntó entonces Aro, intrigado por el portafolios que llevaba en mis brazos.
-Tenemos un ejemplar único de la biblioteca de Alejandría y pensamos venderlo. Estamos interesadas por unas acciones de una importante empresa en Wall Street y queremos comprarlas sí o sí... Por eso estamos dispuestas a ofrecerles el libro, si les interesa, claro... tenemos entendido que usted es un gran aficionado a la historia mundial...- respondí sonriendo.
Aro asintió y se acercó a mi.
Sabia bien que él intentaría tomar mi mano y leer mis pensamientos, pero había sido precavida, las chicas y yo llevábamos puestos unos guantes de cuero oscuro. Nada podía hacer Aro contra esa simple barrera, su poder era enorme, pero tenia sus fallas, y yo me valía de eso ahora...
-Tome...-dije, tendiéndole la maleta donde llevaba envuelto el preciado libro.
Aro extendió la mano, rozó mis dedos enguantados y sonrió forzadamente, tal vez al darse cuenta de que no podía tener acceso a mi mente...
El jefe Vulturi abrió el envoltorio y extrajo el libro.
Lo observó con atención y comenzó a sonreír, maravillado.
-Magnifico...-dijo, recorriendo con sus dedos la portada.- Este ejemplar realmente es exquisito... Claro que lo compraré... Siganme, aqui no es lugar para hablar de sumas de dinero...- dijo y chasqueó los dedos.
Dimitri apareció una vez más y junto a Felix, comenzaron a caminar mostrando un camino por oscuros pasillos.
-Yo iré en unso momentos...-dijo Aro, que se habia rezagado junto a sus hermanos.
Asentí y junto a mi grupo, comenzamos a caminar.
Algo me hacia pensar que nos tendían una trampa. Debian de pensar que eramos realmente humanas y talvez querían alimentarse con nosotras...
Sonrei ante esa idea... cuando se entararan de la realidad...
En un dobles del pasillo, perdimos de vista a Dimitri y Felix... habiamos estudiado tantos planos como podiamos y ahora buscabamos un lugar donde cambiarnos de ropas... para los hombres era sencillo, pero nosotras no podíamos luchar en minifaldas...
-Chicos, desen vuelta... No miren...- les pedi, mientras que en una entrada oscura que encontramos, las chicas y yo nos desvestiamos agilmente.
En otra maleta, Nana traía ropas adecuadas... los tipicos trajes de espias del FBI...
Nos vestimos rapido y comenzamos caminar, guiados por mi don...
Era cuestion de un minuto para que nos encontrasen los Vulturis, debiamos actuar valozmente...
Corrimos por varios pasillos, hasta que lllegamos a una gran puerta blanca...
Abri la puerta con sigilo y me encontré con Aitor y Tommy. Estaban sentados, conversando el uno con el otro.
No mostraban signo alguno de heridas o pelea.
Pero no pude sonreir... junto a ellos, dos vampiros más nos observaban.
-¡Naimé!- dijo Aitor, sonriendo.
Traté de devolverle la sonrisa, pero no podía... ¿quienes eran los otros vampiros que alli estaban? ¿Por que los tenian junto a Tommy y Aitor?
-Uno de ellos es el saltador...-susurró Danlin, pensativa.
Yo asentí y y dije en voz alta, mirando a los extraños:
-¿Quienes son ustedes? ¿Porqué los tienen aqui?
-Dicen que quieren que me una al grupo... que mi poder sirve y mucho...- respondió una joven, la niña no áparentaba más de 15 años...
-¿Cuál es tu don?-pregunté entonces.
-Yo puedo discernir la mentira y la verdad cuadno alguien me habla...
Sonrei, si era verdad lo que decia, podia valerme de su don sincrinizandome con ella y verificar si el otro vampiro era el espia de los Vulturi...
-Bien...-dije, y sin que la joven lo notase, me sincronice a ella.
-Tu... ¿Porque estás aqui?- pregunté al otro vampiro, un muchacho de cabellos albinos.
-Dicen que les serviré de mucho... esperan que acepte unirme a ellos...
Mientras hablaba, efectivamente comprobé que la desconocida vampira tenia el don dediscernir la verdad... y el vampiro que me hablaba estaba mintiendo...
Suspiré y miré a Aitor y Tommy.
-Chicos, para salir de aqui deberemos luchar y duro... la joven dice la verdady éste que tienen a su lado es un Vulturi... ellos esperaban nuestra llegada...-dije, pero no pude continuar.
A mis espaldas, sentí el gruñido de Jake y los otros quiluetes.
Giré y me encontré con Dimitri y Felix que sonreían de excitación ante la idea de una pelea.
Danlin y Nana se acomodaron detras mio.
-Preparense... No saben lo que les espera...- dijo Dilann situandose delante mio, junto a los metamorfos.
Aitor y Tommy se pusieron de pie.
Un efluvio llegó hasta nosotros...
Varios vampiros se acercaban y rápido.
Estabamos cercados, y no teniamos otra opción, luchar y forzar el escape...

No hay comentarios :