martes, 13 de septiembre de 2016

Nuevamente al ruedo: Romance y drama!

La historia de Joaquín lleva años guardad en un cajón. Mi chico lindo guarda demasiados secretos y después de tanto tiempo, por fin me animo a liberarlos... pueden leer Distancias Frágiles en Wattpad, veré de dejarles pequeños regalitos por aquí, para avisar siempre que actualice. Por ahora, vamos por la introducción y primer capítulo, pero a la noche subiré capítulo nuevo.
Esta novela nació como romance puro, pero mi amor por el fantasy logró que ganara ciertas modificaciones. Es romance, sí, y drama, pero a mi estilo. Denle una oportunidad, si? desde ya, muchas gracias!!!




-------------------------------------
Espero les guste!!!
Nos leemos pronto!

miércoles, 24 de agosto de 2016

Nada porqué luchar...

Cerró los ojos y se dejó llevar por los recuerdos. Mil imágenes llegaron a sus pensamientos con un mínimo esfuerzo.
Paseos interminables tomados de la mano. Sonrisas y miradas cómplices. Silencios llenos de palabras invisibles. Abrazos cálidos. Besos suaves. Caricias mágicas.
Abrió los ojos y se descubrió a la deriva. Ella ya no estaba ahí para acompañarlo. El paisaje de su casa vacía y muda le arañaba el alma.
Faltaban sus colores, sus canciones. Faltaba ella por completo y él se sentía tan nulo, tan vacío. Nunca volvería a percibir la vida como antes. Su existencia se reducía a la nostalgia de aquellos tiempos que supo compartir con aquella mujer cuya ausencia le resultaba insoportable.
Y ahí estaba él… rugiendo y llorando, como bestia herida que viéndose acorralada no sabe si atacar o huir lejos. Sólo que no tenía a quién enfrentarse. Él era su propio enemigo. Él era el responsable de aquel agujero negro en que se había convertido su vida.
Apoyó la espalda contra la pared más cercana y se dejó deslizar hasta quedar sentado en el suelo. Sentía que la habitación daba vueltas a su alrededor, burlándose de aquella agonía que lo aprisionaba. Cerró los ojos una vez más y se dejó llevar por el cansancio. Ya no tenía nada porqué luchar. Ella ya se lo había dejado muy en claro. Jamás regresaría. No habría más disculpas ni oportunidades.
Quedaba a oscuras la pequeña casa que alguna vez habían imaginado como su futuro hogar. Sin nuevos momentos para guardar en el recuerdo. Sin sueños compartidos por alcanzar.   


--------------------- 
Vuelvo, porque extraño escribir y me resulta imposible negarme al llamado de las musas.
Espero poder actualizar al menos una vez a la semana. Ya veremos cómo fluje esto.
Gracias por estar ahí.
Nos leemos pronto!